Filmus advierte con sanciones y cárcel a petroleras en Malvinas

Argentina castigará a las empresas y ejecutivos que participen en la explotación petrolera en las Malvinas, reiteró el recién nombrado secretario del gobierno para el archipiélago, Daniel Filmus, en una entrevista publicada el lunes en The Guardian.

“Iremos a los tribunales internacionales”, aseguró al diario británico Filmus, primer titular de la secretaría, creada a finales de diciembre por el gobierno de Cristina de Kirchner. “Quien no obtenga autorización (de Argentina) no sólo afrontará consecuencias administrativas sino también penas de cárcel”, advirtió.

Argentina aprobó en diciembre una enmienda a la ley de hidrocarburos que prevé penas de cárcel y multas millonarias a aquellos ejecutivos y empresas que participen, sin permiso de Argentina, en la explotación petrolera del archipiélago del Atlántico sur.

Londres respondió entonces que “las leyes domésticas argentinas no valen en las Malvinas” y criticó las “tácticas intimidatorias” de Buenos Aires.

Sobre el nuevo puesto que ocupa, Filmus dijo al diario inglés que muestra “la importancia que el gobierno da al problema de las Malvinas”.

“Hay pocos temas en Argentina que provoquen un apoyo tan sincero no sólo de todas las fuerzas políticas sino también de la población en general”, explicó a The Guardian.

Consultado sobre las negociaciones previas a la guerra de 1982, en las que Argentina y Gran Bretaña negociaban una posible soberanía compartida de las islas, Filmus opinó: “Esas charlas implicaron el reconocimiento de la existencia de la disputa y que el modo de resolverla era que las dos partes se sentaran como adultos a hablar. Lo que pedimos es darle una oportunidad al diálogo”.

Además, Filmus consideró que los habitantes de Malvinas no tienen derecho a proclamar las islas como británicas: “Hay 250 mil descendientes británicos en la Argentina y no reclaman que la tierra donde viven sea británica”.

Por otro lado, en declaraciones a un matutino porteño, el flamante secretario de Asuntos Relativos a las islas Malvinas, afirmó que el gobierno británico “debería escuchar” a los ingleses que plantean que el archipiélago debería estar bajo soberanía argentina.

“No es que esto cambie la posición argentina, que está basada en la justificación histórica y jurídica de nuestro reclamo. Pero nos parece que el gobierno británico también debería escuchar esta posición de su población”, afirmó Filmus, al ser consultado sobre una encuesta del diario The Daily Telegraph que avaló la restitución de la soberanía de Malvinas a la Argentina.

El funcionario señaló que “dos años antes el mismo diario había hecho una encuesta con preguntas parecidas y, aunque en menor proporción, también la mayoría decía que la soberanía debía recaer en la Argentina”.

“Hay un sector muy importante de la opinión pública británica, fundamentalmente los jóvenes, que quiere romper con el acervo colonialista que tiene el Reino Unido. También hay otro sector de la opinión pública que considera que no es necesaria la presencia militar en el Atlántico Sur y que lo que generan las Malvinas es una justificación para una inversión enorme en la cuestión militar que en épocas de crisis económica, como la que se está viviendo en Europa, no tiene ningún sentido”, destacó.

Filmus adelantó que trabajará “muchísimo para que no haya ninguna reunión internacional en la cual no se adhiera” a la resolución de Naciones Unidas que insta a Gran Bretaña a discutir con la Argentina sobre la soberanía de las islas.

Señaló que también se buscará “impedir que los recursos naturales en el Atlántico Sur, que nos pertenecen, sean llevados por los ingleses”.

Advirtió que los británicos “en América latina no van a encontrar socios” para la exploración petrolera en la zona de Malvinas.

“Ninguno de los grandes jugadores mundiales del tema del petróleo va a entrar en Malvinas con este riesgo”, vaticinó Filmus.

Resaltó que “Argentina no tiene un interés económico en Malvinas, sino que el interés es recuperar la integridad territorial”.

“No concebimos que en pleno siglo XXI haya una nación que, por tener mayor presencia militar, pueda apropiarse de una parte del territorio de nuestro país. El nuestro es un país incompleto hasta que pueda recuperar el territorio de las Malvinas, eso es un tema central”, subrayó.

ambito