La ley Galuccio ya empezó a romper al kirchnerismo en el Senado

Pichetto y Guinle se trenzaron durante el informe de Capitanich. “Vamos a dar el debate”, alertó el jefe de bloque.

La ley de hidrocarburos que promueve Miguel Galuccio, y enfrenta a Cristina con los gobernadores de las provincias, se coló en medio del informe de Jorge Capitanich en el Senado y abrió las primeras grietas en el kirchnerismo.

Sin la oposición, el jefe de Gabinete confirmó que la ley empezará a debatirse en los próximos días aun sin el apoyo de los mandatarios, quienes están dispuestos a impugnarla ante la Corte Suprema.

“Intentamos maximizar las inversiones y así incrementar las reservas y la producción de petróleo y de gas”, afirmó Capitanich. No esperaba que lo que parecía una reunión de bloque con invitados.

El chubutense Marcelo Guinle, un histórico de la bancada, exigió defender los intereses de las provincias y no olvidar que poseen los recursos por mandato constitucional.

Su jefe de bloque no la dejó pasar: cuestionó duramente las prórrogas “a 30 o 40 años” que hacen gobernadores de las concesiones y de la falta de inversión de las empresas. “Muchos han dejado de cobrar ingresos brutos para firmar contratos. Vamos a dar el debate porque los gobernadores dicen cosas en sus provincias pero vienen acá y no hablan”, desafió, con letra de Cristina.

Guinle pidió responder: “Las regalías reemplazan la baja coparticipación que tienen las provincias petroleras. Por eso van para recursos corrientes”, aclaró. El debate seguirá en el bloque, la comisión y el recinto.

LPO