Reservas: Venezuela mantuvo su liderazgo en petróleo e Irán superó a Rusia en gas

De acuerdo con el último informe mundial de BP

Con 297.600 millones de barriles, Venezuela sigue siendo el país de mayores existencias probadas de crudo a nivel mundial, seguido por Arabia Saudita (265.900 millones). En el ámbito gasífero, en tanto, Irán alcanzó el primer puesto, con 33,6 billones de metros cúbicos, por encima de Rusia (32,9 billones).

Según la actualización de datos sobre existencias hidrocarburíferas a escala planetaria llevada a cabo por la británica BP, los venezolanos retuvieron por segundo año consecutivo la corona en el sector petrolero, mientras que hay un nuevo campeón en el gasífero, ya que Irán sobrepasó a Rusia.
La edición 2013 del “Statistical Review of World Energy” puntualiza que –gracias a los avances tecnológicos que viabilizan la extracción de su crudo pesado– Venezuela tiene reservas probadas por 297.600 millones de barriles de petróleo, 31.700 millones por encima de su escolta, Arabia Saudita, que cuenta con 265.900 millones de barriles.
Luego se ubican Canadá (con 173.900 millones), Irán (157.000 millones) e Irak (150.000 millones). Completan el top-ten Omán (101.500 millones), Emiratos Árabes Unidos (97.800 millones), Rusia (87.200 millones), Libia (48.000 millones) y Nigeria (37.200 millones), en ese orden.
La Argentina, por su parte, se ubica en el 30⁰ puesto del ranking –a la par de Siria–, con reservas por 2.500 millones de barriles.
De acuerdo con el informe, hoy el planeta alberga un total de 1.670.000 millones de barriles; es decir, un 1% más que la temporada pasada. Este volumen sería suficiente como para cubrir las necesidades mundiales (de mantenerse el actual ritmo de producción) durante los próximos 53 años.

Nuevo líder gasífero

En cuanto al gas natural, Irán dio la gran sorpresa al llegar a un volumen de reservas probadas por 33,6 billones de metros cúbicos (m³), superando de ese modo al anterior líder, Rusia, que dispone de 32,9 billones de m³.
Ambas naciones figuran por encima de Qatar (25,1 billones), Turkmenistán (17,5 billones) y Estados Unidos (8,5 billones). Siguen en el listado Arabia Saudita (8,2 billones), Emiratos Árabes Unidos (6,1 billones), Venezuela (5,6 billones), Nigeria (5,2 billones) y Argelia (4,5 billones).
La Argentina recién figura en la 35⁰ colocación –compartida con Bolivia, Brunei y Siria–, al disponer del equivalente a 0,3 billones de m³.
Vale destacar que BP redujo sustancialmente su estimación de reservas mundiales de gas natural, que por estos días oscilan en torno a los 187,3 billones de m³, un 10% menos que un año antes. Así, el planeta tendría cubiertos sus requerimientos por 56 años (siete menos que en el cálculo previo).

Ranking productivo

Tener las mayores reservas no implica necesariamente explotarlas al máximo. De hecho, ni Venezuela ni Irán lideran la extracción planetaria de petróleo y gas.
El principal productor petrolero es Arabia Saudita, que extrae 11,5 millones de barriles diarios. Luego se posicionan Rusia (con 10,6 millones), Estados Unidos (8,9 millones), China (4,1 millones), Canadá (3,7 millones), Irán (3,7 millones), Emiratos Árabes Unidos (3,4 millones), Kuwait (3,1 millones), Irak (3,1 millones) y México (2,9 millones). El país gobernado por Nicolás Maduro recién aparece en la 11⁰ ubicación, con 2,7 millones de barriles por día.
En el campo gasífero, el productor número uno es Estados Unidos, con 681,4 millones de m³. Le siguen Rusia (con 592,3 millones), Irán (160,5 millones), Qatar (157 millones), Canadá (156,5 millones), Noruega (114,9 millones), China (107,2 millones), Arabia Saudita (102,8 millones), Argelia (81,5 millones) e Indonesia (71,1 millones), en ese orden.


Alta flexibilidad

A decir de Bob Dudley, CEO de BP Group, la última edición del “Statistical Review of World Energy” resalta, más que nada, la enorme flexibilidad con la que el mercado energético se viene adaptando a los cambios que siguen registrándose en la economía mundial. “Se observa una ralentización en el crecimiento del consumo de energía, lo cual se vincula en gran medida con la desaceleración económica, pero también con un crecimiento generalizado de la eficiencia en el uso energético. Al mismo tiempo, la oferta se sigue diversificando y cada vez más países están incrementando su aporte al suministro global”, indicó Dudley.
Según sus palabras, Estados Unidos se afianzó como el mayor productor hidrocarburífero del planeta, sobre todo en virtud de sus recursos no convencionales, al tiempo que las interrupciones en el abastecimiento de crudo que tuvieron lugar en algunas zonas de Medio Oriente y África afortunadamente pudieron ser compensadas por una mayor producción de otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). “Lo llamativo es que, más allá de este incremento productivo, los precios del barril volvieron a alcanzar cifras elevadas”, completó el ejecutivo.

Revista Petroquímica