Yacyretá: Paraguay sostiene que se debe respetar la cota establecida

Debe respetarse la cota 83 de la represa Yacyretá, según las especificaciones, sostiene el titular de la paraguaya ANDE, Carlos Heisele. No debe ponerse en riesgo la central y, además, sería una catástrofe causar daños al muro de contención, dijo.

La operación actual de la central hidroeléctrica Yacyretá a cota 83,40 metros sobre el nivel del mar (msnm), superior a la cota fijada en el Tratado de 1973 (92 metros) y en la Nota Reversal de 1989 (cota 83), se debe respetar, según el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), ingeniero Carlos Heisele.

“Si está previsto, hay que respetar eso. Por encima de eso creo que necesita un estudio acabado, una definición técnica y de seguridad bien clara. Yo entiendo que si las especificaciones fijaron una cota de 83 se debe respetar. No hay otra explicación”, expresó.

Añadió que la operación por encima de los 83 metros es una situación que debe explicarse claramente a la gente, que no se está sometiendo a riesgos innecesarios a la presa y mucho menos a las poblaciones ubicadas aguas arriba. No quiero ni pensar en los muros de contención que sería una verdadera catástrofe. que no tendría parangón”, añadió.

Excluida de la EBY

El Ing. Heisele aclaró que sus opiniones se basan en las publicaciones periodísticas y los comentarios de los técnicos, porque la ANDE no interviene en Yacyretá así como lo hace en Itaipú.

“En realidad la ANDE ha dejado de marcar presencia en Yacyretá y entiendo que ese es un error si se quiere hasta estratégico. No es solamente de este gobierno sino de otros gobiernos”.

Esta situación se arrastra desde la época en que era presidente de la República Juan Carlos Wasmosy, explicó.

“Prácticamente a finales del gobierno de Wasmosy dejamos de tener presencia en Yacyretá. Tuvimos si presidentes como el ingeniero Ángel Recalde en la dirección de Yacyretá, que fue funcionario de la ANDE. Él por lo menos conocía la realidad. En Yacyretá tenemos que tener un representante que conozca, que sepa negociar, acordar y ver la forma de solucionar el problema muy serio que tiene”.

Recordó que el problema es la deuda se originó con la aprobación en la Argentina de la Nota Reversal de 1992, no vigente en nuestro país porque fue rechazada por el Parlamento paraguayo. El documento en referencia permitió a los argentinos facturar la energía a US$ 44 megavatios hora, y a nuestro país la ANDE US$ 21,6, permitiendo inflar la deuda de la central con los acreedores argentinos. Si no fuera así, se hubiera cancelado la deuda en marzo de 2014 con el vencimiento del Tratado.

“La ANDE sigue realizando su contabilidad de acuerdo al Tratado, según el Anexo C, sin embargo, la Argentina hace sus cálculos a base de la reversal del 92. Eso creó un grave dilema.

“En Yacyretá hay que acordar las cosas para poder darle viabilidad porque actualmente los costos, hablando fríamente, capital más intereses generados por la deuda, más lo que produce, no da para pagar, entonces hay que acordar, negociar y se hace perentorio que la ANDE tenga una presencia efectiva ya sea en el Consejo o en los órganos técnicos para poder rectificar”, concluyó.

Region Norte Grande