Lula pronosticó que la Cumbre de Cancún "no resultará en nada"

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, pronosticó que la 16 Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP-16) que se realiza en el balneario mexicano de Cancún “no resultará en nada”, a raíz de las ausencias de los principales líderes

“La COP-16, en México, no resultará en nada. No estará ningún gran líder, como máximo los ministros de Medio Ambiente, así que no habrá un avance”, dijo Lula, durante una ceremonia en la que su gobierno anunció una caída del 14 por ciento en el rítmo de destrucción de bosques amazónicos brasileños, que perdieron 6.451 kilómetros cuadrados de cobertura forestal entre agosto de 2009 y julio pasado.

Tras recordar que este es el índice de deforestación más bajo registrado desde que se iniciaron los monitoreos por satélite, en 1988, Lula afirmó que, independiente de las negociaciones con miras a un acuerdo global, Brasil mantendrá su meta de reducir en un 39 por ciento sus emisiones de gases contaminantes hasta 2020, mediante un recorte del 80 por ciento en la destrucción de bosques amazónicos.

“Lo importante es que nosotros estamos cumpliendo el compromiso que hemos asumido aquí en Brasil. Lo estamos cumpliendo y no necesitamos favores para hacerlo. Lo haremos porque es nuestra obligación”, expresó el mandatario, quien se manifestó complacido por entregar “un Brasil más preservado” a su delfín y sucesora electa, Dilma Rousseff, quien asumirá la jefatura de Gobierno el 1 de enero de 2011.

Lula canceló su participación en la COP-16, en la que Brasil estará representado por la ministra de Medio Ambiente, Isabella Teixeira, quien, según pronostican fuentes políticas, será confirmada en el cargo por Rousseff.

Teixeira afirmó recientemente que a Brasil le interesa principalmente un avance en los debates en torno al llamado acuerdo REDD, que permitirá que los países industrializados compensen sus emisiones de gases causantes del llamado efecto invernadero pagando a los países en desarrollo por la conservación de su foresta.

“Brasil está haciendo su lección de casa. Ello nos da condiciones políticas para exigir resultados (de las negociaciones globales)”, dijo recientemente la ministra.

Ámbito.com