Ancap dice que no tiene "interés" en la Argentina

La firma uruguaya negocia con Pdvsa

La petrolera estatal de Uruguay, Ancap, decidió dejar a cargo de la venezolana Pdvsa la gestión operativa de Petrolera del Conosur, la red de estaciones de servicio que ambas poseen en conjunto en la Argentina. Según fuentes de Ancap citadas por el diario uruguayo El País, esa red de cerca de 120 estaciones (que operan bajo la marca Sol) no es de “interés” para las autoridades uruguayas “por las reglas” que impone el mercado argentino. En 2009, cita el matutino uruguayo, esa empresa perdió US$ 8,2 millones.

En mayo pasado, Ancap había acordado cederle parte de sus acciones en Petrolera del Conosur a Pdvsa. Está previsto que las estaciones Sol pasen a operar en el futuro como PDV Sur. Ahora los uruguayos dicen que pretenden quedarse con casi la mitad de las estaciones que Ancap posee en Uruguay.

El mercado de combustibles en la Argentina, que en teoría es libre, sufre fuertes presiones del Gobierno. El mes pasado, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, obligó a todas las petroleras a retrotraer sus precios a los vigentes al 31 de julio.

Versión sobre Esso

Esta noticia se conoció en momentos en que en Buenos Aires circulan con fuerza versiones de que la petrolera norteamericana Esso podría retirarse de la Argentina, o al menos reducir sustantivamente sus activos aquí.

Consultado al respecto, el director de Asuntos Públicos de Esso Argentina, Tomás Hess, respondió: “No respondo a rumores ni a especulaciones del mercado”.

Sin embargo, otras fuentes del sector reconocieron la existencia de la versión, que indica que la brasileña Petrobras podría adquirir una línea de estaciones de servicio que hoy operan bajo la marca Esso (algunos señalan que también podría adquirir la refinería de Campana). Una posibilidad, afirman las fuentes, sería que lo hiciera en conjunto con Bridas, la empresa que los hermanos Bulgheroni comparten con la china Cnooc. Petrobras vendió recientemente su refinería de San Lorenzo y unas 300 estaciones a la compañía MS&Oil, del empresario Cristóbal López.

La Nación