Ecologistas en Acción Euskadi denuncia derrame de subsidiaria de Repsol en Ecuador

Ekologistak Martxan quiere denunciar los últimos incidentes asociados al avance de la frontera petrolera que ayer ocurrían en Muskiz en la planta de Petronor (Repsol) y en la Amazonía de Ecuador. Conforme la frontera petrolera avanza, se incrementan los accidentes,  la contaminación petrolera y el nivel de estas.

Ayer nuevos hechos ocurrían en Petronor con un escape de “polvo de catalizador”, según las autoridades de Abanto-Zierbana y la primera valoración del departamento medioambiental del Gobierno Vasco (en la página de Petronor no aparece nada sobre el incidente). Este ayuntamiento, que fue quien notificó el incidente a SOS Deia, explica también que según esta valoración “el producto no está clasificado como peligroso” y que “Salud pública a su vez, traslada a este Ayuntamiento que no ha existido riesgo para la salud de los ciudadanos de Abanto Zierbena”, cosa que cuestionamos, pues con todo lo que de normal tiene que tragar esa población, el que rocíen de repente con cualquier sustancia su atmósfera, no puede hacer mucho bien. Por lo que se desprende del mismo comunicado, se deduce que el escape fue considerable pues en el se relatan las “labores de limpieza en todas las zonas afectadas por el vertido” y en otro aviso se pone a la disposición de los afectados por el escape un teléfono, servicio de limpieza e incluso lavado de coches en túneles de lavado que costearía la propia compañía.

Ante estos hechos, la propia Coordinadora Anti-Coke convocaba a una nueva concentración para hoy jueves 3 de junio, a las 20:00 en Las Carreras, convocatoria que Ekologistak Martxan quiere secundar. Coincidencia, la misma organización realizaba este pasado sábado una cadena humana para protestar por otro escape que tenía lugar el 21 y 22 de juni, en ese caso polvo de coque. La protesta se dirigía también contra la decisión de Petronor y la permesividad de las instituciones, para refinar crudos pesados en su recientemente inaugurada planta de coque. El Gobierno Vasco abría expediente sobre este incidente e iniciaba una inspección. Estos accidentes han ocurrido al poco de ingresar un cargamento de petróleos supercontaminantes (por lo que estamos viendo y por sus efectos en su lugar de extracción), procedentes de arenas bituminosas, y de los que se preveía un incremento de la contaminación de una zona ya muy castigada por la actiividad de Petronor (Repsol) Por otro lado, Petronor anunciaba la semana pasada un saldo negativo para el año pasado, con pérdidas de 87 millones de euros, para las que planteaba como solución el concentrarse en el refino de estos crudos pesados (es una de las pocas refinerías con esta capacidad en Europa). Ya lo denunciamos el 29 de mayo y lo denunciamos ahora (la gente de Meatzaldea lleva años oponiéndose a la planta de coque!!): no a la entrada de petróleos supercontaminantes en Meatzaldea y en Europa!!!

Por otro lado, otro lugar en el que se extraen crudos pesados y cuyos impactos no cesan es Ecuador. Después del sabotaje gubernamental a la propuesta Yasuni-ITT y al intento de una consulta popular promovida por la ciudadanía, un nuevo accidente corrobora el riesgo de estas actividades en lugares protegidos y de gran riqueza de biodiversidad y humana (pueblos no contactados). Esta situación también la hemos protestado publicamente, en el consulado de Ecuador y trasladando el sentir de nuestras organizaciones hermanas en Ecuador y nuevamente la hacemos nuestra.

El derrame de un oleoducto de la Estación el Libertador (Sucumbíos) al Río Parahuaico (afluente del Aguarico, a su vez del río Napo, a su vez del Amazonas) tuvo lugar ayer por el deslizamiento de una carretera. 100 especialistas de Petroamazonas han sido movilizados para controlar el derrame. Se desconoce la cantidad del hidrocarburo derramado. Para el control del derrame se implementaron fosas barreras a lo largo del Río Parahuaico, tanques de almacenamiento temporal y recuperación de crudo con skimmer. Lo recóndito del lugar de extracción, las dificultades para transportar el crudo unido a sus características hace que estos accidentes se repitan sin cesar y que Ecuador sea escenario de un drama ecológico. Repsol es también responsable de ellos pues opera allá y en concreto en el parque Yasuni, zona protegida en medio del Amazonas, donde también ha causado derrames y afecciones serias al medio ambiente.

Por ello una vez más exigimos una alternativa a esta dependencia petrolera en lugar de continúarla provocando más accidentes, contaminación, calentamiento global y destrucción de hábitats y del Planeta.
Petronor (Repsol): HILTZAILEAK!

Ekologistak Martxan – Ecologistas en Acción, Euskadi