Cristóbal López evalúa construir una nueva refinería

  

La petrolera argentina Oil Combustibles evalúa la construcción de una nueva refinería en la Patagonia, con una capacidad de 10.000 metros cúbicos de crudo por día, que demandaría una inversión de entre u$s 1.000 millones y u$s 2.000 millones, dijo ayer un directivo de la firma.

La compañía de Cristóbal López ya opera una planta de refinación en el país, la quinta por capacidad de procesamiento, y está en negociaciones para adquirir otras dos a la brasileña Petrobras.

“Hicimos un estudio preliminar y ese estudio dio favorable, como que vale la pena seguir invirtiendo tiempo y plata en estudios”, dijo Rodrigo Turienzo, gerente general de Oil Combustibles.

“Ahora estamos haciendo un estudio bastante más profundo y ajustando más el tamaño, localización exacta, qué equipos habría que ponerle, cuál sería la logística y demás, pero el rango posiblemente esté alrededor de los 10.000 metros cúbicos por día, tal vez un poco menos”, agregó.

La planta estaría ubicada en la provincia de Chubut, en el Golfo San Jorge, donde se produce escalante, un crudo de baja calidad que se destina a la exportación, y su construcción podría estar finalizada en unos seis años.

“Hacer una refinería no demora menos de cuatro años. A eso hay que sumarle los tiempos previos, que es terminar de hacer los estudios, que den favorable, más todo lo que viene después, que es estructuramiento financiero, el armado de los consorcios, etc.”, dijo el ejecutivo.

Oil combustibles opera actualmente una refinería con una capacidad de 8.000 metros cúbicos diarios de crudo que compró hace un par de años a Petrobras.

EL CRONISTA Buenos Aires