Los sismos ocurren cuando las empresas fracturan

El aumento de actividad sísmica en la zona de Vaca Muerta está directamente vinculado con los periodos de mayor utilización del fracking. A esa conclusión llegó el geógrafo Javier Grosso quien relacionó la información sobre los procesos de fracturamiento hidráulico recientemente publicada por el Ministerio de Energía y el registro de movimiento telúricos, que en su mayoría han tenido focos a muy baja profundidad.

¿Por qué el fracking podría aumentar la actividad sísmica en Vaca Muerta? Los resultados preliminares de ese cruce de información indican que la reactivación de fallas geológicas, particularmente dorsal Huincul, podría deberse a que directamente el proceso de fracturación hidráulica activa la falla o bien a que la reinyección en pozos sumideros de líquidos contaminados (flowback) podría estar lubricando estas placas. 

“Lo que logramos con este trabajo es acercar más la proximidad espacial y temporal entre los pozos de hidrofractura y los sismos”, explica Grosso. “Es claro que en las fecha en que las empresas declaran que hicieron hidrofractura se reflejan la mayoría de los sismos”, señala. Por otro lado, indica que la disminución del registro de sismos que se constató en los últimos meses coincide con la disminución de la actividad hidrocarburífera que se profundizó después de la elecciones primarias de agosto.

Desde hace casi dos años en las inmediaciones de la localidad de Sauzal Bonito y el paraje Aguada Pichana, ubicados en el centro de la provincia de Neuquén, comenzaron a percibirse temblores desconocidos hasta ese momento. Entre 2018 y 2019 se constataron más de 150 movimientos en cercanías de donde las compañías Tecpetrol y Total tienen proyectos de explotación mediante fracking. 

Ver también

Sismos en Vaca Muerta, las sospechas recaen sobre el fracking 

Vaca Muerta, sismo y sustancia

Artículos relacionados