Repsol acusa al Gobierno de copiar su plan para Vaca Muerta

La estrategia de Vaca Muerta: de la descalificación a la imitación . Así comienza un informe de la petrolera española Repsol sobre el actual proceso de búsqueda de socios internacionales que viene encarando la estatizada YPF para explotar el mega yacimiento de petróleo y gas no convencionales (shale oil y shale gas), ubicado en Neuquén.

En el documento, al que tuvo acceso El Cronista, se relata cómo, según la mirada española, el gobierno argentino pasó del rechazo al plan de acordar con socios internacionales, a copiar dicho modelo. La búsqueda de socios por parte del Grupo Repsol YPF fue duramente criticada por el gobierno argentino pero hoy es el objetivo prioritario de YPF, que intenta replicar el proyecto. Pero el enrarecido panorama inversor le está dificultando mucho su objetivo , advierte el paper que Repsol envió a las compañías españolas en Argentina.

Consultados por El Cronista, en YPF no hicieron declaraciones sobre las críticas de Repsol. Desde que YPF fue expropiada, Repsol redacta asiduamente este tipo de documentos. En este caso, apunta al yacimiento anunciado en diciembre de 2010 por Repsol YPF, con reservas probadas estimadas en 22.500 millones de barriles equivalentes de petróleo. Según Repsol, el texto es capital para entender cómo la confiscación de YPF ha hecho que el tan necesario desarrollo de Vaca Muerta se complique cada vez más debido a la dificultad de que inversores internacionales inviertan en Argentina ante la desconfianza que este país suscita . Como ejemplo, habla de medidas que han modificado la mirada de los grupos extranjeros sobre las concesiones petroleras. Una es el otorgamiento a la comisión a cargo del Plan de Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas que controla Axel Kicillof de las más amplias facultades relativas a las inversiones y precios en materia hidrocarburífera . Recuerda, en cambio que durante la gestión de Repsol se firmaron 15 acuerdos con posibles socios extranjeros llegando a existir negociaciones muy avanzadas con varios de ellos para suscribir contratos de inversión y desarrollo concretos gracias a la credibilidad de Repsol en el mundo financiero y en la industria petrolera . Según este documento, existieron negociaciones con Shell, Exxon, Chevron, Statoil, Conoco, PetromineralesVale, Anadarko, Southwestern, Sinopec, Hess y Talisman. Todas por más de u$s 4.000 millones.

En cambio, ahora Repsol señala que casi un año después de la nacionalización, YPF no ha logrado cerrar ningún acuerdo que contemple inversiones concretas . Además advierte que la YPF estatal ha entrado en una búsqueda desesperada de socios que da lugar a que las nuevas condiciones de los acuerdos la perjudiquen . En el paper, Repsol señala que los ejecutivos de la YPF estatal mantuvieron 142 reuniones concentradas a lo largo de sólo cuatro meses con las empresas Talisman, Exxon, Chevron, Petrominerales, Statoil, Conoco, Vale, Anadarko, Southwestern, Sinopec, Hess y Shell. De acuerdo a Repsol, los términos que estaría negociando actualmente YPF son menos favorables para la empresa y para Argentina que los que el grupo español había acordado antes de la confiscación, ya que a pesar de abarcar las zonas de menor riesgo exploratorio contemplan peores condiciones económicas para YPF.

El Inversor