Provincias petroleras en puja

Gobernadores de Chubut y Santa Cruz chocan por “hidrocarburos”

Daniel Peralta, de Santa Cruz, respaldó el proyecto oficial: “La politización beneficia a intereses que no son los de YPF, las provincias o la Nación”. Buzzi, de Chubut, se quejó porque las demandas no son tenidas en cuenta.

El proyecto de reforma, que fue impulsado por el CEO de YPF, Miguel Galuccio, busca actualizar la ley en función de las llamadas explotaciones no convencionales, a fin de adecuar las condiciones para las inversiones y las concesiones respectivas. Además busca devolverle al Estado nacional la plena facultad para fijar las políticas sectoriales. Este enfoque es resistido por algunas autoridades locales, que consideran que tanto la Constitución Nacional como la ley vigente otorgan “la propiedad de los recursos naturales a los Estados provinciales”. Este punto es el eje de la mayor controversia, dado que la letra escrita habla de “dominio”, pero no de “propiedad”, conceptos jurídicamente diferentes.

La semana pasada, la Legislatura de la provincia de Chubut aprobó un proyecto de declaración, rechazando el proyecto oficial nacional “en defensa de los intereses de las provincias petroleras”. Ayer, el bloque de legisladores del Movimiento Popular Neuquino impulsaba una declaración similar para acompañar la posición del gobernador Jorge Sapag.

Martín Buzzi, quien además es el titular de la Organización de Provincias Hidrocarburíferas (Ofephi), manifestó ayer públicamente su disidencia con las opiniones de Miguel Galuccio, y se quejó de que en las sucesivas reuniones con funcionarios del gobierno nacional, éstos “no se corren un centímetro” para alcanzar una posición de consenso. “Siempre estamos abiertos al diálogo”, afirmó en declaraciones radiales. “Comenzaremos la semana número 12 desde que nos entregaron el primer borrador (de reforma de le ley), hace 12 lunes que no se corren un centímetro y cada vez que se quieren mover, es en contra nuestro”, se quejó. Advirtió que “no se está decidiendo sólo sobre si van dos o tres puntos” más de regalía a las arcas de las provincias sino, fundamentalmente, sobre “quién toma las decisiones” en torno de las áreas energéticas. “Y yo no voy a dejar de decidir”, advirtió.

Buzzi hizo referencia a declaraciones de Galuccio respecto de la ley y de la producción de YPF. Con respecto a la primera, opinó que “sus declaraciones no fueron buenas”. Defendió la vigencia de la denominada “ley corta”, una modificación parcial al régimen entonces vigente que se dispuso durante el gobierno de Néstor Kirchner, buscando acomodar en favor de las provincias cuestiones que habían quedado desacomodadas por la privatización y apertura del sector, que fue el escenario del desmembramiento del sector y hundimiento de la producción. Pero, al producirse la renacionalización de YPF, cambió el cuadro de situación y ahí es donde Galuccio planteó que hacía falta una nueva ley para un nuevo escenario.

Buzzi le respondió que si YPF logró ampliar la producción es “por la extensión que le hemos dado (a la petrolera) en el marco de la propia ley, de la plena aplicación de la ‘ley corta’. Y si esto funciona de esta manera, no hay que cambiar nada”.

Peralta, gobernador de Santa Cruz, se diferenció de su par de Chubut al sostener, a través de un comunicado que distribuyó ayer, que el proyecto oficial “de ninguna manera afecta la vigencia, la autonomía, la ‘ley corta’, ni el dominio sobre los recursos naturales, que constitucionalmente es de las provincias” y que, en cambio, lo que se busca es “reformar por consenso una ley de hidrocarburos de la dictadura”. Peralta le recordó a su par chubutense que los derechos de las provincias que dice defender “fueron todos impulsados por la presidenta Cristina Kirchner”.

También se refirió al probable retiro del representante provincial de Chubut del directorio de YPF. “No creo que sea positivo para las provincias perder a un representante en el directorio por una disputa política, porque es como esconder la cabeza como el avestruz, y los debates deben darse donde corresponde”, subrayó Peralta.

En respuesta directa a los dichos de Buzzi, el santacruceño señaló que “es insustancial en un tema tan central y estratégico cuántas semanas lleva el debate, no hay tiempos cuando de lo que se trata es de alinear y armonizar los intereses de las provincias productoras y la Nación para conseguir las inversiones que nos permitan poner en valor las reservas de hidrocarburos”. Afirmó además que “varias propuestas de los gobernadores fueron incorporadas a la discusión”.

Peralta, por último, tomó distancia de la organización de provincias productoras que preside Buzzi, expresando: “No me siento representado por una Ofephi que busca politizar y partidizar debates estratégicos para el desarrollo de nuestro país, y que olvida que en YPF, por primera vez, todas las provincias productoras somos socias (…). Esta politización beneficia a intereses que no son los de YPF, las provincias o los de la Nación”.

Página/12