YPF ajustó el valor de sus combustibles por debajo del tope máximo

La petrolera nacional aumentó un 7 por ciento el precio de las naftas y el gasoil y aseguró que aún así sigue teniendo “los precios más bajos” del mercado. Negó, además, que la medida tenga relación con el incendio de la planta de Ensenada y aclaró que el incremento no será aplicado en esa ciudad ni en La Plata ni en Berisso.

La medida “es independiente de la resolución tomada ayer por la Secretaria de Comercio Interior”, que puso tope al valor de los combustibles por los próximos seis meses y retrotrajo los precios a los máximos vigentes al 9 de abril pasado, remarcaron fuentes de la compañía citadas por Télam. “La empresa -prosiguió-, que había aumentado por última vez a fines de diciembre último, sigue igualmente manteniendo los precios más baratos del mercado.”

La Resolución 35/2013 firmada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, estableció que “quedará a cargo de las empresas dedicadas a la destilación, comercialización del petróleo y sus derivados, informar para conocimiento de sus clientes el precio más alto en cada región”.

Casi inmediatamente, YPF emitió un comunicado en el que aclaró que ese tope “no altera” su política de precios “ni modifica su plan de negocios”, así como “tampoco fija los precios que cada petrolera debe disponer” y menos los de YPF, que “son los más bajos del mercado en todo el país”.

Pagina/12