Desocupados mantuvieron sitiada administración de YPF

Un grupo de 70 desocupados integrantes de la agrupación denominada “Hijos y nietos de ex ypefianos y ciudadanos sin empleo”, bloquearon ayer los cuatro accesos al edificio administrativo que la petrolera YPF posee en Cañadón Seco.

La protesta, que se realizó en todo momento de manera pacífica, comenzó alrededor de las 7:30 y si bien no permitían el ingreso del personal, quienes querían salir lo hacían sin ningún tipo de inconveniente.

El vocero de los desocupados, Roberto Godoy, comentó a Diario Patagónico que la semana pasada mantuvieron un encuentro con el ministro de Gobierno, Daniel Slopper, quien “se comprometió a darnos una respuesta a este problema, pero se vencieron los plazos y seguimos igual que antes. Nosotros somos pacientes, pero todo tiene un limite”.
Asimismo, reveló que a media mañana de ayer recibieron una comunicación telefónica de una autoridad de la compañía petrolera, a la que no identificó, aunque aseguró que “nos pidieron que levantemos nuestra protesta, pero es algo que no vamos a hacer hasta no conocer al menos la propuesta que ellos tienen”.
Según señaló Godoy, esta agrupación “se formó hace dos meses y si bien en un principio era de hijos y nietos de ex ypefianos, posteriormente se agregaron personas desempleadas que también solicitan trabajo”.
“No pedimos que sea específicamente en algunas contratistas de YPF; no nos vamos a poner exquisitos con eso, pero sí queremos que sea en el rubro del petróleo; es decir que también puede ser en las que dependen de otras dos operadoras: Sinopec o Pan American Energy”, señaló.
Al ser consultado respecto de hasta cuándo permanecerían allí, respondió que “vivimos el día a día; esperaremos tener alguna respuesta; caso contrario continuaremos aquí”.

El Patagónico