Brasil se queda con el 71% de los nuevos pozos

Planea destinar los fondos a gasto social

PetrobrasEl Estado brasileño tendrá una participación en el 71% de los yacimientos petroleros del llamado presal, el nuevo horizonte de exploración en el Atlántico, en el que Brasil ha descubierto gigantescas reservas de crudo, anunció ayer el presidente Luiz Inacio Lula da Silva. El presal es un nuevo horizonte de exploración de hidrocarburos en el Atlántico, ubicado a unos 7000 metros de profundidad y por debajo de una capa de sal de unos 2000 metros de espesor.

El mandatario dijo que el 29% de los yacimientos del presal ya fue otorgado en concesión a diferentes empresas, pero el 71% restante será explorado por consorcios en los que el Estado tendrá participación, según mencionó en un discurso, en el que adelantó que el lunes anunciará un nuevo marco regulador para la exploración y explotación de petróleo en Brasil, exclusivamente, para ese nuevo horizonte que “garantizará mayores ingresos para el Estado”.

Lula aclaró que los recursos que el Estado recibirá por su participación en las enormes reservas serán destinados a un fondo con el que serán financiados programas sociales. “Vamos a crear un fondo, a ejemplo del que tiene Noruega [con sus ingresos petroleros], para resolver tres problemas crónicos del país. Ese dinero será invertido en educación, en ciencia y tecnología y en la reducción de la pobreza, en el país”, sostuvo.

La Agencia Nacional de Petróleo calcula que las reservas en áreas del presal, cuya explotación ya ha sido otorgada en concesión, pueden alcanzar los 80.000 millones de barriles de petróleo, casi seis veces más que las actuales reservas de 14.000 millones de barriles comprobadas que tiene Brasil.

Fuente: La Nación