Nuevo sismo en el “corazón” de Vaca Muerta: ¿una falla geológica o culpa del “fracking”?

Por iProfesional – El movimiento telúrico, que se registró a las 0.47 del lunes y tuvo una magnitud de 3,1°, fue notificado por la Red Geocientífica de Chile.

Añelo, corazón de Vaca Muerta, fue sacudida por nuevo un sismo, esta vez registrado a unos 22 kilómetros al noroeste de esa localidad neuquina. Aquí surge nuevamente la pregunta que se hacen los expertos, se dio por una condicón natural o por la técnica  utilizada  para la perforación de pozos llamada “fracking”.

El movimiento telúrico, que se registró a las 0.47 del lunes y tuvo una magnitud de 3,1°, fue notificado por la Red Geocientífica de Chile, expertos reunidos en forma autónoma que analizan los sismos desde hace varios años.

Como tuvo una intensidad de más de tres puntos, es probable que los efectos del mismo, puedan ser percibidos por los habitantes de Añelo y las zonas cercanas, aunque no se reportaron informes de la población.

Los sismos se repiten en la zona desde hace tiempo

Los sismos se repiten en la zona desde hace tiempo

Fueron justo los habitantes de este paraje cercano al yacimiento neuquino, quienes pidieron a los funcionarios que se tomaran medidas para indagar en las causas de estos fenómenos geológicos y en el motivo de su asiduidad, según indicó Minuto Neuquén.

Los dos sismógrafos colocados en Vaca Muerta detectaron el primer sismo el 10/06 del año pasado y se fueron sucediendo estos hechos de forma periódica, aunque últimamente con menor frecuencia. Habida cuenta de la emergencia sanitaria suscitada por el coronavirus, no hubo novedades del plan progresivo para seguir instalando estos dispositivos.

Cuáles son las causas de estos movimientos de tierra

Si bien un grupo de expertos vinculan estos temblores a un falla geológica propia del terreno, hay otros más escépticos, que consideran que hay una relación directa entre la hidrofractura y los sismos debido a la técnica de “fracking” que se utiliza. Y ello se reflejaría en la menor frecuencia en que se dieron últimamente, como consecuencia del parate en la actividad y la cuarentena.

Ellos son: Joaquín Vázquez Marín, de la Red Geocientífica Chile, Javier Grosso, Daniel Zuñiga, y Gustavo Giménez, de la Universidad del Comahue y Guillermo Tamburini, de la Universidad de la Patagonia Austral – Conicet.

Ante esto, la pregunta de los expertos es si la baja estrepitosa de las tareas de fractura hidraúlica usadas para explorar Vaca Muerta, tienen su efecto inmediato en el decrecimiento de estos terremotos leves.

No obstante, esta pregunta aún no tiene respuesta. Los resultados de cada uno de los diagnósticos serán aunados y se cree que a mediados de 2021 se conocerán mayores datos al respecto.

¿Qué es el “fracking”?

La técnica en cuestión comprende la perforación de pozos mediante la rotura de rocas subterráneas con explosivos. Y la posterior inyección de una mezcla de agua -recurso por el que las petroleras abonan apenas $4,90 el metro cúbico– y una batería de formulaciones que puede ir de 20 a 500 aditivos.

En tanto combina aspectos de la explotación petrolera consolidada y la labor minera más cuestionada, en la actualidad enfrenta la oposición de organizaciones ambientalistas, ONGs locales e internacionales, e incluso vecinos de la zona de Vaca Muerta, por generar temblores.

Sólo en 2019, en ese punto de Neuquén ocurrieron 135 sismos confirmados por el Instituto de Prevención Sísmica (INPRES) y la Red Geocientífica de Chile -ex Sismología Chile-. A la par, en Vaca Muerta la explotación por “fracking” viene generando un volumen anual de “flowback”, esto es, agua con químicos y otros residuos industriales que devuelve cada perforación, equivalente a algo más de 500 piletas olímpicas de 50 metros de largo.

¿El fracking causó el movimiento sísmico?

¿El fracking causó el movimiento sísmico?

El “flowback” culmina alojado en 60 pozos sumideros que albergan sin tratamiento alguno a esos mismos líquidos, en filtrado permanente hacia la dorsal Huincul, falla geológica predominante en esa zona de la provincia de Neuquén.

Una particularidad derivada del parate operativo en el reservorio: los sismos en torno a centros poblados como Sauzal Bonito se frenaron a partir de la desactivación de los equipos de fractura. La actividad sísmica, aseguran expertos de la Universidad Nacional del Comahue y del Observatorio Petrolero Sur, “acompaña la actividad hidrocarburífera” hecha con “fracking” en Vaca Muerta.

Artículos relacionados