Londres rechazó la ley argentina que sanciona a petroleras en Malvinas

DECLARACIONES DEL GOBIERNO BRITÁNICO

Señaló que las leyes argentinas no son aplicables en las islas.

Voceros de la administración del primer ministro británico, David Cameron, dijeron ayer a DyN que “ todas las actividades hidrocarburíferas en la plataforma continental de las Islas Falkland están regidas por el gobierno de las Islas Falkland, en rigurosa conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”.

“La exploración hidrocarburífera que llevan adelante las Islas Falkland es una actividad legítima que el gobierno británico apoya plenamente”, agregó el portavoz. “El gobierno británico apoya de manera inequívoca el derecho de los isleños a desarrollar sus propios recursos naturales para su propio beneficio económico”, remarcó.

Como informó Clarín el jueves, la nueva legislación establece cárcel de hasta 15 años para los ejecutivos de las empresas que operen en las islas si pisan territorio argentino. También, multas equivalentes al valor de 1.5 millones de barriles de petróleo, la prohibición de operar en la Argentina para individuos y compañías, y la confiscación de equipamiento y cualquier hidrocarburo que sea extraído ilegalmente, según informó la embajada argentina en Londres.

La ley aprobada en Diputados el miércoles, con críticas también entre los legisladores modificó el artículo 7 de la ley 26.659 de exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma continental sobre penas por el delito de exploración sin autorización de la autoridad competente en el lecho o en el subsuelo del mar territorial o en la plataforma continental argentina.

Entre tanto, en Gran Bretaña, la prensa reaccionó muy crítica a la ley afirmando por ejemplo que Argentina había “declarado la guerra a las reservas petroleras de las Islas Falklands” . Otros titulares, como el Daily Telegraph afirman que “Argentina amenaza el petróleo de las Islas Falklands” y recuerdan que el país da señales al mercado internacional con el acuerdo de indemnización a Repsol por la expropiación a YPF.

The Guardian, por ejemplo, recordó que desde 2010, cuando las petroleras comenzaron sus tareas de exploraciones en Malvinas, el gobierno argentino envió cartas de advertencia y protesta al gobierno británico, a las empresas y las bolsas en las que operan las mismas. En especial a Premier Oil, Rockhopper Exploration y Falklands Oil and Gas, las principales de Malvinas y que esperan estar sacando crudo para 2017.

En marzo pasado, más del 99% de la población, que no llega a los 3.000 habitantes, votó en un referéndum querer seguir siendo territorio de ultramar del Reino Unido.

iEco