La Marina de Brasil construirá 11 grandes navíos para proteger sus reservas petroleras

La Marina de Brasil planea la construcción de 11 grandes navíos para patrullar de forma constante los yacimientos petroleros en el océano Atlántico. Así lo aseguró el almirante Julio Soares de Moura Neto, comandante del cuerpo.

Los planes brasileños contemplan la construcción de cinco fragatas de 6.000 toneladas (Tn), cinco navíos de patrulla oceánica y un barco de apoyo logístico de 20.000 Tn, detalló Moura Neto en una rueda de prensa celebrada con motivo de la 24º Conferencia Naval Interamericana. “Queremos patrullar permanentemente en las proximidades de los campos petrolíferos. Eso se llama factor de disuasión”, manifestó.

Según la agencia EFE, los militares presentarán hasta el final de este año sus planes al Gobierno, y en 2011 ajustarán los detalles con el Ejecutivo que gane las elecciones del mes que viene, que tomará posesión en enero. De no mediar inconvenientes, la construcción de los barcos patrulla comenzará en 2012.

Los once navíos se sumarán a un paquete de seis fragatas pequeñas, de 500 Tn, una de las cuales ya ha sido entregada y el restante está en construcción, que forman parte del plan de renovación de las Fuerzas Armadas de Brasil.

En el marco de esta estrategia, ya se ha comenzado la fabricación de cuatro submarinos convencionales y se está preparando un astillero para la creación de un submarino de propulsión nuclear, que será desarrollado en asociación con Francia y que previsiblemente estará operativo en 2022, según Moura Neto.

El comandante de la Marina explicó que además de la defensa de la riqueza petrolera del país, la ampliación de la flota va a servir para patrullar el resto de las aguas de jurisdicción brasileña, cuya ampliación está siendo discutida con Naciones Unidas.

El Inversor Energético & Minero