YPF consiguió colocar $ 3.000 millones

Lo hizo con la ayuda de las aseguradoras y el nuevo Fondo de Hidrocarburos.

YPF sigue aspirando pesos del mercado local. La petrolera, que captó el 70% de los fondos que se emitieron en obligaciones negociables durante el primer trimestre del año, colocó hoy otros 3.000 millones de pesos en tres series de Obligaciones Negociables (ON), en moneda local y en dólares (bajo la modalidad “dollar-linked”), según informó a la Bolsa de Comercio porteña y a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

La liquidez que hay en el mercado hizo que, esta vez, el Estado apenas aportara unos $ 200 millones, menos del 10% del total, a través del flamante Fondo Argentino de Hidrocarburos (FAH), el nuevo mecanismo ideado para apuntalar el plan de inversiones de YPF con recursos estatales, que el Gobierno ya nutrió con $ 1.500 millones esta semana. Así, el fondo reemplaza a la ANSeS, que había sido la tradicional aportante de fondos estatales a la petrolera.

La empresa colocó, por un lado, 2.250 millones de pesos en la ON a tasa variable -con una tasa de Badlar más 2,25%- (aquí participó el FAH y también hubo una importante presencia de las aseguradoras) y 150 millones de dólares en dos emisiones complementarias bajo el sistema “dollar-linked” a un tipo de cambio inicial de 5,1731 pesos. Las aseguradoras están obligadas por una reciente regulación a invertir parte de sus fondos en proyectos productivos, una norma conocida como “inciso k”.

La colocación en pesos correspondió a la ON XVII, y la petrolera decidió ampliarla hasta el límite máximo previsto de 2.250 millones de pesos, con vencimiento a siete años y pago trimestral de intereses y amortización en dos cuotas (72 y 84). La tasa BADLAR Bancos Privados -la que pagan estas entidades financieras por depósitos a plazo fijo mayoristas- se ubica en torno de 15,15%, con lo que la tasa conseguida por YPF para la ON Clase XVIII ascendía a 17,5%, por debajo de la inflación anual estimada por consultoras.

Las dos restantes ON, clases XVIII a 24 meses y XIX a 48 meses, fueron colocadas por montos de 61 millones de dólares y 89 millones, respectivamente. Ambas -con pago trimestral de intereses y amortización íntegra al vencimiento- fueron emitidas bajo el sistema dollar-linked a tasas fijas de 0,10% la de 24 meses y a 1,29% la de 48 meses.

El sistema dollar-linked permite a los inversores cubrirse de los efectos de la devaluación del peso en el mercado formal, ya que abona los servicios en moneda local pero al tipo de cambio oficial, más una tasa fija.

El tipo de cambio inicial para las ON XVIII y XIX fue de 5,1731 pesos por dólar, es decir que los 150 millones de dólares equivalen hoy a 775,96 millones de pesos.

Las emisiones tuvieron una sobresuscripción de entre 1,6 y 2 veces lo ofertado. Este dato, más la baja participación del Estado con respecto a otras emisiones (en algunos casos llegó a 70%) y las tasas competitivas hicieron que en YPF describieran ésta como una de las más exitosas colocaciones de las últimas que hicieron.

Estas emisiones se realizaron luego de que el directorio de YPF autorizó la emisión y colocación de nueva deuda por 3.700 millones de pesos, en la reunión que celebró el último 26 de marzo, y bajo el Programa Global de Obligaciones Negociables (ON) a Mediano Plazo por 3.000 millones de dólares.

La compañía procurará ampliar en 2.000 millones de dólares el mencionado programa de deuda, en la próxima asamblea de accionistas que se celebrará el 30 de abril.

iEco

——-

YPF colocó deuda y becas

YPF colocó nueva deuda en el mercado de capitales. Emitió obligaciones negociables por un monto equivalente a 3 mil millones de pesos.

La mayoría de esos compromisos financieros son en moneda local, con un interés igual a la tasa Badlar más 2,25 puntos porcentuales.

Además se colocaron 141 millones de dólares a partir del sistema dollar-linked, lo que permite al inversor cubrirse de la depreciación del tipo de cambio.

Mientras tanto, la compañía continuó tomando la iniciativa para revertir los desequilibrios del sector.

La Fundación YPF seleccionó a 100 estudiantes, entre 2 mil jóvenes que se postularon en todo el país, con becas para formarse en carreras afines a la industria de energía.

Se trata de un nuevo programa de la petrolera que tiene como meta incrementar el ingreso, la permanencia y la graduación de los alumnos en disciplinas que se consideran estratégicas.

El problema es que la rama demanda más profesionales especializados de los que se gradúan año a año. A su vez, el Ministerio de Industria organizó ayer la “mesa de integración para proveedores de bienes y servicios de la industria del petróleo y el gas”.

Pagina/12