Nos sobra petróleo por primera vez en tres años

Neuquén, 15 de Jun. (APE).- A pesar de la caída en la producción de Petróleo, está al máximo su capacidad de almacenaje. Esto se debe a la baja en el consumo de gasoil y medidas de ahorro fiscal que frenaron la exportación.

El sector energético acaba de confirmar una nueva paradoja: en un contexto de caída constante de la producción de crudo durante los últimos 13 años.

La situación determinó que en los primeros meses de 2012 comenzó a sobrar crudo, hecho inédito en los últimos tres años.

Fuentes consultadas por medio nacionales, expresaron que el petróleo neuquino (el de mejor calidad y el más buscado por las empresas) está sobrando. Esto no ocurre desde principios de 2009, poco después de la quiebra de Lehman Brothers y el inicio de la crisis financiera en el mundo, lo que indicaría que existe un enfriamiento de la economía.

El petróleo neuquino, el principal pulmón abastecedor del país, se transporta por ducto a la terminal de Puerto Rosales, en Bahía Blanca, que opera la empresa Oiltanking. Allí se almacena y luego se despacha a las refinerías. De acuerdo con números privados que se manejan en el sector de exploración y producción, la provincia patagónica aportaba unos24.000 metros cúbicos(m3) diarios, pero en los últimos meses disminuyó esa cifra a unos21.000 m3, por una baja en la demanda. Dado que la capacidad de almacenaje es de unos200.000 m3, la acumulación paulatina de crudo deja cada vez menos capacidad ociosa.

Desde una de las principales refinadoras del país (un sector compuesto por YPF, Esso, Shell, Oil y Petrobras) desestimaron, al menos por ahora, la alternativa de exportar crudo.

Según los últimos números oficiales disponibles, el ritmo de venta en los surtidores muestra un amesetamiento de la demanda en algunos casos, y en otros, un freno. En abril, las naftas, tanto la súper como la premium, crecieron por debajo de un 5%, lejos de los patrones de años anteriores. Pero el gasoil, el combustible más requerido en el país, tuvo una caída mayor al 7%.

Por otra parte, a principios de febrero, cuando aún estaba vigente el plan para reducir subsidios, el Gobierno les quitó beneficios fiscales por $ 2.000 millones al año a algunas petroleras, entre ellas Pan American Energy y la china Sinopec. Si bien hay tratativas para reponer parte de esos alicientes, aún no se concretaron.

Quienes demandan petróleo, entonces, están seducidos por el menor valor del Escalante, que está unos u$s 15 menos que los u$s 75 que cuesta el barril de medanito –petróleo neuquino-.

Patagonia Energética