Ante las declaraciones del Secretario de Energía Raúl Arroyo sobre el fracking

Las recientes declaraciones del Ing. Arroyo, Secretario de Energía, ponen en contradicción a las voces del gobierno y dan la pauta que no se está diciendo toda la verdad, decidiendo sobre cuestiones fundamentales a espaldas del pueblo. Por lo dicho, o miente el Ing. Arroyo o lo hizo en gobernador de nuestra provincia, cuando meses atrás formuló declaraciones contundentes en su visita a Inglaterra.

A raíz de ese viaje, Urribarri declaró: “que a juzgar por lo que saben los principales jugadores de la industria de los hidrocarburos del mundo, Entre Ríos está dentro de las áreas de desarrollo de algo que revolucionará el esquema energético de la Argentina y de la región como lo es el denominado shale gas o gas no convencional”

Párrafo aparte, el mandatario enfatizó que “con este tipo de hidrocarburos en la Argentina está comenzando a pasar lo que ya se vio que pasó en los Estado Unidos: comienza en un lugar y después se extiende a toda una región. En Estados Unidos el gas no convencional movilizó a la economía del país que es la mayor del mundo, imagínense lo que podría hacer con la Argentina y con Entre Ríos porque, por suerte, la provincia está en la zona de desarrollo potencial”. Además agregó “queremos hacer ingresar a la provincia en esta nueva era energética que se viene en la Argentina porque ya está comenzando a extraerse gas no convencional en Vaca Muerta en Neuquén”.

De esta manera, cuando el Secretario de Energía dice que “la realidad es que estamos en la búsqueda de hidrocarburos pero no tenemos idea de lo que puede haber”, falta a la verdad o desmiente al gobernador, que ha manifestado claramente lo que se espera encontrar en el subsuelo.

Lamentablemente el gobierno es muy poco claro cuando habla de hidrocarburos. Hasta el día de hoy, por ejemplo, no han anunciado puntualmente donde se pretenden hacer los estudios exploratorios anunciados, ni su fecha exacta de inicio. Responder con evasivas evidencia que conocen de las consecuencias pero prefieren privilegiar otros intereses distintos a los de la sociedad entrerriana.

Las declaraciones del funcionario dan la impresión de que no quieren reconocer que vienen a hacer un enorme daño a la sociedad y el ambiente, y que son conscientes de ello, por lo que se empeñan en hablar en tono de incógnita. Evitan en todo momento reconocer que procuran buscar hidrocarburos no convencionales, los que requieren aplicar fracking para su extracción.

Hay sobradas pruebas en el mundo de lo que significa la fractura hidráulica, lo que pedimos desde el Movimiento Entre Ríos libre de fracking no necesita aclaraciones ni resultados de estudios exploratorios. Desde este espacio exigimos que se prohíba una técnica tan nociva que ya ha sido prohibida en varios lugares del mundo. Si el gobierno quiere argumentar desconocimiento sobre si hay o no hidrocarburos no convencionales, nos es indiferente. Se puede establecer por ley, de todos modos, la imposibilidad de aplicar esta técnica, porque en el caso de comprobarse la existencia de no convencionales, seguiríamos en la firme voluntad de cuidar la vida de los entrerrianos antes que los negocios de las empresas petroleras.

 

Javier Cabrol perteneciente al CEMUPRO (Centro de Estudios Municipales y Provinciales) e integrante del Movimiento Entre Ríos libre de fracking