Archivo de la etiqueta: Corporativas

Sumate al webinar: ¿Qué hizo el gobierno de Mauricio Macri en el sector energético?

EJES y FARN, invitan al Webinar “La política energética de Cambiemos”.  Esta videoconferencia se realizará el martes 10 de septiembre a las 14 hrs y se podrá acceder de forma gratuita, inscribiéndose en este link.

Como parte de EJES, Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, invitamos a esta videoconferencia donde haremos público el informe “El ocaso de la ilusión neoliberal”, un estudio cronológico desde diciembre de 2015 a agosto de 2019 con las medidas que delinearon la política energética del gobierno de Cambiemos.

Por su parte, FARN, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, presentará el documento “Subsidios a los combustibles fósiles en Argentina 2018-2019”.

Esperamos puedan acompañarnos.

¿CÓMO PARTICIPAR?
La actividad es gratuita, con inscripción obligatoria
Una vez realizada la inscripción se recibirá el link para acceder al Webinar.

Martes 10 de septiembre / 14 hrs (Argentina)
Inscripciones: https://attendee.gotowebinar.com/register/581617863126876941

Se desinfla el gas en Vaca Muerta

Los datos de marzo sobre la evolución de la extracción de gas podrían indicar que la trayectoria de crecimiento iniciada en 2018 comienza a mostrar signos de reversión. Las promesas de subsidios focalizados en Vaca Muerta y de incremento del precio del gas en dólares contenidas en el programa energético del Gobierno nacional sirvieron de estímulo para traccionar inversiones, aunque los desequilibrios macroeconómicos empujaron a que el gobierno redefina el programa.

El año pasado aproximadamente el 20% del gas consumido fue importado, una situación que se arrastra desde hace más de diez años. El aumento de la producción de gas en 2018 (5,29% en términos interanuales, la mayor variación desde el 2004), motorizada por los subsidios, redujo el déficit externo. Atendiendo esta problemática, el gobierno plantea que el desarrollo del gas no convencional en general, y el proveniente de Vaca Muerta en particular, va a permitir revertir la brecha convirtiendo a la Argentina en un exportador neto. En relación a esta expectativa, un documento difundido por la Secretaría de Gobierno de Energía en septiembre de 2018 proyectaba que la producción de gas se duplicaría en el 2023. Con ese horizonte, la misma secretaría firmó la Resolución Nº 104/2018 que aprobó un nuevo régimen para la exportación de gas.

El crecimiento de la producción de gas de 2018 se debió a la explotación no convencional, más precisamente al extraído de Vaca Muerta (shale gas), que evidenció un salto productivo de significativo tenor. Este comportamiento está explicado por los subsidios transferidos a las petroleras para estimular la inversión en la formación. Más precisamente a la empresa de Paolo Rocca, Tecpetrol, cuya decisión de explotar el área Fortín de Piedra se debe a la presencia de estos subsidios. Hoy en día la dinámica productiva del shale gas depende en gran medida del nivel de actividad en el área de Tecpetrol, como lo indica el último dato disponible: en marzo el 52% del gas de Vaca Muerta se obtuvo de ese área.

En relación al ajuste al alza del precio del gas, por iniciativa del ex-ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren, desde octubre de 2016 y hasta junio de 2018 se aplicaron continuos incrementos en vista de alcanzar los USD 6,80 por millón de BTU en octubre de 2019. Estas subas no implicaron una mejora de la ecuación económico-financiera para las empresas petroleras, ya que el mayor precio recibido fue compensado por menores subsidios. Sin embargo, la política de precio perseguida funcionó como estímulo para las inversiones ya que llegar al precio objetivo sí hubiese significado que opere una mejora económica para estas compañías.

La insustentabilidad del programa económico de Cambiemos, puesta en evidencia con la gran devaluación de la moneda y la firma de un acuerdo Stand-By con el Fondo Monetario Internacional (FMI), afectó el programa energético. El encarecimiento del dólar provocó que se haga sumamente oneroso en términos económicos, pero también políticos -por la resistencia que generaba y genera la política tarifaria-, mantener el sendero de actualización del precio del gas, por lo cual fue dejado de lado. Desde que se revirtió la tendencia alcista, la caída acumulada del precio del gas en dólares es cercana al 30%.

El salto cambiario también provocó que se engrosen las partidas presupuestarias vinculadas con los subsidios energéticos ya que estos están definidos en dólares. Por tal motivo, y en el marco del ajuste fiscal comprometido con el FMI, a principios de año se tomaron medidas para evitar que los subsidios crezcan: la no inclusión de nuevas áreas pendientes para que formen parte de los subsidios y el recorte en el volumen subsidiado a Tecpetrol, medida que se encuentra judicializada.

La redefinición del programa energético es un elemento a considerar no solo para delinear cuál va a ser la evolución del sector de cara al futuro, sino también, para comprender la  situación actual. En marzo la novedad no radica tanto en la caída de la producción total de gas (3,84% en términos intermensuales), sino que lo que sorprendió fue que esta baja haya estado explicada por la caída del no convencional (5,43%), su mayor caída intermensual registrada desde marzo de 2011. Si bien el tight gas continuó con el descenso que arrastra desde hace meses, lo que provocó la caída del no convencional fue que el gas extraído de Vaca Muerta frenó su crecimiento e, incluso, disminuyó. En caso de ratificarse la baja en los próximos meses, el aporte de Vaca Muerta al cambio de la realidad del sector distará de las expectativas gubernamentales.

Evolución de la producción de shale gas y tight gas. En millones de m3 diarios

 

 

Editorial EJES: Vaca Muerta cuesta arriba

Los primeros meses de Gustavo Lopetegui al frente de la Secretaría de Energía de la Nación implicaron, entre otras cosas, que Vaca Muerta tuviese un papel secundario en las portadas de los diarios nacionales. Sin embargo, la cantidad de novedades vinculadas con el megaproyecto son difíciles de abordar. Lo que da cuenta, por un lado, de la relevancia que sigue teniendo para los actores institucionales y corporativos y, por otro lado, de las dificultades y controversias que impiden su acelerada y pretendida expansión.

Más allá de una personalidad menos afecta a los medios que la de su antecesor, el freno a la promoción estatal de Vaca Muerta se debe a que Lopetegui llegó para ajustar subsidios. En Fortín de Piedra, el único proyecto hidrocarburífero del que podía jactarse el macrismo como propio de su era, comenzó un duro diferendo. Esta fricción tuvo un nuevo episodio: Tecpetrol demandó al Estado por 2.500 millones de pesos por subsidios mal liquidados.

El año pasado, el área netamente gasífera Fortín de Piedra permitió que, cuando los ojos globales se posaban sobre argentina en el marco del G20, se pudiera destacar oficialmente el esfuerzo nacional para minimizar emisiones de cambio climático utilizando el discurso del gas como energía puente. El Ejecutivo nacional aseguró que el gas es menos nocivo que la explotación de crudo y eso es colaborar con el cambio climático. El discurso que enarbolaba a la Vaca Muerta gasífera como un proyecto amigable con el clima duró lo que el G20 en Argentina. Desde fines del año pasado, las inversiones corporativas apuntaron nuevamente al petróleo. Así lo hacen entre otras YPF, Shell y Vista, las compañías que en los últimos meses han realizado los anuncios más cuantiosos.

Desde otra óptica el desarrollo hidrocarburífero no convencional implica la profundización de la precariedad laboral. En mayo también en Fortín de Piedra murieron dos operarios de la compañía de servicios Pecom. Con esos decesos, fueron ocho las muertes en la cuenca neuquina en los últimos 15 meses. Un muerto cada menos de dos meses. Lo que obligó al sindicato petrolero -más afecto a cuestionar a sus afiliados que a las empresas- a realizar duras declaraciones sobre la seguridad en los yacimientos y exigió la reducción de los diagramas de trabajo y propuso aumentar la rotación con una grilla de 10 días en el campo y cinco en la casa, la eliminación de los campamentos en el medio del campo y los recorredores nocturnos de los pozos que salen solos. “Si el precio que tenemos que pagar para la explotación de hidrocarburos es la vida de un compañero, desde ya decimos que el proyecto Vaca Muerta ha fracasado”, posteo el sindicato de petroleros privados de Neuquén en su Twitter.

Por otro lado, la crisis macroeconómica nacional también ha puesto en jaque el proyecto del tren a Vaca Muerta. Cuando se anunció su licitación a mediado del año pasado se informó que  su concreción abarataría un 10% el costo de cada pozo. Pese a los esfuerzo gubernamentales tras el fracaso de la inicial propuesta de financiamiento público-privada, buscaron salvarla mediante la venta de carga anticipada, tampoco lo lograron, las reservas del sector privado fueron muy pocas.

Otra nota destacada de estas últimas semanas, la merece la resolución del juez de Garantías, Gustavo Ravizzoli en la causa de los hermanos Vela contra las autoridades de la comunidad Campo Maripe. En ese fallo el magistrado señaló tuvo en cuenta el cambio de paradigma que implica el derecho indígena y señaló que esta conflictividad no puede ser materia penal, sino a lo sumo civil y señaló que debería buscarse soluciones políticas más que judiciales. Los hermanos Vela reclaman la nulidad de la sentencia. Este es solo un ejemplo de las centenares de conflictos territoriales, no solo indígenas, que acarrea el desarrollo del megaproyecto Vaca Muerta.

Continúan la causa en torno a la denuncia contra la planta de tratamiento de residuos hidrocarburíferos Treater, ubicada en Añelo. Por un lado, Greenpeace y la Asociación de Abogados Ambientalistas de Argentina, junto a la APDH y a la Confederación Mapuche de Neuquén sostienen que hay contaminación por fuera de la piletas en las que se depositan los residuos y la empresa responde con otros estudios que aseguran que no hay afectación. “No somos un basurero”, afirma Treater en un comunicado. La fiscalía de Delitos Ambientales, a cargo de Maximiliano Breide Obeid seguirá investigando las muestras tomadas con nuevos estudios de mayor complejidad.

Finalmente, Mendoza, donde la explotación de fracking comenzó sin un estudio de impacto ambiental por lo que el tema está judicializado por varias organizaciones entre ella FARN, ahora ofrece bajar en un 50% las regalías para impulsar la inversión petrolera, estás serán en áreas determinadas y la reducción hará pasar de un 12% a un 6% lo percibido por el estado.

Desconcierto en el mundo frackers tras la bancarrota de Weatherford

La cuarta empresa mundial de servicios petroleros inició el proceso para ajustarse al Capítulo 11 de la ley de quiebras norteamericana y de esta manera reestructurar su deuda. La compañía líder en el mundo del fracking y con fuerte presencia en Vaca Muerta acumuló deudas mayores a sus capacidades de pago tras cuatro años consecutivos de balances negativos. No es la primera que tiene que acudir a este mecanismo para intentar salvarse, en el mismo sector Halcon Resources Corp. y Alta Mesa Resources Inc, Parker Drilling, Gastar Exploration y varias firmas de menor tamaño también están planteando sus dudas en torno a la posibilidad de continuar en el negocio.

Pese al aumento en los precios de crudo de los últimos meses -a valores similares a los de 2014, cuando ocurrió el boom de la explotación no convencional- que fue acompañado con un aumento en la producción de hidrocarburos, las empresas frackers no pueden superar sus crisis. En este sentido, Weatherford debe reestructurar 5.8 mil millones de dólares y, según la Agencia Bloomberg, el horizonte de 2019 pueden ser aún más duro. Tras el desplome del valor de las acciones, la Bolsa de New York la notificó de la exclusión de la lista de empresas en cotización.

El Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA por sus siglas en inglés) viene alertando duramente sobre la crisis financiera del fracking en Estados Unidos, en su último informe “Actualización del mercado energético: Más banderas rojas en el fracking” detalla los flujos de efectivo negativos y enfoca sobre todo en los resultados decepcionantes del 2018. El estrés permanente del sector lleva a que los inversores pierdan las expectativas, las promesas incumplidas del sector, a pesar de las mejores condiciones tras el aumento del precio del barril no han modificado esta tendencia. “Las compañías consiguieron financiamiento de alrededor de $ 22 mil millones de aportes de capital y deuda en 2018, menos de la mitad del total en 2016 y casi un tercio de lo que recaudaron en 2012”, asegura el informe.

La distancia que ha tomado Wall Street con el sector llevó a que a las firmas a desprenderse de activos para poder sortear las crecientes deudas. IEEFA  asegura que “hasta que las empresas de fracking puedan demostrar que pueden producir efectivo, así como hidrocarburos, sería prudente que los inversores consideren al sector de fracking como un empresa especulativa con fundamentos débiles e inciertos”. Sus argumentos también se basan en que ya “167 empresas de petróleo y gas se declararon en quiebra entre enero de 2015 a diciembre de 2018, afectando a más de $ 95 mil millones de deuda total”.

Las consecuencias que puede traer esta situación de las empresas de servicios en Argentina aún no están claras, pero los/as analistas que siguen la burbuja del fracking en Estados Unidos, comenzaron a hacer foco sobre Vaca Muerta. Las noticias de inviabilidad pueden transformar los sueños de los frackers criollos en pesadillas populares, al fin y al cabo los costos de las malas decisiones políticas siempre tocan la puerta de los/as más humildes.

Afectados por Chevron en Ecuador dan vuelta al mundo en búsqueda de justicia: episodio Canadá

La Corte de Justicia de Canadá negó la posibilidad a las comunidades ecuatorianas afectadas por Chevron-Texaco que buscaban continuar con el proceso judicial en el país. Con esta decisión la poderosa multinacional petrolera norteamericana extiende su impunidad, mientras que la contaminación y las afectaciones de la amazonía ecuatoriana se agravan con el tiempo.

Por OPSur-

La Corte Suprema de Justicia de Canadá se negó a tramitar la apelación presentada por los afectados ecuatorianos en contra del fallo de la Corte de Apelación de Ontario del 23 de mayo de 2018. Este último rechazó el proceso de homologación de la sentencia ecuatoriana en contra de los activos de Chevron en Canadá bajo el argumento de que los activos de Chevron Canada no pertenecían a Chevron. La situación tiene similitudes con lo ocurrido en Argentina en 2012, cuando la Corte Suprema argumentó que Chevron Argentina no era Chevron Corporation. Las y los afectados están reclamando en todo el mundo la posibilidad de ejecutar la sentencia que lograron en Ecuador de donde la petrolera retiró sus activos por lo que no puede hacerse efectivo el cobro de la condena. De esta manera Chevron se convirtió en una prófuga de la justicia ecuatoriana.

La Campaña Global es una red global de más de 200 organizaciones, movimientos, sindicatos y comunidades afectadas a nivel mundial por las empresas transnacionales, ellas lamentaron la decisión, en su comunicado destacan: “En 2015, los siete jueces de la Corte Suprema de Canadá decidieron aceptar la jurisdicción para llevar el “proceso de ejecución” en Canadá, acatando la legitimidad de la decisión de la Corte Suprema del Ecuador sobre Chevron. Esta decisión representó una gran esperanza para las comunidades indígenas de la Unión de Afectado/as por Chevron – Texaco en Ecuador (UDAPT) de que la justicia podría ser alcanzada. Sin embargo, el 23 de mayo de 2018, la Corte de Apelación de Ontario rechazó la demanda de los/as afectados/as, bajo el argumento amparada en que Chevron de Canadá era una empresa autónoma e independiente de Chevron matriz y que, por lo tanto, no tenía ninguna obligación con la justicia ecuatoriana, rechazó la demanda de los/as afectados/as. Esto representó un golpe más al pueblo indígena ecuatoriano, el cual presentó la apelación que ha sido rechazada el día de hoy”.

Las operaciones de Chevron en la Amazonía afectaron profunda y negativamente la vida de los pueblos indígenas, el ecosistema, el agua y los bienes comunes. Entre 1964 y 1992, la empresa desechó cerca de 650.000 barriles de petróleo crudo y más de 60.500 mil millones de litros de aguas residuales en los ríos y suelos de la selva, afectando la salud y formas de vida de más de 30.000 indígenas y campesinos de diferentes comunidades El nefasto saldo de sus actividades en Ecuador llevó a que el caso sea conocido como el “Chernóbil en Amazonía”.

Willian Lucitante, Coordinador de la Unión de Afectados por Texaco (UDAPT), consideró “lamentable que el tecnicismo jurídico y la falta de dinero sea un obstáculo para el acceso a la justicia de los pueblos en Canadá. Es deplorable que se nieguen sus derechos a las víctimas de crímenes corporativos”. Su organización busca lograr la ejecución de la sentencia ecuatoriana en otros países, con el objetivo de que sean reparados los daños ambientales, sociales y culturales causados por la petrolera. La sentencia de la justicia ecuatoriana es irrevocable, por lo que lo/as afectado/as persistirán en su lucha por el acceso a la justicia en otras jurisdicciones extranjeras hasta que se reparen los daños.

Foto gentileza

Pablo Fajardo, es el abogado de los indígenas y campesinos afectados por Chevron, en diálogo con el Observatorio Petrolero Sur asegura que “la justicia no existe cuando el criminal que causa la muerte, viola los derechos humanos y rompe todas leyes es una empresa o una transnacional, y más cuando las víctimas son pueblos indígenas, ancianos, mujeres y la naturaleza, en esos casos la justicia no existe sencillamente”. Fajardo es parte de las comunidades, el timbre de voz transmite fortaleza a pesar del duro momento que les toca vivir, la resiliencia es el antídoto que se construye ante un régimen de impunidad globalizado. “Las transnacionales han creado una estructura política, económica, académica en el mundo que controlan prácticamente todo, el comercio, la economía mundial, los medios de comunicación, la academia, la investigación y ahora también controlan la justicia nacional e internacional. La trasnacionales han ido ganando terreno en este contexto global”.

Fajardo remarca que “desde la UDAPT hemos demostrado el crimen de Chevron, se ha demostrado todo el daño que hizo de forma intencional en la Amazonía Ecuatoriana, hay sentencias condenatorias firmes en Ecuador en contra de la empresa. La Corte de Canadá y antes la Corte de Brasil y Argentina, no se atreven a reconocer la sentencia ecuatoriana porque es contra Chevron, la empresa que lleva el símbolo de la impunidad corporativa global, entonces obviamente que tuvieron miedo de meterse con las grandes empresas y eso es un problema. Toda la estructura de los paraísos fiscales, las subsidiarias, el sistema de defensas, es increible como han creado un escudo de protección para trasnacionales y pueden cometer crímenes con los que hasta ahora son impunes. Obviamente sabemos que esto no va a hacer así eternamente, que vamos a romper ese esquema y como UDAPT no vamos a claudicar, vamos a seguir litigando y peleando hasta donde sea posible, para que Chevron pague lo que debe y podamos reparar nuestra Amazonía, no queremos más muertes por contaminación”.

La mayor preocupación es el transcurrir del tiempo con esa contaminación afectando a las comunidades y el ambiente. “La consecuencia principal es la vida humana, cada año tenemos unos doscientos nuevos casos de cáncer, hay un exceso que son atribuibles a la contaminación dejada por Chevron. Mientras ese daño no se repare, seguiremos sumando víctimas, teniendo niños que no pueden jugar en los ríos, campesinos que no pueden cultivar la tierra, pueblos indígenas que le han arrebatado su cultura, sus tradiciones, sus formas de vida” remarcó Fajardo.

Por herramientas supranacionales para conseguir justicia y reparación

La Campaña Global en su comunicado recalcó la necesidad de tener acceso a la justicia en los ámbitos supranacionales, “La decisión de la Corte Suprema de Canadá demuestra una vez más la arquitectura que ampara la impunidad de las empresas transnacionales. El caso Chevron no es único. Ante la gran cantidad y el carácter sistemático de los conflictos sociales y ambientales generados por las empresas transnacionales en todo el planeta, la  exhorta a los Estados a avanzar consistentemente en la negociación de un Tratado Internacional vinculante sobre empresas transnacionales y derechos humanos y llama a la solidaridad internacional con las comunidades amazónicas afectadas por Chevron”.

Compañías europeas a la conquista de Vaca Muerta

La intervención de las empresas europeas en la actividad hidrocarburífera en Argentina varía, por lo que es difícil pensarlas como un bloque homogéneo. PAE/BP, por ejemplo, es la principal productora privada del país, en 2017 fue responsable del 20,3% del crudo y del 12,3 % del gas extraído, ubicándose detrás de YPF (46,5 % del crudo y 36,5 % del gas); mientras que Total, con el 26,7 %, fue la segunda productora de gas de Argentina. En tanto Shell, la principal firma privada en refinación y venta de combustibles, está reorientando sus inversiones hacia la producción de crudo, con una participación, de momento, marginal. Lo mismo ocurre con la producción de crudo y gas de Wintershall y PGR, que fueron inferiores al 1 %; mientras que Equinor y Gazprom, aún no iniciaron la etapa de extracción.

¿Por qué tiembla Vaca Muerta?

El jueves 7 de marzo a las dos de la mañana un sismo de 4,8 grados Richter sacudió nuevamente al paraje Sauzal Bonito, ubicado al lado de la explotación estrella del gas no convencional “Fortín de Piedra” de la empresa Tecpetrol (Techint). Fue el movimiento telúrico más importante que los que la zona empezó a sufrir regularmente el año pasado en consonancia con el aumento de las perforaciones y las fracturas hidráulicas del yacimiento que los convirtieron a Tecpetrol en el tercer extractor de gas del país.

¿Por qué tiembla Vaca Muerta? Es un informe audiovisual que realizamos en Sauzal Bonito los últimos días de febrero del 2019 entrevistando a vecinos y vecinas del lugar que nos cuentan sus temores, el riesgo de que se caigan sus casas, la ansiedad de las y los niños, la incapacidades ante una emergencia. Una situación que el Estado podría haber anticipado, pero eligió creerle a la publicidad corporativa que pregonó “riesgo de sismo cero”.

Un trabajo conjunto entre EJES y @cartagotv

El vínculo entre la UE y la impunidad empresarial

[Descargar informe]

Por Mónica Vargas, Olivier Petitjean, Brid Brennan, Raffaele Morgantini y Juliette Renaud

Durante décadas, comunidades afectadas de todo el mundo han opuesto resistencia a la forma de actuar de las empresas transnacionales en sus territorios y lugares de trabajo, y documentando violaciones sistémicas de los derechos humanos y la trayectoria de impunidad empresarial con sus vidas y muertes. La impunidad de las grandes empresas está protegida por una ‘arquitectura de impunidad’ que legitima y legaliza sus operaciones. Esta arquitectura se ha establecido mediante acuerdos de libre comercio e inversión, la Organización Mundial del Comercio (OMC), las políticas de ajuste estructural del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y otros instrumentos financieros, así como la promoción implacable de las alianzas público-privadas (APP).

Uno de los elementos centrales de esta arquitectura es el infame sistema de solución de controversias entre inversores y Estados (ISDS), un sistema de arbitraje privado que permite que las transnacionales demanden a los Estados siempre que consideren que sus ganancias futuras están amenazadas por nuevas medidas o políticas destinadas a mejorar la protección social y ambiental. Por lo tanto, este sistema neutraliza la función del Estado, cuya principal responsabilidad consiste en defender el interés público y el bienestar de sus ciudadanos y el planeta frente a los intereses comerciales. Esta asimetría de poder funciona de la forma siguiente: el derecho internacional vinculante se basa en los tratados y los mecanismos de ISDS, mientras que se aboga por que las transnacionales se adhieran a un derecho no vinculante y de carácter voluntario a través de la responsabilidad social empresarial (RSE) y otros mecanismos.

Además, el fomento de lo que se conoce como ‘participación de múltiples interesados’ (en inglés, multi-stakeholderism) ha creado un marco que permite a las transnacionales usurpar roles políticos fundamentales en instituciones democráticas. El papel de las transnacionales en el funcionamiento del sistema de las Naciones Unidas está cada vez más generalizado, en especial desde que se crearon el Pacto Mundial y la Fundación pro Naciones Unidas, ambas iniciativas financiadas por grandes empresas, y como se constata claramente en la actual ronda de negociaciones en materia de obligaciones vinculantes para las transnacionales en el seno de las Naciones Unidas (ONU).

Cinco violaciones de derechos humanos por multinacionales europeas que hacen necesario un tratado vinculante

Arranca la cuarta ronda de negociaciones para lograr un tratado vinculante sobre multinacionales y violaciones de derechos humanos. Organizaciones de todo el planeta denuncian la impunidad con la que estas empresas pueden evadir sus responsabilidades.

La multinacional Syngenta ha sido acusada de la muerte de más de 80 agricultores del algodón en la India. Foto: Syngentafoundation

Por Yago Álvarez / El Salto

Esta semana se celebra en Ginebra la cuarta sesión del grupo de trabajo intergubernamental encargado de elaborar un tratado vinculante sobre empresas transnacionales y derechos humanos. Más de 100 organizaciones internacionales, movimientos sociales y representantes gubernamentales se reúnen para negociar un acuerdo que aborde las lagunas en la legislación nacional e internacional y hacer frente así a las complejas estructuras jurídicas de las empresas transnacionales, con la intención de que las compañías matriz de las grandes multinacionales sean responsables de las violaciones a los derechos humanos que realizan sus empresas subsidiarias en todo el mundo.

Una investigación coordinada por varias organizaciones civiles —como Amigos de la Tierra Francia, el Centro Europa-Tercer Mundo (CETIM) o el Transnational Institute (TNI)— revela que los argumentos para obstruir y oponerse a la elaboración de un tratado vinculante que ha realizado la Unión Europea (UE) en las negociaciones son exactamente iguales que los argumentos de los grandes lobbies industriales.

“La UE no hace más que repetir como un loro lo que dicen los lobbies empresariales internacionales en este grupo de trabajo de la ONU, con los mismos argumentos y a veces las mismas palabras. Se deben tomar medidas para proteger el proceso de la ONU de influencias corporativas dañinas”, explica Juliette Renaud, de Amigos de la Tierra Francia.

El informe, llamado The EU and the corporate impunity nexus , presenta además una serie de casos de empresas europeas donde, tras los apellidos como “verdes” y “responsables”, se esconden prácticas que contradicen totalmente el discurso que utiliza la UE para defenderlas como tales. La exposición de este tipo de prácticas por parte de estas empresas europeas se ha hecho para mostrar la necesidad de que avancen las negociaciones para un tratado internacional vinculante.

“Los estudios de casos de las multinacionales europeas que hemos incluido en este informe muestran cómo prevalece actualmente la impunidad de las empresas y a las comunidades afectadas se les priva de justicia”, declara Mónica Vargas, del Transnational Institute (TNI), quien añade que “un tratado vinculante sobre las transnacionales y los derechos humanos que sea robusto será un cambio de juego en el ámbito del derecho internacional de los derechos humanos”.

La petrolera Shell y la Patagonia argentina 

La holandesa Royal Dutch Shell, junto a otras empresas como Chevron, BP, Total, Wintershall y Statoil, participa en un proyecto de extracción de gas y petróleo no convencionales en la provincia Neuquén, en la Patagonia argentina. Según relata la organización Observatorio Petrolero Sur, la filial de argentina de la petrolera, Shell CAPSA, participó en la perforación de pozos en las inmediaciones del área natural protegida Auca Mahuida, violando la legislación de protectora del medio ambiente. Tampoco se tuvo en cuenta la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas de Argentina, como las comunidades mapuches afectadas, y su derecho al territorio consagrado en la Constitución argentina.

Esto llevó a las organizaciones de la sociedad civil a presentar una declaración conjunta al Comité de Derechos Humanos de la ONU en 2016 y, en 2017, a presentar otro documento al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU. La única vez que Shell reconoció los impactos adversos de sus operaciones en una comunidad Mapuche fue cuando en la firma de un acuerdo voluntario de compensación, en el que no reconoció los derechos indígenas como tales, ignorando la Constitución del país y las denuncias ante la ONU.

Las energéticas españolas y el Istmo de Tehuantepec

Las empresas españolas Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Acciona, Renovalia y EDF están implicadas en el desarrollo del mayor corredor eólico de América Latina, que está provocando numerosos impactos en el territorio y en la población de la zona, predominantemente indígena. Según relata el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL) en el informe, el proceso de construcción del Corredor Eólico Istmo de Tehuantepec no ha garantizado el derecho al consentimiento libre, previo e informado. Asimismo, ha implicado el uso de medios ilegales para modificar la propiedad de la tierra de la comunidad y falsas promesas para engañar a la población para que firme contratos de arrendamiento de sus tierras. Además, aunque la energía eólica se considera energía limpia, este megaproyecto está teniendo múltiples impactos en el territorio, que van desde cambios en el uso de la tierra e impactos ambientales, hasta la militarización y la masculinización del territorio.

Sin embargo, a pesar de las diversas violaciones de los derechos y de las numerosas sentencias judiciales aún pendientes, las peticiones de cancelación de contratos o de suspensión de los proyectos iniciados sin consulta previa sólo han dado un resultado positivo en un pequeño porcentaje de los pocos casos.

G4S y los territorios palestinos ocupados

La multinacional de seguridad británica G4S se ha hecho famosa por ofertar la realización de servicios “de baja reputación” a gobiernos, tales como la detención de migrantes o el control de fronteras. Según denuncia en este informe la organización española Instituto internacional por la Acción no Violenta, Novact, este tipo de externalizaciones por parte de los Estados puede difuminar y dificultar la depuración de responsabilidades de gobiernos y las empresas privadas en las violaciones de los derechos humanos mientras se acometen estos servicios.

La empresa británica ya ha recibido varias denuncias por ofrecer a los gobiernos una manera low cost de realizar este tipo de servicios de seguridad y transferir las responsabilidades a esta, la cual se protege mediante su estructura internacional y, según Novact, “crea un entorno propicio para que se cometan violaciones de los derechos humanos”.

A través de su filial israelí, G4S se ha visto implicada en varias denuncias de violaciones de derechos humanos en los territorios palestinos ocupados

A través de su filial israelí, G4S se ha visto implicada en varias denuncias de violaciones de derechos humanos en los territorios palestinos ocupados. Las primeras violaciones se denunciaron en varios centros de detención gestionados por la empresa, donde los menores permanecieron en régimen de aislamiento durante días. Otra de las denuncias por el maltrato de mujeres palestinas, especialmente mujeres embarazadas, en centros de detención controlados por la compañía. Un tercera denuncia abarca todas las operaciones de G4S en territorios ocupados palestinos. A pesar de que el Punto de Contacto Nacional británico concluyó que se habían producido violaciones, no se pudieron tomar medidas legales, ya que G4S vendió la mayor parte de sus activos israelíes en 2016 a inversores locales, aunque los nuevos propietarios conservaron el equipo de gestión de G4S.

Indra, la militarización de las fronteras y Yemen

La empresa española Indra continúa su paso firme para convertirse en una de las principales empresas europeas de defensa y seguridad. Según denuncia el Centre Delàs en el informe, Indra tiene una enorme fuerza como lobby en Bruselas y participa en la elaboración de directrices estratégicas del Programa Europeo de Investigación sobre Seguridad, lo que ha dado lugar a un mayor número de contratos para la empresa española.

Cuando en 2005 se decidió reforzar el muro de la frontera marroquí en Ceuta y Melilla, Indra y otras dos empresas (ACS y Ferrovial) ganaron 8 de cada 10 euros que se destinaron al desarrollo fronterizo. Gracias, en parte, a las presiones como lobby de Indra y de otras empresas del sector, la UE destinó 2.000 millones de euros a reforzar sus fronteras exteriores entre 2007 y 2013, y solo 700 millones de euros a mejorar las condiciones de vida de los refugiados y solicitantes de asilo.

Armas con componentes producidos por Indra están siendo utilizados por la coalición saudí para bombardear objetivos civiles

Según el Centre Delàs, el ejemplo más claro es la guerra en Yemen. Armas con componentes producidos por Indra están siendo utilizadas por la coalición saudí para bombardear objetivos civiles. La violación de los derechos humanos por parte de un país al que una empresa con participación del Estado español (un 18,7% de sus acciones están en manos de la empresa estatal SEPI) ha vendido armas, según el informe, haría cómplices a Estado y multinacional de las violaciones de los derechos humanos y los presuntos crímenes de guerra cometidos por Arabia Saudí.

Syngenta y la muerte de trabajadores del algodón en la India

En Yavatmal, región algodonera de la India, varios trabajadores del algodón fueron envenenados mientras fumigaban entre julio y noviembre de 2017. Al menos 50 murieron y más de 1.000 enfermaron, algunos durante meses.

Syngenta, una multinacional anteriormente suiza que ahora es de propiedad china, fabrica Polo, uno de los plaguicidas involucrados en este caso. Su ingrediente activo, el diafentiurón, está clasificado como ligeramente peligroso por el Gobierno de la India y altamente peligroso por la Pesticide Action Network (PAN) India. Por ley, los fabricantes de plaguicidas, como Syngenta, deben capacitar a los usuarios y garantizarles el acceso al equipo de protección personal y al equipo médico necesario en caso de envenenamiento. Algo que, según relata en el informe la organización suiza MultiWatch, no parece haberse hecho en el caso de la India. Tampoco se ha proporcionando información en los idiomas locales sobre seguridad de uso, algo también obligado para este tipo de productos.

Una coalición de ONG presentó un informe a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para denunciar a Syngenta y a otras empresas químicas con sede en la UE por violar el Código Internacional de Conducta para la Gestión de Plaguicidas, un código de aceptación voluntaria. Sin embargo, estos organismos de las Naciones Unidas no han cumplido ninguna recomendación específica y la empresa no ha sido sentada ante ningún tribunal.

European companies set to conquer Vaca Muerta

Seven companies on the unconventional horizon of the Neuquén Basin in Argentina

Photo: Martín Alvarez Mullally / OPSur

By Hernán Scandizzo and Martín Alvarez Mullally

[download report]

Mauricio Macri’s arrival to the presidency in December 2015 meant a new turn in the country’s hydrocarbons policy. It shifted from state intervention under Cristina Fernández’s second term beginning in 2012with the enactment of a hydrocarbons sovereignty act and the partial expropriation of YPF, until then controlled by Repsolto an opening up to the world market. This translated into measures such as scrapping crude oil export taxes, pegging the domestic price of the crude oil barrel to the international price, suspending fuel price controls and gradually eliminating gas export barriers. Such set of measure are in line with those adopted during the 90’s in a context of state neoliberal reforms. This is a new return to the market that has been celebrated and demanded by the upper echelons of private oil & gas companies.

These new old times were marked by the appointment of Juan José Arangurenformer CEO of Shell local subsidiaryas minister of Mining and Energy1, and of Ricardo Darréformer managing director of exploration and production of Total in the USas YPF’s new CEO2. Although neither of them currently holds those positions, their designations made many turn their eyes to the European oil companies, and ask a few questions. The first, are they coming for Vaca Muerta3? Or to put it differently, are they going to drive the exploitation of the Neuquén Basin unconventional oil & gas reservoirs? This uncertainty, in turn, led to wondering if the companies were acting en bloc. Hypotheses started emerging, such as “European companies are interested in positioning themselves in this mega-reservoir because, in the context of climate crisis and criticism against fossil fuels, they posit gas as a bridge fuel toward cleaner energies.” In this report we look into these questions and hypotheses.

These fact sheets trace back the courses taken by seven companiesTotal, Wintershall, Shell, Equinor, Gazprom, BP, and Phoenix Global Resourcesin the face of unconventional development. We cover the surface accumulation process (acreage) on Vaca Muerta, alliances, and productive horizons. We focus on exploration and production (upstream) activities without going into the universe of service companies or those in other links of the hydrocarbons production chain. The growing trading segment4given that Vaca Muerta is considered a world class megaproject open to the market, i.e. to exportsis not covered in this report.

National or European?

In the first half of 2018, the largest circulation newspaper in northern Patagonia issued a report about the owners of Vaca Muerta. It underscored the fact that four of the ten oil companies with the largest concessions on the unconventional reservoir are foreign: Total (French), Exxon (US American), Shell (Anglo-Dutch), and Vista Oil & Gas (Mexican). It then introduced the six best positioned national companies: the state-run YPF, Pan American Energy LLC (PAE), Tecpetrol, Pluspetrol, Pampa Energía, and the provincial firm Gas y Petróleo de Neuquén (GyP).

This kind of grouping of companies according to their originwhich reflects a widespread common sensedeserves a few considerations. Can we claim that PAE, for example, is an Argentine company? Its parent company is located in the US city of Delaware, and it is controlled by Pan American Energy Group SL, registered in Spain and equally-owned by the British BP and Axion Energy Holding SL, which is also based in Spain. As for Axion Energy Holding SL, it belongs to Bridas Corporation, whose parent company is in the British Virgin Islands and belongs in equal parts to the Bulgheroni Argentine family and the Chinese oil company CNOOC. Let us recap: 75% of PAE’s stock is controlled by non-Argentine capital located in tax havens. The same could be said about Tecpetrolbelonging to the Italian-Argentine group Techint, controlled by the Rocca family, currently one of the firms that has benefited the most from the official subsidies granted to gas production from unconventional fields. Pluspetrol can receive the same treatment; its holders are Argentine but its partner company is located in the Netherlands (Pluspetrol Resources Corporation N.V.)

Thus it is fit to ask, what makes a company be regarded as national? The answer tells a lot about how the level of transnationalization of the hydrocarbon sector in the country is assessed. Likewise, what do we understand by European company? Behind an enterprise with head offices in that continent there might be a chain of firms, some of them located in tax havens in other continents and having, for example, participation of Chinese capital. The answer tells a lot about where the focus is. We believe it is important to ask these questionseven if it is not the aim of this report to answer themin order to bring to light the complexities that certain statements conceal.

On our part, we decided to focus on “iconic” companies, that is, national companies or those strongly identified with the country where their head offices are located. Such is the case of Total with France, Wintershall with Germany, Shell with the Netherlands and the UK, Equinor (former Statoil) with Norway, and Gazprom with Russiaalthough this country is almost a continent in itself. We also add PAE and Phoenix Global Resources (PGR) to the list. The first is partially controlled by BP. The latter has been recently created, and is linked to Argentine businessmen Daniel Vila and José Luis Manzano, although its parent company is located in the UK, and the Swiss holding Mercuria is its majority shareholder through a series of companies based in different countries.

Photo: Martín Marzilai / Sub.coop

Track records

The level of intervention of European companies in the Argentine hydrocarbon sector varies; therefore it is difficult to conceive of them as a homogenous block. For instance, PAE/BP is the main private producer in the countryin 2017 it accounted for 20.3% of crude oil and 12.3% of the gas extracted, only second to YPF (46.5% of crude oil and 36.5% gas). And Total was the second private gas producer, with 26.7%. For its part, Shellthe largest private firm in refining and marketing of fuelsis redirecting its investments towards oil production, although with a marginal participation so far. The same goes for Wintershall and PGR in oil and gas production, which accounted for less than 1%; whereas Equinor and Gazprom have not yet initiated the extraction phase.

The history of these companies is also diverse. While the Anglo-Dutch set foot in Argentina in 1910amid a strong influence of British capital in the country’s economy, Total Austral and Wintershall started operations towards the end of the 70’s, during the last civic-military dictatorship (1976-1983), when the sector was opening up to private capital. As for BP, its arrival dates back to the 90’s, when it merged with the US American AMOCO and became PAE’s majority shareholder, in the context of neoliberal State reforms. Equinor entered into the country through its presence in Vaca Muerta in 2017. The same could happen with Gazprom if its partnership agreement with YPF is finally signed. PGR was created in 2017, and is a result of the merger of different companies that have been operating in the country since the first decade of 2000.

Even if some en bloc advancements have been registered, the coming together of companies that have its head office in Europe in the same projecte.g., Total, Wintershall, and PAE, or Total and Shellis not a common modality in the Vaca Muerta era. Previous experiences of that kind have been registered in conventional development in the Neuquén Basin, such as the Aguada Pichana and San Roque areas5where unconventional projects have been launched during the last years, in blocks located in the Austral Marina basin6, off the coast of Tierra del Fuego, and even in the fields of the northern province of Salta7. These alliances reflect the synergies needed to tackle the technical complexity and high financial requirements associated with enabling production in certain blocks or carrying out exploratory campaigns in new frontiers.

Just as we can observe alliances among European firms, foreign companies also enter blocks with unconventional potential by partnering both with the provincial company GyP and with YPF. It should be noted that the hydrocarbon areas that were under the provincial ownership of Neuquén were incorporated to GyP’s assets when the company was created, at the dawning of unconventional resources exploitation. This transfer of domain has enabled the temporary union of enterprises (UTE, by its Spanish acronym) made with the Neuquén company to act as direct concessions, given that they allow the associated companies to have access to blocks without a prior parliamentary approval of agreements. Such a mechanism has been questioned due to its lack of transparency.

Photo: Martín Alvarez Mullally / OPSur

Unconventional expansion

Since the early 2010´s up to this date there has been a progressive increase in the participation of European companies in unconventional hydrocarbon exploration and production projects in the Neuquén Basin. In spite of that, YPF is at the forefront both in terms of land accumulation in Vaca Muerta and of investment amounts and number of projects in productive phase. According to a survey by the Río Negro newspaper, the national company concentrates 35.3% of the surface (9,605 km2), followed by GyP with 5.8% (1,575 km2), Total Austral with 4.8% (1,316 km2), and PAE with 4.8% (1298 km2), while Shell is in the 8th place, with 2.9% (786 km2) and Wintershall is 11th, with 2.3% (622 km2). It is worth pointing out that even if Phoenix Global Resources highlights in its investor reports that it covers approximately 7.5% of the Vaca Muerta formation, the number should be taken with caution, given that it can be obtained from presence in areas far from those of greater geological interest.

Beyond the representative nature of surface accumulationand with the reservations mentioned above, Vaca Muerta has a different meaning for each of the companies:

  • For Shell it means a return to the upstream segment, in which their presence was low since the 70’s. The company’s interest in Vaca Muerta is made clear not only by the progressive increase in acreage on the shale formation, but also by the restructuring of its productive horizon. They sold 50% of its assets in the refining and marketing segments in order to focus on exploration and production. It is worth noting that, while the company is one of the global leaders in liquefied natural gas (LNG)and it posits natural gas as a bridge fuel toward cleaner sourcesits main developments in the Neuquén Basin target shale oil. It announced in early 2018 an increase in production, from the current 12,000 to 40,000 in 2021. While Shell’s restructuring of assets is locally significant, in its international portfolio the greatest expectations regarding Latin America seem to be placed in the deepwater fields of Brazil and the Gulf of Mexico, rather than in Vaca Muerta’s shale oil & gas.

  • In 2017, BP/PAE shifted its investment focus from its main assetCerro Dragón field, the largest in conventional oil production in the country, located in Chubut and Santa Cruz provincesto unconventional reservoirs in the Neuquén Basin. Although the company began developing tight gas in 2011, its path was gradually consolidated until it became more solid in 2015, when it entered the Aguada Cánepa area in association with GyP. In the same year it also took control of the Bandurria Centro block. Since then, it is also operating Coirón Amargo Sur Este, and after the division of Aguada Pichanain which it already participated it began operating the Aguada Pichana Oeste UTE, at the same time keeping a share of the Aguada Pichana Este/Aguada de Castro UTE, controlled by Total Austral.

  • Total Austral, with presence in the Neuquén Basin since the 90’s, began expanding in 2010 towards areas of geological interest in the Vaca Muerta field until it became the European company with the largest accumulated area on that formation, and the third in general terms, after YPF and GyP. Total represents a paradoxical case, given that France has been one of the first countries in prohibiting the extraction of oil and gas through fracking in its territory, and even more so if we take into account the fact that Total fracked within the Auca Mahuida Natural Protected Area. With its unconventional developments off the coast of the Austral basin, the French company consolidates itself as one of the main private gas producers in Argentina.

  • Wintershall, present in the Neuquén Basin through different UTEs operated by Total Austral and YPF, not only increased its acreage by gaining access to two areas in the province of Neuquén, but it also operates one of them, in association with the provincial GyP. It also moved into the neighboring province of Mendoza in a conventional project, through a UTE with the Chilean GeoPark, and does not rule out advancing towards the Vaca Muerta formation potential. Factoring in its marginal participation in hydrocarbon production in the country and its low number of projects, its bet on unconventionals is significant.

  • Equinor landed in Vaca Muerta in 2017, on two areas, in association with YPF and GyP, in this case as operator. The arrival of this Norwegian company to develop unconventional fields was possible after a long negotiation process. This is part of its slow expansion into Latin America, initiated in the early 2000’s. Its main focus has been offshore blocks in Brazilpre-salt; Surinamwhere it operates three areas; and exploration in Nicaragua, Colombia, and Mexico. As for unconventionals, it entered Vaca Muerta with an expertise obtained through its operations in two of the main shale plays of the United StatesBakken and Marcellus formations. Although the company claims that the decision to change its name from Statoil to Equinor reflects its shift to becoming an energy company (not only an oil company) and advancing in the search for clean and renewable sourcesin the face of climate change,in Latin America it focuses in projects that expand the fossil extractive frontier toward extreme energies.

  • Negotiations for Gazprom’s arrival in the Neuquén Basinby partnering with YPFwere initiated in 2015, during the Cristina Fernández administration. By the time this report was completed, signing of the agreement was still pending. The Russian company showed interest for the Estación Fernández Oro area (Río Negro), which is currently one of the most important in the country in terms of tight gas production.

  • Phoenix Global Resources was created in 2017 as a result of the fusion of Andes Energía and Petrolera El Trébol, controlled by the Swiss company Mercuria. Both firms had a marginal share in the production of hydrocarbons. In the local hydrocarbon sector, the track record of the Vila-Manzano group was marked by “real estate activity”, that is, the acquiring of areas of little interest to leverage their value and then sell them. Mercuria’s decision to expand its activities in the country is simultaneous with the landing of the Dutch firm Trafigura8, another world leader in oil and coal marketing. The fact that both companies anchored in Argentina is of special relevance in a context of elimination of export regulations by the federal Government and demands of the corporate sector arguing that an effective massive development of unconventional reservoirs requires securing a market for the volumes extracted.

[download report]

Sources

Aringoli, F. (2018, June 30). Quiénes son los dueños de Vaca Muerta. Río Negro.

El Cronista (2014, May 23). Destacan el nivel de reservas de shale en la Argentina. El Cronista.

Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental (2017). Informe Económico. Ganadores y Perdedores en la Argentina de los hidrocarburos no convencionales.

Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental (July 2018). Las transferencias económicas a favor de Techint en Vaca Muerta”. Boletín EJES Nº 20.

Gandini, N. (2012, October 1). Enarsa negocia asociación con Statoil para buscar shale oil en Neuquén. El Inversor Online.

Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (2017). Producción de Petróleo y Gas. Informe 2017. Instituto Argentino del Petróleo y del Gas.

Portal Informativo Industrial (2016, January 17). Las compañías de trading, la mano invisible del mercado. Portal Informativo Industrial.

Revista Petroquímica (2011, August 1). Una petrolera noruega quiere buscar hidrocarburos no convencionales en Neuquén. Revista Petroquímica.

Shell Global (n/d). Our major projects. Shell Global. [Online] Retrieved August 9, 2018.

Zaiat, A. (2015, December 6). La CEOcracia. Página/12.

Notes

1 Juan José Aranguren has been a staunch critic of Néstor Kirchner and Cristina Fernández’s energy policies, and became the quintessential liberal naysayer.

2 Cristina Fernández, after the partial expropriation of YPF, also appointed a former CEO as chief of the national oil companythe engineer Miguel Galuccio, from Schlumberger.

3 Vaca Muerta and Los Molles shale formations, located in the Neuquén Basin, have an estimated potential of 582 TCF of gas according to the US Energy Information Agency (EIA), who also ranks them among the largest global reservoirs. The Neuquén Basin, in the north of the Argentine Patagonia, encompasses the provinces of Neuquén, Río Negro, Mendoza, and La Pampa.

4 At their onset, trading companies operated as brokers between supply and demand of a particular raw material. For example, in the case of hydrocarbons, between producers and oil refining companies. They slowly expanded toward other links in the chain, such as transport, storage and even refining.

5 Both were granted to the UTE made up of Total Austral, Wintershall, PAE, and YPF.

6 Cuenca Marina Austral 1 concession is operated by Total Austral, in association with Wintershall Energía and PAE.

7 O&G Developments (Shell CAPSA) formswith other companiesthe UTE Acambuco, operated by PAE.

8 Trafigura, through Puma Energy, is present in crude oil storage and marketing segments, and in refining and selling of fuels through its own network of service stations.