Archivo de la etiqueta: Políticas públicas

Sismos y fracking en Vaca Muerta

En lo que va del 2019 se registraron en 124 movimientos en la zona de Sauzal Bonito, provincia de Neuquén, trece de ellos en el mes de agosto. Con el objetivo de aportar elementos de análisis, el geógrafo Javier Grosso, miembro del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional de Comahue, volcó en un mapa información pública sobre la actividad sísmica en la región y los pozos perforados hacia Vaca Muerta, construyendo una herramienta de visualización de una problemática emergente. Actualmente una mesa compuesta por el gobierno de la provincia de Neuquén, las empresas operadoras y el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) hacen seguimiento a través de sismógrafos instalados en la zona.

Grosso ubicó en el mapa los movimientos sísmicos con epicentro a una profundidad de entre 4000 y 12000 metros de profundidad, que se vinculan con fallas geológicas que se reactivaron, y los pozos para extracción de hidrocarburos con uso de fracking, con una profundidad de entre 3000 y 6000 metros. El corte temporal que tomó es el período 2015 – 2019, que coincide con el boom de la explotación de la formación Vaca Muerta. Sus fuentes son la Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos de la Nación, INPRES y Sismología Chile, entre otros.

¿Hay relación entre el incremento de la actividad sísmica y el fracking en Vaca Muerta? La pregunta hasta el momento sigue sin respuesta, que la tierra tiembla, no hay dudas, la incertidumbre sobre la causa es un elemento de fuerza suficiente para aplicar el principio de precaución y detener el fracking.

También podes leer Sismos en Vaca Muerta, las sospechas recaen en el fracking

Añelo, la precaria capital del shale nuevamente sitiada por cortes

Vecinos/as de Añelo volvieron a cortar las rutas provinciales 7 y 17 por un nuevo incumplimiento de los compromisos firmados por la provincia y el municipio. En junio, tras una muerte en un accidente de tránsito, comenzaron los reclamos de semáforos e iluminación en el tramo de la ruta que atraviesa a la ciudad petrolera. 

Por Martín Álvarez Mullally

Corte de ruta en Añelo. Foto Martín Álvarez Mullally
Corte de ruta en Añelo. Foto Martín Álvarez Mullally

Hoy dos dos cortes de rutas en reclamo de seguridad vial paralizaron el ingreso y egreso de la ciudad y los yacimientos tras la muerte de Adrián Solorza, joven mendocino de 26 años que llegó a la ciudad en búsqueda de trabajo. El accidente ocurrió sobre la ruta provincial 7, arteria central en el boom del fracking que conecta con los principales áreas en producción de hidrocarburos no convencionales de la Cuenca Neuquina. En septiembre del 2015 Añelo fue declarada por el Senado Nacional “Capital Nacional de los Hidrocarburos No Convencionales” por ley N° 27.190, para entonces el boom de Vaca Muerta comenzaba a ser apabullante para la pequeña localidad neuquina. A cinco años de la llegada del fracking, Añelo cambió mucho, pero mejoró poco. El mayor crecimiento fue del sector privado, cajeros, un supermercado de cadena nacional, varios emprendimientos inmobiliarios, hotelería, algunos comercios. Mientras el sector público mantiene déficits importantes, salvo la comisaría, el resto de las obras necesarias avanzaron poco; el hospital fue inaugurado en 2018 pero con funcionamiento parcial, no hay cloacas, siguen las mismas pocas cuadras de calles asfaltadas y el crecimiento exponencial se da sobre zonas donde no hay servicios básicos garantizados.

El 6 de junio vecinos/as de Añelo también subieron a las rutas provinciales 7 y 17 realizando varios cortes por más de 20 hs, el reclamo principal son luminarias, reductores de velocidad y semáforos para toda la zona en donde la ruta atraviesa la ciudad. Darío Díaz, intendente de la localidad se comprometió a través de una acta acuerdo a pedir a la provincia que se mejore las condiciones de la ruta. Las promesas fueron incumplidas, y nuevamente hubo piquetes el 25 de junio pasado por 12 hs consecutivas, el reclamo era el cumplimiento del acta de acuerdo firmada en el anterior corte. Tras una nueva promesa del intendente y de funcionarios de la provincia se levantó la medida.

No es la primera vez que el mecanismo de protesta se aplica una vez agotadas todas las instancias, en diciembre del 2013 en la previa al boom la población harta de reclamos por la necesidad de un hospital local se subieron a la ruta y cortaron hasta tener un compromiso firmado por la provincia. El cumpliento de ese reclamo aún está vigente, faltan profesionales de la salud en distintas ramas, especialidades y en auxiliares, para quienes trabajan allí se les hace imposible vivir en la localidad por los altos costos de vida. La ciudad que posee el metro cuadrado más caro del país -incluyendo en la comparación a la zona vip de Puerto Madero- acumula promesas incumplidas, con ellas emergen los conflictos

En 2014 al calor de la llegada del fracking a la zona de la mano de YPF y Chevron, se firmaron acuerdos entre el municipio, la provincia, el BID y la fundación YPF para ingresar al programa “Ciudades Emergentes y Sostenibles”, tras costosos diagnósticos poco ha avanzado, las necesidades de un pueblo en permanente explosión demográfica siguen siendo las básicas como gas, luz, agua, cloacas, lotes accesibles, viviendas, instituciones estatales. En 2015 Lucile Daumas se preguntaba si es Añelo, ¿ciudad emergente y sostenible? la pregunta sigue tan vigente como los reclamos populares.

Números que no cierran

El título resume la conclusión del informe Los subsidios a los combustibles fósiles en Argentina 2018-2019 de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, presentado en junio.

Entre otros puntos, el documento destaca que “los montos transferidos a las empresas dedicadas a la extracción de hidrocarburos -particularmente para la producción de gas- sumaron en 2018 US$ 340 millones; es decir, un 0,33% del presupuesto nacional y el equivalente a más de 5 millones de Asignaciones Universales por Hijo o al salario anual de 35.000 docentes de enseñanza inicial”. Mientras que este año “los subsidios a los combustibles fósiles suman más de US$ 6.000 millones, cifra que duplica lo que el Estado invirtió durante todo 2018 en Universidades Nacionales“.

“Los subsidios son una respuesta de corto plazo frente a problemas coyunturales, o bien una clara señal de los objetivos de un Estado. Históricamente, se los ha utilizado como herramienta para sanear situaciones conflictivas tanto a nivel social como económico, pero desde FARN hacemos hincapié en la necesidad de políticas públicas cuyos horizontes de planificación excedan los mandatos de un gobierno y se enfoquen en asegurar de la manera más justa la transición energética necesaria para un futuro sostenible.”

Descargar informe

México: Presentan iniciativa para prohibir el fracking

La iniciativa del senador, presentada junto a la legisladora Antares Vázquez, busca evitar daños y afectaciones al medio ambiente por medio de esta técnica.

Por El Financiero.

El senador Martí Batres y la senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre, ambos del grupo parlamentario de Morena, buscan expedir la Ley General para la Prohibición de la Fractura Hidráulica, según da cuenta una iniciativa contenida en la Gaceta Parlamentaria del Senado de este miércoles.

Esta ley, se lee en la iniciativa, tiene por objeto “evitar los daños graves e irreversibles al medio ambiente y, en consecuencia, las afectaciones que puedan producirse a partir de la exploración y explotación por medio de la fractura hidráulica”.

El fracking es la técnica mediante la cual se fractura el subsuelo, para a través de la inyección de gas y químicos a alta presión extraer el combustible que se encuentra atrapado en capas de roca.

Además de prohibir las nuevas actividades de exploración y producción por esta vía, la iniciativa plantea que sean cancelados de manera definitiva los proyectos por fractura hidráulica vigentes y en proceso.

La Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), dice la iniciativa, deberán suspender los trabajos relacionados con la construcción de obras e instalaciones que involucren esta tecnología; clausurar estas y cancelar las asignaciones y proyectos en los cuales se use la fracturación hidráulica.

Mientras que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sería la encargada de vigilar el cumplimiento de las disposiciones de esta ley.

Además plantea la imposición de multas de mil a un millón quinientas mil veces el importe de salario mínimo a quien realice actividades que involucren esta técnica.

En la iniciativa, los legisladores argumentan que esta técnica disminuye la disponibilidad de agua para uso humano; contribuye al calentamiento global; así como afectaciones a la salud, entre otros factores.

“Esta legislatura debe optar por la protección del país y estar a la vanguardia en medidas ambientales y de derechos humanos, adoptando el principio precautorio para prohibir la fractura hidráulica hasta que investigaciones científicas puedan asegurar otros métodos de extracción de hidrocarburos con métodos que no pongan en riesgo la seguridad humana y el equilibrio ecológico”, se lee en la iniciativa.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se ha manifestado en contra de la extracción de hidrocarburos por vía de esta técnica. Recientemente el jefe del Ejecutivo canceló un plan aprobado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) para utilizar fracking en el campo Humapa.

Esta iniciativa de ley deberá ser discutida y votada por los miembros del legislativo.

 

Analizan los movimientos sísmicos en Vaca Muerta

Técnicos de Sismología Chile realizaron un informe sobre los movimientos sísmicos en las fallas de la Dorsal Huincul ocurridos entre los años 2015-2019. La zona se encuentra en pleno corazón de la explotación hidrocarburífera no convencional. Si bien aún no se pudo probar relación entre sismos y fracking por falta de estudios en el lugar recomiendan que se realice un seguimiento de campo. Autoridades de Neuquén anunciaron esta semana la instalación de dos sismógrafos para analizar la situación. 

Por Martín Álvarez Mullally

El grupo de Sismología Chile se ha transformado en la referencia de los análisis de los movimientos sísmicos en la zona de Sauzal Bonito, cercana al epicentro de la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. La organización no gubernamental que fue creada después del terremoto de Chile en 2010, para advertir a la población sobre cómo afrontar una situación de esa naturaleza, acaba de publicar el “Informe técnico N°2: Análisis de la sismicidad en la dorsal de Huincul durante el periodo 2015-2019”, en el que sistematiza los datos obtenidos hasta la fecha para que sirvan de base a estudios futuros. “Es necesario que esta situación se estudie, sobre todo por la población, la zona no está preparada para movimientos”, explicó Joaquín Vásquez uno de los integrantes del departamento de analistas que firma el informe publicado la misma semana en que el gobierno neuquino anunciaba la instalación de los primeros dos sismógrafos.

El estudio se basa en la dorsal de Huincul que según los autores “es un sistema de fallas activas en un escenario tectónico transpressional, que es capaz de registrar sismos de pequeña y mediana magnitud”. El informe destaca que los movimientos sísmicos registrados “pueden tener un impacto negativo en la población considerando el tipo de estructura que poseen algunas viviendas en localidades aisladas en la zona y otros factores sismológicos como la reducida distancia epicentral y la superficialidad de los focos que juegan un rol importante en el nivel de sacudimiento del suelo”. También subraya que “los sismos evaluados presentan diferentes ubicaciones y orígenes, por lo que no toda la sismicidad presente se asocia a una misma falla, sino que son varias las fallas involucradas”.

Los analistas buscaron calcular los parámetros de todos los eventos sísmicos ocurridos desde 2015 hasta la actualidad, determinar su origen y su relación con las fallas geológicas presentes en el área y su cercanía con los lugares donde se desarrolla fracking. Entre las conclusiones sostienen que hasta la fecha no es posible determinar que el fracking es el origen de la activación o reactivación de fallas, producto de que no existen estaciones de monitoreo, ni tampoco hay estudios en terreno que permitan establecer esa correlación. No obstante, el informe destaca que es posible evidenciar la cercanía de los epicentros sísmicos a los lugares donde se explotan hidrocarburos no convencionales. Según la publicación “el incremento de la actividad sísmica coincidió con el inicio y la intensificación de fracking en la zona, ambos fenómenos pueden relacionarse, hay casos comprobados de que la explotación o extracción de gas o petróleo puede causar aumento de tensión en segmentos de fallas lo que puede ocasionar su reactivación, sin embargo, aquellos casos documentados han presentado vigilancia, estudios en terreno, estaciones de monitoreo en tiempo real y GPS. Por lo tanto, para poder descartar o confirmar la relación entre estos fenómenos se necesitan más datos, y varios de ellos específicos”.

Durante los primeros seis meses del 2019 registraron 120 sismos en el área de estudio, estos se concentraron en cercanías a Sauzal Bonito. En enero de 2019, un enjambre sísmico se presentó en la dorsal de Huincul con 37 movimientos en 30 horas.

Una de las apreciaciones preocupantes de los analistas es la existencia de un sistema de fallas normales en la zona de Sierra Barrosa y Sierra Barrosa Norte, ubicadas al sur del embalse Los Barreales. “Dentro de esta zona se ubican algunos sismos como el ML=3.1 ocurrido el 04/06/2018 o el ML=3.0 del 07/03/2019, sin embargo, tampoco existe mecanismo focal para relacionar estos sismos con el sistema de fallas”, sostiene la investigación.

En el caso de Sauzal Bonito, el informe señala la preocupación por la situación de  las construcciones. “La calidad de las viviendas o estructuras de este lugar no están preparadas ante eventos de esta naturaleza, las edificaciones están hechas de materiales no sismorresistentes, algunas de ellas de adobe, por lo que es esperable que, ante sismos de magnitud moderada o fuerte, cercanos a esta localidad y superficiales, se presenten daños en la infraestructura”, precisa.

Controversias

Sismología Chile ha publicado regularmente registros de sismos en sintonía con las denuncias de la población de Sauzal Bonito, que se ubica a pocos kilómetros de varios desarrollo no convencionales, entre ellos, el que fuera estrella en 2018: Fortín de Piedra. Hace dos semanas, el miércoles 18 de junio a las 2 am, Sismología Chile detectó un sismo de 3,1 puntos que tuvo una profundidad de 13 kilómetros en el yacimiento El Mangrullo, quienes viven en Sauzal Bonito ratificaron el movimiento, pero la noticia fue desmentida por el titular de Defensa Civil de Neuquén Martín Giusti.

La organización le respondió Giusti subrayando la carencia de información oficial. “Consideramos que, sin registros instrumentales, no se puede desmentir fácilmente la ocurrencia de un sismo”, señalaron desde Sismología Chile en un comunicado.

A mediados de 2018 comenzaron las denuncias de habitantes de Sauzal Bonito. Hasta el momento, el movimiento más fuerte se constató a principios de marzo y alcanzó los 4,8 grados. Esta semana comenzaron los análisis para instalar los primeros sismógrafos.

Te sugerimos además ver: Sismos en Vaca Muerta, las sospechas recaen en el fracking

Se desinfla el gas en Vaca Muerta

Los datos de marzo sobre la evolución de la extracción de gas podrían indicar que la trayectoria de crecimiento iniciada en 2018 comienza a mostrar signos de reversión. Las promesas de subsidios focalizados en Vaca Muerta y de incremento del precio del gas en dólares contenidas en el programa energético del Gobierno nacional sirvieron de estímulo para traccionar inversiones, aunque los desequilibrios macroeconómicos empujaron a que el gobierno redefina el programa.

El año pasado aproximadamente el 20% del gas consumido fue importado, una situación que se arrastra desde hace más de diez años. El aumento de la producción de gas en 2018 (5,29% en términos interanuales, la mayor variación desde el 2004), motorizada por los subsidios, redujo el déficit externo. Atendiendo esta problemática, el gobierno plantea que el desarrollo del gas no convencional en general, y el proveniente de Vaca Muerta en particular, va a permitir revertir la brecha convirtiendo a la Argentina en un exportador neto. En relación a esta expectativa, un documento difundido por la Secretaría de Gobierno de Energía en septiembre de 2018 proyectaba que la producción de gas se duplicaría en el 2023. Con ese horizonte, la misma secretaría firmó la Resolución Nº 104/2018 que aprobó un nuevo régimen para la exportación de gas.

El crecimiento de la producción de gas de 2018 se debió a la explotación no convencional, más precisamente al extraído de Vaca Muerta (shale gas), que evidenció un salto productivo de significativo tenor. Este comportamiento está explicado por los subsidios transferidos a las petroleras para estimular la inversión en la formación. Más precisamente a la empresa de Paolo Rocca, Tecpetrol, cuya decisión de explotar el área Fortín de Piedra se debe a la presencia de estos subsidios. Hoy en día la dinámica productiva del shale gas depende en gran medida del nivel de actividad en el área de Tecpetrol, como lo indica el último dato disponible: en marzo el 52% del gas de Vaca Muerta se obtuvo de ese área.

En relación al ajuste al alza del precio del gas, por iniciativa del ex-ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren, desde octubre de 2016 y hasta junio de 2018 se aplicaron continuos incrementos en vista de alcanzar los USD 6,80 por millón de BTU en octubre de 2019. Estas subas no implicaron una mejora de la ecuación económico-financiera para las empresas petroleras, ya que el mayor precio recibido fue compensado por menores subsidios. Sin embargo, la política de precio perseguida funcionó como estímulo para las inversiones ya que llegar al precio objetivo sí hubiese significado que opere una mejora económica para estas compañías.

La insustentabilidad del programa económico de Cambiemos, puesta en evidencia con la gran devaluación de la moneda y la firma de un acuerdo Stand-By con el Fondo Monetario Internacional (FMI), afectó el programa energético. El encarecimiento del dólar provocó que se haga sumamente oneroso en términos económicos, pero también políticos -por la resistencia que generaba y genera la política tarifaria-, mantener el sendero de actualización del precio del gas, por lo cual fue dejado de lado. Desde que se revirtió la tendencia alcista, la caída acumulada del precio del gas en dólares es cercana al 30%.

El salto cambiario también provocó que se engrosen las partidas presupuestarias vinculadas con los subsidios energéticos ya que estos están definidos en dólares. Por tal motivo, y en el marco del ajuste fiscal comprometido con el FMI, a principios de año se tomaron medidas para evitar que los subsidios crezcan: la no inclusión de nuevas áreas pendientes para que formen parte de los subsidios y el recorte en el volumen subsidiado a Tecpetrol, medida que se encuentra judicializada.

La redefinición del programa energético es un elemento a considerar no solo para delinear cuál va a ser la evolución del sector de cara al futuro, sino también, para comprender la  situación actual. En marzo la novedad no radica tanto en la caída de la producción total de gas (3,84% en términos intermensuales), sino que lo que sorprendió fue que esta baja haya estado explicada por la caída del no convencional (5,43%), su mayor caída intermensual registrada desde marzo de 2011. Si bien el tight gas continuó con el descenso que arrastra desde hace meses, lo que provocó la caída del no convencional fue que el gas extraído de Vaca Muerta frenó su crecimiento e, incluso, disminuyó. En caso de ratificarse la baja en los próximos meses, el aporte de Vaca Muerta al cambio de la realidad del sector distará de las expectativas gubernamentales.

Evolución de la producción de shale gas y tight gas. En millones de m3 diarios

 

 

Editorial EJES: Vaca Muerta cuesta arriba

Los primeros meses de Gustavo Lopetegui al frente de la Secretaría de Energía de la Nación implicaron, entre otras cosas, que Vaca Muerta tuviese un papel secundario en las portadas de los diarios nacionales. Sin embargo, la cantidad de novedades vinculadas con el megaproyecto son difíciles de abordar. Lo que da cuenta, por un lado, de la relevancia que sigue teniendo para los actores institucionales y corporativos y, por otro lado, de las dificultades y controversias que impiden su acelerada y pretendida expansión.

Más allá de una personalidad menos afecta a los medios que la de su antecesor, el freno a la promoción estatal de Vaca Muerta se debe a que Lopetegui llegó para ajustar subsidios. En Fortín de Piedra, el único proyecto hidrocarburífero del que podía jactarse el macrismo como propio de su era, comenzó un duro diferendo. Esta fricción tuvo un nuevo episodio: Tecpetrol demandó al Estado por 2.500 millones de pesos por subsidios mal liquidados.

El año pasado, el área netamente gasífera Fortín de Piedra permitió que, cuando los ojos globales se posaban sobre argentina en el marco del G20, se pudiera destacar oficialmente el esfuerzo nacional para minimizar emisiones de cambio climático utilizando el discurso del gas como energía puente. El Ejecutivo nacional aseguró que el gas es menos nocivo que la explotación de crudo y eso es colaborar con el cambio climático. El discurso que enarbolaba a la Vaca Muerta gasífera como un proyecto amigable con el clima duró lo que el G20 en Argentina. Desde fines del año pasado, las inversiones corporativas apuntaron nuevamente al petróleo. Así lo hacen entre otras YPF, Shell y Vista, las compañías que en los últimos meses han realizado los anuncios más cuantiosos.

Desde otra óptica el desarrollo hidrocarburífero no convencional implica la profundización de la precariedad laboral. En mayo también en Fortín de Piedra murieron dos operarios de la compañía de servicios Pecom. Con esos decesos, fueron ocho las muertes en la cuenca neuquina en los últimos 15 meses. Un muerto cada menos de dos meses. Lo que obligó al sindicato petrolero -más afecto a cuestionar a sus afiliados que a las empresas- a realizar duras declaraciones sobre la seguridad en los yacimientos y exigió la reducción de los diagramas de trabajo y propuso aumentar la rotación con una grilla de 10 días en el campo y cinco en la casa, la eliminación de los campamentos en el medio del campo y los recorredores nocturnos de los pozos que salen solos. “Si el precio que tenemos que pagar para la explotación de hidrocarburos es la vida de un compañero, desde ya decimos que el proyecto Vaca Muerta ha fracasado”, posteo el sindicato de petroleros privados de Neuquén en su Twitter.

Por otro lado, la crisis macroeconómica nacional también ha puesto en jaque el proyecto del tren a Vaca Muerta. Cuando se anunció su licitación a mediado del año pasado se informó que  su concreción abarataría un 10% el costo de cada pozo. Pese a los esfuerzo gubernamentales tras el fracaso de la inicial propuesta de financiamiento público-privada, buscaron salvarla mediante la venta de carga anticipada, tampoco lo lograron, las reservas del sector privado fueron muy pocas.

Otra nota destacada de estas últimas semanas, la merece la resolución del juez de Garantías, Gustavo Ravizzoli en la causa de los hermanos Vela contra las autoridades de la comunidad Campo Maripe. En ese fallo el magistrado señaló tuvo en cuenta el cambio de paradigma que implica el derecho indígena y señaló que esta conflictividad no puede ser materia penal, sino a lo sumo civil y señaló que debería buscarse soluciones políticas más que judiciales. Los hermanos Vela reclaman la nulidad de la sentencia. Este es solo un ejemplo de las centenares de conflictos territoriales, no solo indígenas, que acarrea el desarrollo del megaproyecto Vaca Muerta.

Continúan la causa en torno a la denuncia contra la planta de tratamiento de residuos hidrocarburíferos Treater, ubicada en Añelo. Por un lado, Greenpeace y la Asociación de Abogados Ambientalistas de Argentina, junto a la APDH y a la Confederación Mapuche de Neuquén sostienen que hay contaminación por fuera de la piletas en las que se depositan los residuos y la empresa responde con otros estudios que aseguran que no hay afectación. “No somos un basurero”, afirma Treater en un comunicado. La fiscalía de Delitos Ambientales, a cargo de Maximiliano Breide Obeid seguirá investigando las muestras tomadas con nuevos estudios de mayor complejidad.

Finalmente, Mendoza, donde la explotación de fracking comenzó sin un estudio de impacto ambiental por lo que el tema está judicializado por varias organizaciones entre ella FARN, ahora ofrece bajar en un 50% las regalías para impulsar la inversión petrolera, estás serán en áreas determinadas y la reducción hará pasar de un 12% a un 6% lo percibido por el estado.

Desconcierto en el mundo frackers tras la bancarrota de Weatherford

La cuarta empresa mundial de servicios petroleros inició el proceso para ajustarse al Capítulo 11 de la ley de quiebras norteamericana y de esta manera reestructurar su deuda. La compañía líder en el mundo del fracking y con fuerte presencia en Vaca Muerta acumuló deudas mayores a sus capacidades de pago tras cuatro años consecutivos de balances negativos. No es la primera que tiene que acudir a este mecanismo para intentar salvarse, en el mismo sector Halcon Resources Corp. y Alta Mesa Resources Inc, Parker Drilling, Gastar Exploration y varias firmas de menor tamaño también están planteando sus dudas en torno a la posibilidad de continuar en el negocio.

Pese al aumento en los precios de crudo de los últimos meses -a valores similares a los de 2014, cuando ocurrió el boom de la explotación no convencional- que fue acompañado con un aumento en la producción de hidrocarburos, las empresas frackers no pueden superar sus crisis. En este sentido, Weatherford debe reestructurar 5.8 mil millones de dólares y, según la Agencia Bloomberg, el horizonte de 2019 pueden ser aún más duro. Tras el desplome del valor de las acciones, la Bolsa de New York la notificó de la exclusión de la lista de empresas en cotización.

El Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA por sus siglas en inglés) viene alertando duramente sobre la crisis financiera del fracking en Estados Unidos, en su último informe “Actualización del mercado energético: Más banderas rojas en el fracking” detalla los flujos de efectivo negativos y enfoca sobre todo en los resultados decepcionantes del 2018. El estrés permanente del sector lleva a que los inversores pierdan las expectativas, las promesas incumplidas del sector, a pesar de las mejores condiciones tras el aumento del precio del barril no han modificado esta tendencia. “Las compañías consiguieron financiamiento de alrededor de $ 22 mil millones de aportes de capital y deuda en 2018, menos de la mitad del total en 2016 y casi un tercio de lo que recaudaron en 2012”, asegura el informe.

La distancia que ha tomado Wall Street con el sector llevó a que a las firmas a desprenderse de activos para poder sortear las crecientes deudas. IEEFA  asegura que “hasta que las empresas de fracking puedan demostrar que pueden producir efectivo, así como hidrocarburos, sería prudente que los inversores consideren al sector de fracking como un empresa especulativa con fundamentos débiles e inciertos”. Sus argumentos también se basan en que ya “167 empresas de petróleo y gas se declararon en quiebra entre enero de 2015 a diciembre de 2018, afectando a más de $ 95 mil millones de deuda total”.

Las consecuencias que puede traer esta situación de las empresas de servicios en Argentina aún no están claras, pero los/as analistas que siguen la burbuja del fracking en Estados Unidos, comenzaron a hacer foco sobre Vaca Muerta. Las noticias de inviabilidad pueden transformar los sueños de los frackers criollos en pesadillas populares, al fin y al cabo los costos de las malas decisiones políticas siempre tocan la puerta de los/as más humildes.

Neuquén: definen actividades en rechazo de la Base Militar de EEUU

La multisectorial convocada para repudiar el intento de instalación de una Base Militar norteamericana en la ciudad de Neuquén realizó una nueva reunión y decidió una series de actividades.

Reproducimos comunicado de prensa:

Hoy 29 de mayo (cincuentenario del Cordobazo) más de 50 organizaciones representativas del pueblo de Neuquén reunidos en asamblea multisectorial reafirmamos nuestro compromiso de impedir la construcción de una base militar de EEUU en nuestra provincia.

Al igual que lo manifestamos desde los inicios de este proyecto, rechazamos este nuevo intento organizado por el Departamento de Defensa de EEUU y coordinado por el Comando Sur, (USSOUTHCOM,United States Southern Command) con el consentimiento y la aprobación del gobierno provincial y nacional, que bajo el disfraz de “Base Humanitaria” pretende hacer pie en nuestro territorio.

Ratificamos de manera terminante la defensa incondicional de nuestra soberanía territorial y de nuestros bienes comunes.

Frente a esta situación se resolvió de manera unánime:

  • Reclamar en forma urgente al Poder Ejecutivo Provincial que dé respuesta a la nota presentada por esta multisectorial en el mes de agosto del 2018.
  • Establecer contactos con los diferentes bloques de la Legislatura Provincial para solicitar pronunciamientos de rechazo sobre la instalación de la mencionada base estadounidense y pedido de informes sobre los términos del acuerdo que nunca se dieron a conocer.
  • Convocar a las Charlas abiertas que brindará en nuestra región (Neuquén, Zapala y Cipolletti) los 13 y 14 de junio la Prof. Elsa Bruzzone. especialista en geopolítica, estrategia y defensa nacional impulsadas por esta Multisectorial.
  • Se decidió dar impulso a nuestro equipo jurídico para que fundamente y concrete recursos de carácter legal que impidan dicho proyecto.
  • Como parte de las actividades de rechazo, se resolvió también llevar a cabo una caravana al lugar donde se pretende instalar la base yanky.

Seguimos trabajando desde este espacio multisectorial que desde sus inicios se construyó con un carácter horizontal, plural y democrático.

Hacemos un llamamiento al pueblo de Neuquén, de la región y de todo el país a manifestarse y multiplicar estas y otras iniciativas para impedir que se concrete el avasallamiento de nuestro pueblo y soberanía. Próxima reunión viernes 7 de junio.

Neuquén, 29 de mayo de 2019.

Además puedes ver;

Comunicado  de FARN  “Base de ayuda humanitaria en neuquén: más dudas que certezas”

Informe de Cartago TV:  “Bases Yankis en Vaca Muerta: El Comando Sur en Neuquén”

El riesgo de financiar Vaca Muerta

Las Participaciones Público Privadas (PPP) fueron anunciadas por el gobierno de Mauricio Macri como la gran respuesta a la infraestructura que demandan las empresas petroleras para avanzar en Vaca Muerta. Pero, ¿quién corre los riesgos? Una mirada al caso Catalán.

Por Martín Álvarez Mullally

A fines de 2016 se sancionó la ley 27328 que reglamentó el mecanismos de Participación Público Privada (PPP) cuyo objetivo fundamental era financiar diferentes obras de infraestructura en Argentina. Una de las obras impulsadas bajo esta modalidad fue el llamado “tren de Vaca Muerta” que traslada las costosas arenas de sílice utilizadas para el fracking. Tras diferentes amagues de licitación y con poco interés del sector privado el tren sigue siendo por ahora solo intenciones. Los esfuerzos para salvar la iniciativa llevaron a proponer una compra por adelantado, por ahora son las empresas vinculadas al estado -YPF y Puerto de Bahía Blanca- las que más toneladas se anotaron. Por su parte, el estado provincial neuquino propuso garantías provenientes de un remanente de regalías. También se incluyó una garantía inicial de Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (ADIF). Por ahora en el “todos ponen” de la pirinola de Vaca Muerta se ve más a los estados que a los privados quienes reservaron solo una baja cantidad de toneladas de arenas.

La experiencia española en torno a las PPP permite reconocer innumerables críticas a ese mecanismo. “Estás asociaciones tienen bastantes claroscuros, en un análisis que hemos hecho recientemente encontramos que hay un mayor endeudamiento de la parte pública, un mayor riesgo de la parte pública y todos los beneficios y activos se quedan en la parte privada”, sostiene Alfons Pérez López, miembro del Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG) y de la Red por la Soberanía Energética de Cataluña. El investigador catalán explica que en un contexto de metas fiscales austeras, que a España le impone la Unión Europea, es necesario reducir el gasto público en infraestructura, y por eso se requiere de financiamiento privado vía las PPP. Pero esto no es más que un artilugio contable, porque una vez comenzada las obras, el costo de las mismas sigue recayendo sobre el Estado/el público, por diferentes vías. “A partir de esta asociación lo que se hace es que sea más asequible para la parte pública y que no entren en su contabilidad para no pasar los techos de déficit impuestos para el estado español, en este caso, por el Unión Europea”, indica Pérez López.

El proyecto Castor es un fracaso emblemático que tuvo grandes costos para la ciudadanía catalana y española. Se trató de un depósito geológico de gas ubicados en la costa del mediterráneo entre la Cataluña y Valencia. El desarrollo estuvo a cargo de la empresa ACS, la 4ta empresa de construcción más grande del mundo presidida por Florentino Pérez, también presidente del Real Madrid. Su presupuesto inicial fue de 500 millones de euros, aunque su costo final superó los 1350 millones. Peréz describe que hubo “una cláusula en el contrato, el artículo 14 decía que esa infraestructura en caso de dolo o negligencia se debía indemnizar a la empresa concesionaria y esa cláusula -abusiva para la parte pública- hizo que ese proceso se traslade a las facturas del gas. Lo que ocurrió es que ese almacén geológico de gas en su primera operación, en la inyección de gas colchón provocó más de 1000 sismos en el territorio de Cataluña”. Desde entonces se frenó el almacén, pero la empresa constructora concesionaria ACS accionó el contrato, renunció a la infraestructura y cobró la indemnización en menos de treinta días, estamos hablando de 1350,7 millones de euros.” El analista recuerda que fue “en un momento en el que el estado español tenía problemas de liquidez, no podía asumir los presupuestos de salud y educación, pero sí indemnizó con una cifra tan grande a la parte privada y esos son parte de los riesgo de las alianza público privadas”.