YPF subió hasta 5,4% sus precios, pese a que rige el congelamiento

Los aumentos se conocen cuando hay serios problemas para cargar nafta súper

Antonio Rossi

En forma sorpresiva y sin ningún comunicado previo, la petrolera YPF comenzó a aplicar desde ayer un incremento en los precios de los combustibles que oscila entre el 3,6% y el 5,4%.

Tras el ajuste que dispuso la petrolera hispano-argentina, el valor de la nafta premium trepó a $ 4.769 , mientras que en el caso de la nafta súper el nuevo precio es de $ 3,926. Por el lado del gasoil, el producto Eurodiesel subió a $ 4,319 el litro y en el caso de la variedad común de Ultradiesel el litro pasó a costar $ 3,339.

YPF abastece a más del 55% del mercado de combustibles .

Los aumentos aparecen luego de varios días en los que se hizo muy difícil en todo el país cargar nafta súper, por el racionamiento que aplicaron las petroleras, a lo que se sumó un conflicto gremial de trabajadores de YPF en Chubut que está afectando la producción de combustible.

A diferencia de los aumentos que estuvo aplicando hasta mediados de año cuando los daba a conocer con anterioridad, ayer YPF hizo silencio absoluto y sólo se limitó a confirmar en forma extraoficial los nuevos precios de los combustibles.

Tras las consultas que comenzó a recibir desde temprano de sus asociados que se encontraron con la orden de YPF de remarcar los precios; la titular de la Federación de Empresarios de Combustibles (FECRA), Rosario Sica fue la única que salió a informar que ya estaban vigentes los nuevos valores.

La suba aplicada por YPF sorprendió por partida doble.

Por un lado, por los porcentajes de aumentos que superaron ampliamente los ajustes graduales que había implementado la empresa hasta mediados de año.

Y por otro lado, porque en teoría aún sigue vigente la medida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno que mantiene congelados los precios de los combustibles.

A principios de agosto, Moreno dictó la resolución 295 por la cual le ordenó a las petroleras y las estaciones de servicios vuelvan a cobrar los valores que estaban vigentes al 31 de julio.

El precio promedio de la nafta súper acumuló un alza del 28% entre julio de 2009 y el mismo mes de 2010. En el caso de la variedad premium, el aumento promedio en ese período alcanzó un 35%. En el caso del gasoil, los incrementos treparon a un 40% en la variedad común y a un 34% en el producto premium.

Lejos de creer que se trata de un acto de rebeldía frente al Gobierno, para los analistas del sector la movida que hizo YPF con los aumentos contaría con el visto bueno del ministerio de Planificación .

“Lo más probable que es YPF haya sabido de antemano que se va a dejar sin efecto el congelamiento instrumentado por Moreno. Seguramente entre hoy y mañana veremos en el Boletín Oficial la anulación retroactiva de la resolución 295, con lo cual los aumentos de YPF no tendrían ninguna traba legal”, destacó un consultor petrolero.

Si bien las restantes petroleras no quisieron adelantar ayer que decisión tomarán ante la jugada de YPF, lo más probable es que en las próximos días procedan a reajustar sus precios que también se encuentran en freezer desde fines de julio.

Tanto en público como en privado, las petroleras le venían reclamando al Gobierno que levante el congelamiento aplicado a los surtidores para poder afrontar los mayores precios del crudo que utilizan para producir combustibles y las subas salariales que se otorgaron en los últimos meses.

Clarín.com

_____

En Santa Cruz intimaron a YPF para que liberara combustible almacenado

Tras varios días de desabastecimiento en localidades santacruceñas y largas filas en las estaciones de servicios que, en muchos casos solo expendían los tipos de naftas más caras, el martes YPF fue intimada para que liberara el combustible y se normalizara la situación

La intimación se produjo a través del envío de una carta documento remitida por el Instituto de Energía de Santa Cruz hacia las autoridades de la firma petrolera.

Antes, los estacioneros habían denunciado públicamente que la playa de tanques de Río Gallegos contaba con reserva de combustible para varios días, pero que la misma no se distribuía por orden de YPF.

Ante la posibilidad de que la operadora estuviera especulando, un equipo de inspectores del mencionado Instituto fue hasta la playa de tanques y confirmó la existencia del stock acumulado.

Según indicó ayer el diario La Opinión Austral, en su sitio on line, en un principio hubo una fuerte negativa por parte de las autoridades de la planta de almacenaje para que se conociera la situación del lugar, pero no pudieron evitar la inspección dado que el Instituto de Energía es la máxima autoridad de aplicación provincial de las operadoras.

“Encontramos que los niveles de existencia habían subido y dentro del predio había camiones con combustible de la empresa, parados”, dijo el titular del ente autárquico,  Juan Ferreiro, quien ayer por la mañana encabezó una nueva inspección para corroborar que los camiones de transporte de combustible estuviesen saliendo de la planta para realizar los despachos a las estaciones de servicios.

El desenlace trajo algo de normalidad a la ciudad capitalina que desde hace varios días tenía abarrotadas sus calles céntricas.

“Si esto vuelve a pasar tenemos el compromiso de la empresa para que esto se resuelva. Para la solución de esta situación no sólo trabajó el Instituto, sino el Gobierno en su conjunto. Cada uno hizo su parte. Por nuestro lado, actuamos verificando la existencia del combustible y la cantidad de camiones”, expresó Ferreiro.

EN ZONA NORTE

Voceros gubernamentales de esta provincia no especificaron si la intimación del Instituto de Energía también exigía la liberación de combustible de la planta ypefiana emplazada en el barrio Mosconi de Comodoro Rivadavia, desde donde se abastece a las localidades del norte santacruceño.

Lo cierto es que ayer por la mañana, luego de aproximadamente siete días de escasez de carburantes de esa marca, los camiones cisterna con la identificación de esa petrolera comenzaron a llegar a esta zona.

En ese lapso, la emergencia fue indirectamente paliada por las estaciones de servicio de Petrobras dado que esta empresa dispone de una planta de almenaje en el Puerto Caleta Paula y sus camiones virtualmente no dieron abasto para atender la demanda.

En Caleta Olivia, a modo de ejemplo, la estación ubicada en las adyacencias de El Gorosito estuvo durante varios días y noches abarrotada de automovilistas que esperaban largos minutos para aprovisionarse.

Esta situación comenzó a descomprimirse a media tarde de ayer, luego de que se normalizara el expendio en la Estación San Carlos (de YPF), ubicada en el acceso norte, que es la única que se encuentra operando por estos días ya que la denominada San Jorge está cerrada por refacciones.

Patagónico.net

_____

Entre Ríos: Se siente la escasez de combustible en el interior de la provincia

Lo aseguró el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible, Osvaldo González, quien reconoció que en Paraná todavía no se nota el faltante. En localidades como Concordia o Chajarí las estaciones de servicios llevan dos días sin combustible

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustible de Entre Ríos, Osvaldo González, afirmó a UNO que “en algunas localidades del interior de la provincia ya existe escasez de combustible, sobre todo nafta y gasoil”.

El conflicto sindical entre personal jerarquizado y la empresa YPF llevó a paralizar la producción de petróleo en el sur del país. Y los coletazos se hicieron sentir en forma inmediata en los principales puntos del país, sobre todo en los grandes centros urbanos y las capitales de provincia.

En diálogo con UNO el dirigente explicó que, en Entre Ríos, las localidades más afectadas son “Chajarí, Gualeguay, Nogoyá y Concordia”, en alguna de las cuales “llevan un día sin combustible y en otros casos ya van por el segundo día de faltante”.

Consultado acerca del estado de situación en la capital provincial indicó: “En Paraná todavía no se ha sentido el faltante, aunque tiene que ver con la reserva existente en algunas estaciones de servicio”.

Uno Entre Ríos