British Petroleum se retira de Pan American Energy y se reorienta a comprar áreas en Brasil

El acuerdo de compraventa que cerrarán en los próximos días la China National Ofshore Oil Corporation y Bridas con British Petroleum (BP) dejará a las dos primeras empresas con el control societario compartido (50% y 50%) de Pan American Energy.

La británica BP tiene resuelto abandonar, seguramente antes de fin de año, su participación societaria (60%) en Pan American Energy (PAE) , en la cual ingresó hace once años como consecuencia de la compra de la totalidad de los activos que la norteamericana Amoco poseía en todo el mundo.

Amoco, pocos meses antes de la llegada de BP, había concretado en 1999 una asociación con la petrolera Bridas, de la familia Bulgheroni, con el específico objetivo de focalizar sus negocios de producción V exploración de hidrocarburos en el cono Sur.

Esa sociedad entre Bridas y Amoco se había acordado sobre la base de una participación del 40% para Bridas, mientras que el 60% restante de PAE había quedado bajo propiedad de Amoco.

Ahora la petrolera Bridas apunta a cerrar el mismo esquema societario que estableció a comienzos del 2010 con la estatal China National Offshore Oil Corporation (CNOOC), a un precio de u$s 3.100 millones. Por ese acuerdo, la petrolera de China se asoció con Bridas en todo el conjunto de sus negocios internacionales en una completa paridad societaria del 50% para cada parte, acuerdo que la llevó en consecuencia a tener el control de solo el 20% del capital social de PAE.

Ahora la compañía Bridas y la estatal CNOOC están acordando con .BP las puntadas finales de la compra del 60% de las acciones que los británicos mantienen en PAE, siempre sobre la base de un similar crecimiento societario, informó una fuente vinculada a la operación. BP alentó originariamente la idea de percibir una suma millonaria por su 60% en PAE, que algunos especialistas calcularon exageradamente en torno de u$s 6.000 millones.

Sin embargo, acosada por el desastre ambiental que desencadenó en el Golfo de México en abril último una plataforma petrolera contratada por BP, la venta del 60% del capital social de PAE se cerraría en una cifra más realista, que algunos expertos juzgan en torno de los u$s 4.000 millones.

Esa masa de recursos, producto de la venta de sus acciones en PAE, BP la aplicaría a la posterior compra de los activos que la norteamericana Devon Energy posee en Brasil, tanto en áreas offshore como onshore.

Como esos bloques que tiene Devon Energy en Brasil correspondería legalmente que fueran desarrollados por PAE, cuya área geográfica de actuación empresarial comprende todo el cono Sur, BP al desinvertir en PAE quedaría con las manos libres para avanzar sobre los activos petroleros que Devon Energy tiene en Brasil. Esta situación podría generar un juicio entre BP y Bridas.

Cabe recordar que la petrolera Bridas de la familia Bulgheroni siempre fue una compañía singularmente afortunada a la-hora de entablar millonarios litigios en defensa de sus negocios.

Tal fue el caso del pleito que entabló en los tribunales de Texas contra la norteamericana Unocal, por causa de los perjuicios que le ocasionó en Turkmenistán al entrometerse en el negocio del desarrollo de un gigantesco yacimiento gasífero (Yashlar).

Para motorizar esa osada iniciativa petrolera en el Asia Central, Carlos Bulgheroni había llegado a cerrar en las arenas del desierto afgano un inédito acuerdo de paz con el gobierno talibán de Kabul, para poder de esa forma dar paso por su territorio al tendido de un gasoducto que debía terminar en Karachi, punto final de la comercialización del gas que Bridas iba a extraer en Turkmenistán.

Como resultado de ese juicio Bridas cobró de la Justicia norteamericana una indemnización de u$s 1.000 millones que terminó pagando Chevron Corporation, tanto en efectivo como contra entregas de gas. (FUENTE: INFOBAE)

Tecnoil