Otro fin de semana largo con problemas para cargar nafta

En el interior, aunque hubo operativos de recarga, varias estaciones se quedaron sin combustibles

Escena ya conocida en un fin de semana largo: la de llegar a una estación de servicio y ver que no hay más combustible. Durante los feriados por el Carnaval no ocurrió la excepción. En varios puntos del país -en algunos, como Mendoza, con situaciones más graves que en otros- los usuarios sufrieron inconvenientes y algunos hasta quedaron varados. En varios lugares, de todas formas, ayer se dispuso un operativo de emergencia -en general, los feriados no circulan los camiones- para recargar los surtidores.

En Mar del Plata, con más de 280.000 turistas arribados a partir del viernes, según datos municipales, las estaciones de servicio más afectadas fueron las de YPF. En algunos casos quedaron obligadas a suspender la atención al público por algunas horas, hasta que llegaron los camiones que reponían reservas. Aun así, los empresarios del sector afirman que las petroleras tuvieron algo más de puntualidad en la entrega. “Mejoró algo el ritmo de abastecimiento, quizá para que no haya tantos problemas durante el fin de semana”, señaló a LA NACION la titular de la Cámara de Expendedores de Combustible de Mar del Plata, Mónica Killian.

En algunas estaciones hubo carteles blancos que tapaban los surtidores sin reservas. En algunos casos nafta súper, en otros el diésel. “Venimos advirtiendo hace meses de las dificultades que tenemos para que se amplíen los cupos para nuestras estaciones de servicio”, dijo Killian.

Como la falta de combustible se concentró -igual que en otros puntos del país- en YPF, varios automovilistas se vieron obligados a gastar más, ya que las otras petroleras tienen precios más altos.

Los estacioneros marplatenses reclaman que se amplíen los cupos asignados por las petroleras o, al menos, que se cumplan los comprometidos. Dicen que se entrega menos de lo que corresponde y que, además, el diagrama de abastecimiento arrastra un día de demora.

Según Luis Malchiodi, presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de Buenos Aires, hubo faltantes -que luego se solucionaron- en la ciudad de La Plata y en localidades del conurbano. Agregó que se cumplió el compromiso de la Secretaría de Energía de que no faltara combustible en las zonas de veraneo, “tanto en la costa como en las sierras”.

Sin embargo, en la provincia de Córdoba se agudizaron durante los días feriados los faltantes que habitualmente existen, tanto de gasoil como de nafta súper.

De todas maneras, también se dieron allí los operativos para recargar los surtidores, tras los cuales se formaban largas colas de vehículos.

En la provincia de Santa Fe, en tanto, los mayores inconvenientes se observaron en la ciudad de Rafaela y en varias localidades ubicadas a la vera de la ruta nacional 34. El problema se presentó en la mayoría de las estaciones de servicio. Según los propietarios, los cupos se respetaron, pero lo que ocurrió fue un fuerte aumento de la demanda como consecuencia de los feriados.

En las ciudades de Santa Fe, Rosario, Venado Tuerto y Reconquista también hubo un fuerte incremento de la demanda, que provocó demoras para cargar.

Turistas varados

En Mendoza, entretanto, la situación fue más preocupante: hubo turistas chilenos que no pudieron volver a su país, regresos demorados y cientos de excursiones frustradas, durante un fin de semana en el que encontrar combustible se convirtió en una preocupación permanente, y para cientos de viajeros, en una odisea que ni siquiera tuvo premio.

El faltante fue de naftas y de gasoil y afectó no sólo a las estaciones de YPF, sino también de otras petroleras.

Los problemas en tierras mendocinas se dan ya desde hace dos años cada vez que hay feriados, y los propios empresarios del sector ya califican el problema como “crónico”. LA NACION pudo comprobar anteayer por la tarde que la ausencia de nafta y gasoil en el Gran Mendoza era total, incluso en algunas estaciones que imponen cupos de 50 o 100 pesos para cargar y disponen de reservas en fines de semana que, se sabe, tendrán más demanda.

Hoy, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se reunirá con entidades que reúnen a estaciones de servicio para acordar un sistema de control que asegure la oferta de combustibles.

La Nación