Los inversores mexicanos no le tienen miedo a la situación argentina

Capitales de ese país están detrás de la compra de Telecom, del acuerdo YPF-Repsol y de Starbucks

Por Alfredo Sainz  | LA NACION    

Ni la brecha entre el dólar oficial y el paralelo ni la inflación sin reconocer se convirtieron en obstáculos suficientes para frenar la llegada de inversiones mexicanas a la Argentina. A diferencia de lo que ocurre con los capitales europeos o norteamericanos que no se atreven a incluir a la Argentina en sus planes de expansión en la región, las empresas mexicanas se lanzaron a la búsqueda de oportunidades en el país, aprovechando la falta de competencia y los precios relativamente bajos de los activos argentinos.

La llegada de las nuevas inversiones coincide con cierto cambio en la percepción de los inversores extranjeros sobre las posibilidades que ofrece el mercado argentino tras la derrota del oficialismo en las elecciones de septiembre en los principales distritos.

Sin embargo, tras los comicios, las únicas noticias en materia de inversiones llevan el sello mexicano, dejando en claro la mayor capacidad de adaptación a un entorno complicado como el argentino que exhiben los empresarios latinoamericanos.

En el último mes, David Martínez, con su fondo Fintech, se alzó con el control de Telecom y negocia una asociación con Eduardo Eurnekian para ingresar en el negocio petrolero. Por su parte, la poderosa petrolera Pemex jugó un papel clave en el acuerdo entre YPF y Repsol (los mexicanos tienen el 9,43% del paquete accionario de la compañía española) y ahora podría convertirse en el socio que busca Miguel Galuccio para comenzar a explotar el yacimiento de Vaca Muerta, según adelantó ayer el director de Pemex Fluvio Ruiz Alarcón.

Detrás del éxito de Starbucks en el mercado local también se encuentra otra empresa mexicana como Alsea, que acaba de quedarse con el control del 100% de las cafeterías en la Argentina, tras la compra del 18% que tenía la casa matriz de Seattle, y ahora anunció que traerá al país a otras marcas internacionales de gastronomía como Vips y Cheescake Factory.

EL FACTOR SLIM

Los mexicanos reconocen el papel clave que juega Carlos Slim en este desembarco en el mercado argentino. Slim no sólo es uno de los hombres más ricos del mundo, sino también la figura más influyente entre el establishment empresario de su país, al punto que muchos de sus colegas no dudan en invertir en distintos mercados siguiendo sus pasos, aun cuando no están muy convencidos. En los últimos años, el dueño de Claro dio repetidas muestras de confianza en la Argentina, incluida la compra del 8,2% de YPF apenas un par de meses después de la expropiación de la petrolera argentina.

“Al final a Slim la incursión en YPF le salió bien. Si bien entró por la cocina en la empresa quedándose con las acciones de un par de bancos, supo tener una mirada a largo plazo porque sabía que no podía perder”, explica Ricardo Esteves, el empresario y hombre de negocios argentino con mejor llegada a Slim.

En la mayoría de los casos, la decisión de invertir en la Argentina responde a una estrategia de expansión regional que no puede obviar al mercado local. “Mabe tenía la decisión estratégica de estar presente en casi todo el continente americano y uno de los mercados que consideró importante fue el de la Argentina para fabricación y comercialización de productos de línea blanca, con marcas y productos destinados a todos los segmentos”, explicó Abel Burgos, presidente de Mabe Argentina, que hoy tiene tres plantas de producción de heladeras, lavarropas y lavasecarropas, cocinas, hornos y anafes, y en el último año completó una inversión de $ 10 millones con el objetivo de sustituir importaciones.

En otros rubros, el interés inversor mexicano parece sustentarse en un cambio en la estructura social del país y la consolidación de una realidad más cercana a la del resto de América latina, con un aumento de la brecha en materia de consumo entre la clase media y la clase baja.

“La Argentina es un mercado muy interesante para la compañía, partiendo de la base de que prácticamente no tenemos competencia, porque no hay tiendas departamentales con una propuesta y un target parecidos al que apuntamos nosotros”, señaló Roberto Vigil, director general de Coppel Argentina, que hoy cuenta con trece tiendas en el país y en los próximos ocho meses planea sumar otros diez locales, apuntando siempre al conurbano y a algunos barrios de la Capital más cercanos a los bordes de la ciudad, como Liniers y Pompeya.

El crecimiento de Copel contrasta con la salida de otra cadena de tiendas mexicana como Elektra, que se acaba de retirar del país acusando a la inflación de su fracaso, aunque sus problemas en el mercado local contrastan con el crecimiento que tuvieron sus principales competidores -argentinos y multinacionales- en el mismo rubro.

DÉFICIT EN BAJA

El buen momento en la relación entre los dos países igualmente no alcanzó para que las empresas mexicanas pudieran sortear el cepo importador aplicado por el gobierno argentino, lo que se tradujo en una caída de 26,3 por ciento en el intercambio comercial en los primeros nueve meses del año.

Las importaciones mexicanas retrocedieron un 4%, mientras que las ventas argentinas hacia ese país crecieron un 18 por ciento, lo que ayudó a reducir el fuerte déficit en la balanza comercial, que en lo que va del año supera los 800 millones de dólares.

LA AVANZADA AZTECA

Petróleo, telefonía, electrodomésticos y comercio minorista lideran las inversiones

  • Inbursa
    La sociedad controlada por Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, se quedó con el 8,2% de YPF al poco tiempo de su expropiación
  • Mabe
    La fabricante de electrodomésticos ya cuenta con tres plantas en el país y amplió su producción de heladeras en la Argentina, con el objetivo de sustituir importaciones
  • Pemex
    La petrolera Pemex jugó un papel clave en el acuerdo YPF-Repsol y ahora tiene en estudio algún tipo de asociación para la explotación de Vaca Muerta
  • Coppel
    La cadena de tiendas por departamentos ya cuenta con 13 sucursales en la Argentina y planea sumar otras diez, apuntando siempre al conurbano bonaerense

La Nación

  • Fintech
    El inversor David Martínez se acaba de alzar con el control de Telecom y negocia asociarse con Eduardo Eurnekian en la petrolera CGC
  • Alsea
    El grupo Alsea trajo a la Argentina la marca Starbucks y acaba de quedarse con 100% de la filial local. Analiza traer otras marcas de gastronomía, como Vips y Cheesecake Factory