Cae el financiamiento para el mejor precio del gas

Se debe a la suspensión del cargo tarifario. Parte de ese fondo iba a pagar la suba en boca de pozo.

NEUQUÉN (AN) – Con la eliminación de los cargos tarifarios de las boletas de gas, se perdió un cuarto del financiamiento del fondo que el gobierno nacional había creado para mejorar los precios en boca de pozo. De todos modos, el gobierno neuquino considera que no existen motivos para que ese incremento, que llevó la paz a los yacimientos de la provincia, pierda vigencia.
Con este cargo también se debía financiar el subsidio a la garrafa de gas licuado de petróleo (GLP) que permite que se comercialice en todo el país a 16 pesos.

Las empresas operadoras deben afrontar, según lo homologó ayer el ministerio de Trabajo de la Nación, un aumento del 20% en los salarios de los empleados de las firmas de servicios, un costo que se incorpora automáticamente al contrato entre las partes.

El gobierno nacional no aclaró de dónde saldrán los recursos para cumplir con ambos compromisos. Sí explicó que para financiar el principal propósito del cargo tarifario, la importación de gas, se volverán a usar fondos del Tesoro, a través de subsidios.

Es probable que la misma solución, la subvención estatal, se aplique con el aumento del gas en boca de pozo y la garrafa social.

El llamado “fondo del gas” puso fin (por ahora) al conflicto generado en la cuenca Neuquina a raíz de las suspensiones y despidos que las empresas de servicios, contratistas de las operadoras petroleras, habían puesto en marcha frente a la caída de la actividad.

El mayor aporte para ese fondo provendrá del sistema eléctrico porque Cammesa, que maneja el sistema interconectado central, comprará gas en la cuenca Neuquina para asignar a las centrales térmicas con un precio que irá de los 1,6 dólares por millón de BTU (British Termal Unit, una unidad de medida calórica británica) a los 2,6.

Pero un 25% de este fondo, que es de 600.000.000 de dólares, iba a financiarse con los cargos tarifarios para los usuarios residenciales y generales de consumos más altos.

“Este financiamiento es un compromiso de Nación y pienso que se va a cumplir”, dijo ayer el gobernador Jorge Sapag, consultado por “Río Negro”.

“No tiene por qué no cumplirse, alguien lo va a pagar, si no es con un cargo, tendrá que hacerse cargo el Estado”, dijo el directivo de una empresa que opera en Neuquén.

El incremento salarial para los trabajadores es retroactivo al primero de julio, aunque el primer tramo, del 10%. Otro 5% se otorgará en septiembre y el 5% restante, en diciembre.

Hace años que los especialistas vienen advirtiendo sobre los bajos precios del gas en Argentina y cómo ese valor impacta en el incremento del consumo y la falta de inversiones. Había coincidencia en la necesidad de aumentar las tarifas de los consumos residenciales más altos, en el entendimiento de que correspondían a los hogares de mayores recursos.

Pero los cargos tarifarios llegaron también a las viviendas con múltiples unidades abastecidas por un solo medidor.

Diario Río Negro