El Pacto Federal Hidrocarburífero fija las políticas petroleras de Argentina

DESPEJA DUDAS SOBRE EL DECRETO 1.277, SEÑALADO POR ALGUNOS SECTORES COMO UNA INTERFERENCIA EN EL DOMINIO PROVINCIAL DE LOS RECURSOS

El Pacto Federal de Hidrocarburos fue firmado por los gobernadores de la OFEPHI para poner en marcha la Ley de Hidrocarburos que asigna a las provincias petroleras las acciones correspondientes tras la recuperación de YPF.

La Presidente firmó el Pacto Federal Hidrocarburífero con los gobernadores de la Organización Federal de Estados productores de Hidrocarburos el 9 de agosto pasado.

Ante las controversias que generó el decreto 1.277 sobre la gestión del petróleo, la presidente Cristina Fernández de Kirchner firmó el Pacto Federal Hidrocarburífero con los gobernadores de la OFEPHI (Organización Federal de Estados productores de Hidrocarburos) el 9 de agoto pasado.

“Decían que todos los gobernadores estaban enojados, yo no les creo, son unos caballeros. Señalaban que por un decreto de Cristina y Galuccio evaluaba dejar YPF. Rumores que se largan y todas estas cosas también perjudican la imagen de la empresa, de su titular que tiene que estar negociando con otros, tienden a limar la imagen”, cuestionó Cristina Fernández.

El decreto 1.277 reglamentaba la Ley de Soberanía Hidrocarburífera que, además de expropiar el 51% del capital accionario de YPF para dejarlo en manos del Estado nacional y las provincias petroleras, atribuía facultades a Nación sobre las concesiones de exploración y explotación.

“A las provincias les interesa tener el diferencial competitivo en el precio de la energía, no acoplado a los precios externos. Y esto nos permite ser una economía más competitiva”, explicó la Jefa de Estado al hablar por cadena nacional durante el acto de inauguración de las obras de ampliación de la refinería de La Plata.

La Presidente de la Nación estuvo acompañada en esa actividad por el vicepresidente, Amado Boudou, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, entre otros funcionarios, además del presidente de la petrolera, Miguel Galuccio.

EL PACTO

La Presidente, en un discurso transmitido por la Cadena Nacional, destacó las normas establecidas por la ley 26.741 que declaró de “interés nacional” a la producción, exploración y comercialización de hidrocarburos.

El Pacto Federal de Hidrocarburos fue firmado durante el acto por los gobernadores de la OFEPHI para poner en marcha la Ley de Hidrocarburos que asigna a las provincias petroleras el 25% de las acciones de YPF.

El acuerdo fue firmado luego de una reunión entre De Vido y gobernadores petroleros  para delinear el ingreso de las provincias a YPF.

El Ministerio de Planificación comunicó a través de un parte de prensa: “los participantes avanzaron en la puesta en marcha activa de las provincias en YPF, a partir del nuevo escenario que se abrió con la recuperación del 51% de la empresa en manos del Estado Nacional, que también incluyó una participación accionaria para las provincias productoras de hidrocarburos”.

El Reglamento del Régimen de Soberanía Hidrocarburífera que contempla la nueva ley “tiene como objetivo prioritario el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, así como su exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización” recordó la nota del Ministerio.

Firmaron los gobernadores Martín Buzzi (Chubut), Eduardo Fellner (Jujuy), Oscar Jorge (La Pampa), Francisco Pérez (Mendoza), Jorge Sapag (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta), el vicegobernador de Tierra del Fuego, Roberto Crocianelli, y los ministros de Economía de Formosa y Santa Cruz. Por parte del Estado nacional firmó el ministro de Planificación, Julio De Vido.

Mencionó los alcances del decreto 1.277 que crea la comisión de planificación del Plan nacional de inversiones hidrocarburíferas que integran Economía y Planificación con el objeto de aumentar y recuperar reservas hidrocarburíferas, asegurar el autoabastecimiento, promover la explotación y exploración de recursos no convencionales, expandir la capacidad de refinación, garantizar el abastecimiento de combustible a precios razonables,  asegurar competencia en el sector.

Fija además un plan nacional de inversiones hidrocarburíferas cuya finalidad es garantizar que las empresas que vienen a la Argentina presenten un plan de inversión, y que establezca una interacción entre lo público y lo privado. Crea un registro de reservas hidrocarburíferas, y un registro nacional de inversiones hidrocarburíferas.

CHUBUT

El gobernador Martín Buzzi indicó que el Pacto Federal Hidrocarburífero marcará el camino hacia adelante en materia de explotación petrolera y gasífera, así como el porcentaje que le corresponde a cada una de las provincias en función de su volumen de producción y cantidad de reservas.

“La reafirmación del artículo 124 de la Constitución argentina y el reforzamiento de todo lo que tiene que ver con la ley corta están en sus considerandos”, afirmó Buzzi para reflejar que quedan salvaguardadas las potestades provinciales, un punto que subrayó a raíz de las críticas que había recibido el pacto en su etapa previa.

Entre aquellas voces críticas estaban las de los sindicalistas petroleros Mario Mansilla (Chubut) y Guillermo Pereyra (Neuquén) que señalaban que el decreto 1.277 limitaba la Ley Corta, que en 2006 pasó definitivamente la propiedad de los recursos naturales a las provincias. También partidos de la oposición de Chubut y Santa Cruz habían expresado que iniciarían acciones contra el decreto.

El mandatario chubutense subrayó que el Pacto habilita además a acuerdos individuales entre cada una de las provincias con la compañía petrolera, ya como sociedad, para avanzar en planes de trabajo específicos que hacen a esa participación de las provincias dentro de la empresa.

En el mismo sentido, y dado el tratamiento legislativo del marco regulatorio minero-petrolero, el gobernador expuso que los lineamientos allí planteados resultan compatibles de pleno con el Pacto porque el proyecto provincial dota de un marco general de funcionamiento a las actividades de subsuelo y es a partir de este que se basarán los acuerdos particulares con las empresas a las que se les concesionan yacimientos.

“Hay contratos que vencen en 2015 y 2017, también hay contratos de YPF con este marco que se van a discutir a partir del regulatorio. Son ampliamente compatibles ambos y de hecho queda reafirmado en el acuerdo firmado”, especificó el gobernador de la provincia del Chubut.

NEUQUEN

Días antes de la firma del Pacto, el gobernador neuquino, Jorge Sapag, defendió el decreto 1.277. “Se enmarca en el objetivo de aumentar la producción y las inversiones en gas y petróleo y no en cuestionar a los gobernadores, como están diciendo muchos opositores”, sostuvo en declaraciones a Télam.

“Un decreto tiene jerarquía inferior a una ley, acá no hay que agraviarse. Nación (a través del decreto) quiere participar en las decisiones en cuanto al control de inversiones”, remarcó. Además, dijo que “el tema es simple pero lo están politizando” porque “en las crisis muchos opinan sin conocer para posicionarse electoralmente”.

“Es muy importante saber que la provincia de Neuquén tiene una de las cuencas más importantes del mundo. El objetivo es producir e invertir. Lo que importa son los hechos”, concluyó Sapag.

Después de la firma del Pacto, el ministro de Energía neuquino, Guillermo Coco, indicó: “siempre tuvimos en claro que se iba a respetar el dominio y la propiedad de los estados productores, nunca hubo dudas. El gobierno federal saber que con un decreto reglamentario no se puede ir contra la ley corta ni contra la ley de hidrocarburos”.

“Se trata de un decreto reglamentario de la ley de expropiación de YPF, en el cual se ratifica la jurisdicción del gobierno nacional y el dominio de las provincias sobre las áreas hidrocarburíferas; es decir, el dominio y la administración del recurso es de las provincias, y la jurisdicción de los hidrocarburos pertenece al gobierno nacional”, explicó.

Patagónico