“La situación energética es muy grave”

El ex subsecretario de Energía Gustavo Calleja advirtió ayer que “la situación de la matriz energética argentina es muy grave” y reclamó al gobierno nacional que establezca como “servicio público” el gas en garrafa.

El ex funcionario radical calificó como “muy tardía” la suspensión de las exportaciones del producto en ese tipo de envase. “La situación de la matriz energética argentina es muy grave porque no tenemos más gas ni petróleo y somos importadores de ambos, además de la energía eléctrica”, enfatizó Calleja, que integró el gobierno de Raúl Alfonsín. El ex funcionario dijo: “Si este año vienen 16 barcos (con combustible importado), el año que viene van a ser 30”.

El jueves, organizaciones sociales marcharon en simultáneo por calles de ocho provincias del país para denunciar la falta gas en garrafa con los precios establecidos por el gobierno nacional.

La principal movilización fue protagonizada en Capital Federal por miembros de Barrios de Pie, cuyos dirigentes lograron un principio de acuerdo con la administración central tras dos horas de protesta frente al ministerio de Planificación Federal.

Calleja aseguró ayer que “el mercado (para abastecer la demanda) está, pero siempre hay algún travieso que esconde (el producto) o lo cobra más caro”. Después, reclamó al gobierno nacional “establecer por decreto que el gas en garrafa constituye un servicio público”.

El ex funcionario criticó luego los aumentos de precios del producto al referirse al costo establecido por la administración central para la garrafa de 10 kilos.

“El costo real no es más de 5 pesos, por lo que a un precio de 16 pesos se gana igual”, resaltó en declaraciones a radio Cadena Eco. (DyN)

Río Negro