El petróleo venezolano favorece a Argentina

Desde 2004 y gracias al acuerdo firmado entre ambos países, el saldo de las relaciones comerciales se inclinó a favor del país en unos u$s 5.100 millones.

El intercambio entre la Argentina y Venezuela desde que ambos países suscribieron en 2004 el Acuerdo Integral de Cooperación que permitió la compra de fuel oil y gasoil, arrojó hasta hoy un saldo favorable para la Argentina de 5.100 millones de dólares.

En abril de 2004 el ex presidente Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez, suscribieron el Convenio Integral de Cooperación en cuyo marco se acordó con Petróleos de Venezuela S.A. (PDVESA) la importación de fuel oil y gas oil para cubrir la demanda energética local.

Según se desprende de un informe del Ministerio de Planificación, desde 2004 se importaron combustibles desde Venezuela por 5.200 millones de dólares y se exportaron productos industriales por 10.300 millones de dólares, lo que arrojó un saldo a favor de la Argentina por 5.100 millones de dólares.

Según las cifras oficiales, este año se importarán combustibles desde el mismo país por 1.120 millones de dólares, pero se exportarán productos de la industria nacional por 1.941 millones de dólares.

Para resaltar el desarrollo de la relación, el informe planteó que en 2003 se exportó a Venezuela por 438 millones de dólares y se importó por 178 millones.

Los rubros de exportación de la Argentina desde la firma del acuerdo son cosechadoras, tractores, ascensores, biotecnología, biogenética, laboratorios de semillas, alimentos, automotores, aceites, cereales, acero, productos farmacéuticos y de perfumería.

Según lo acordado hace ocho años, la Argentina paga en efectivo el 20 por ciento de las compras de combustible y el saldo lo distribuye en 12 cuotas iguales que deposita en un fideicomiso que sirve para la compra de los productos industriales argentinos.

Las compras a Venezuela de combustibles, que permitieron cubrir estos años los picos de demanda ante las curvas de caída de la producción de hidrocarburos, representaron el 23 por ciento del total de compras energéticas del país.

El Diario 24