La Ofephi pidió una paulatina mejora de precios

Coincidieron en la necesidad de impulsar un fuerte plan de inversiones para recuperar e incrementar las reservas de gas y petróleo. Diario Río Negro
Coincidieron en la necesidad de impulsar un fuerte plan de inversiones para recuperar e incrementar las reservas de gas y petróleo. Diario Río Negro

La cautela dominó el documento final de la cumbre de los gobernadores. Delinearon los reclamos que le harán el martes al gobierno nacional.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB) – Los gobernadores de las provincias productoras de hidrocarburos reclamaron a la Nación una “actualización paulatina con criterio de equidad social” para los precios del gas y el petróleo, aunque se comprometieron a mantener una “actitud solidaria” con el resto del país.

El tibio documento dado a conocer ayer a la noche estuvo lejos de reflejar la vehemencia de algunas declaraciones previas y tampoco esgrimió cifras ni plazos puntuales para el aumento pretendido.

Cuando le preguntaron horas antes por el porcentaje de ajuste necesario el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, dijo que “el nivel lo dan los precios internacionales”.

Recordó que el barril de petróleo cuesta 70 dólares en el mercado de exportación, mientras que la facturación a nivel local no supera los 42 dólares, sin respetar siquiera la “disposición 1” que años atrás había fijado un piso de 47 dólares.

Para el gas la situación es aun más desigual. Sapag recordó que ese combustible “se está liquidando a las provincias a un promedio de 1,50 dólar el millón de BTU, mientras el importado se paga entre 5 y 10 dólares”.

La declaración final del encuentro de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) realizada ayer en el hotel Villa Huinid indica que “se hace imprescindible reponer e incrementar las reservas mediante un fuerte plan de inversiones en exploración y desarrollo”.

Señala luego que “en los últimos años las provincias productoras (de hidrocarburos) han contribuido a sostener la competitividad de la economía, el crecimiento económico y social, con precios de gas y petróleo muy por debajo de los valores del resto de los países de la región”.

Y apunta que “ese subsidio implícito ha beneficiado a todos los consumidores residenciales, incluidos aquellos de altos ingresos”.

Los gobernadores ratificaron la voluntad de mantener “su actitud solidaria con el conjunto del país”, pero advirtieron que “para sustentar la actividad, el valor en boca de pozo, las tarifas y precios deben actualizarse paulatinamente con criterio de equidad social”.

Con ese planteo concurrirán el próximo martes a la reunión convocada por el gobierno nacional para discutir las condiciones futuras del negocio petrolero.

El encuentro congregó a los gobernadores Miguel Saiz (Río Negro), Jorge Sapag (Neuquén), Mario Das Neves (Chubut), Celso Jaque (Mendoza), Daniel Peralta (Santa Cruz) y Oscar Jorge (La Pampa).

Más tarde se sumaron a la cumbre Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y Juan Manuel Urtubey (Salta) y estuvieron ausentes los jefes de gobierno de Formosa y de Jujuy.

Diario Río Negro

——————–

“Hace siete años que subsidiamos al país”

La cumbre de la Ofephi dejó en claro que, más allá de las reivindicaciones provinciales, el gobierno nacional pulsea desde una posición de autoridad e impone el consecuente respeto.

Entre los gobernadores pareció haber palomas y halcones. Das Neves inauguró la reunión en su rol de presidente de la Ofephi y destacó la necesidad de “trabajar juntos” para resolver los problemas que enfrentan las provincias miembro, pero llamó a “ser cuidadosos”.

Dijo que será indispensable “guardar un equilibrio” en el reclamo por los precios, “porque hay gente que tiene incertidumbre por su trabajo y están también los pedidos de las operadoras, que requieren algún beneficio más para incrementar sus inversiones. Pero también está el país, que obliga a tener cuidado con la situación fiscal”.

El gobernador Sapag se mostró más enérgico y recordó que las provincias llevan “siete años subsidiando a la república”. Recordó que actualmente, y aun con el gasoducto cordillerano disponible, Neuquén no puede exportar gas. “Lo mandamos al mercado interno con toda generosidad y solidaridad. Pero si no se paga lo que corresponde, Neuquén no está dispuesto a seguir sacrificando sus recursos naturales”.

El gobernador Saiz insistió en que las provincias productoras “aportaron desde 2003 un total de 28.000 millones de pesos” por el congelamiento de precios y su impacto en las regalías.

Sapag dijo que su expectativa es lograr “una solución para los valores en boca de pozo que han quedado deprimidos”.

Opinó que la discusión de fondo es cómo congeniar el valor de boca de pozo con las tarifas, “tanto las aplicadas a la industria, como a la generación de electricidad, el consumo doméstico o el GNC”. (AB)

Diario Río Negro

———————

“Neuquén no está dispuesta a seguir sacrificando sus recursos”

Lo señaló el gobernador Jorge Sapag. Reclamó mejores precios para el gas y para el petróleo de la provincia.

Bariloche > El gobernador Jorge Sapag reiteró ayer el crítico panorama que enfrenta el sector hidrocarburífero y que el sendero de precios que pretende acordar con el gobierno nacional por el momento no está asfaltado. Por eso, afirmó que la provincia envía el gas al mercado interno “con toda generosidad y solidaridad. Pero si no se paga lo que corresponde, Neuquén no está dispuesta a seguir sacrificando sus recursos naturales”.

Sapag señaló que “hoy el valor internacional del petróleo es 70 dólares y el valor en que se está liquidando el petróleo en el mercado interno es 40 dólares, 42 dólares. Y en el gas, el valor internacional está entre 5 y 10 dólares, según sea gas de Bolivia o buque metanero. Y el promedio que se nos está liquidando a las provincias es 1,50 dólares”.

Señaló que “cuando se produce una exportación de petróleo, las regalías se liquidan a precio internacional porque la ley de emergencia establece que no pueden afectar el valor boca de pozo. Pero en el caso del gas, no se puede exportar”.

Sapag consideró que “el gobierno nacional tiene voluntad de cambiarlo”, pero indicó que “lo que no se encuentra es la metodología”. Y recalcó que con el gobierno nacional “no hay ningún diálogo cortado, el diálogo es permanente”. “Lo que sí, no se encuentra, es la fórmula para que el sendero de precios sea adecuado”.

Advirtió que “en poco tiempo más no va a haber producción de gas y petróleo, el país va a tener que importar todo el gas y petróleo que consume y estos precios internacionales van a impactar plenamente sobre la economía argentina”.

Sapag explicó que “no es cuestión de que ahora vayamos a recomponer todo de golpe, tampoco pretendemos eso. Pero ha habido ocho años de congelamiento, por ejemplo, de la tarifa de gas de consumo domiciliario de 2001 a 2009”.

Sostuvo que “tenemos que tratar de encontrar soluciones justas, equitativas. Los sectores de altos ingresos tendrán que pagar lo que corresponde. Tendremos que subsidiar la garrafa social, como se está subsidiando, subsidiaremos aquellos sectores sociales que tienen bajos ingresos”.

“Resulta que hoy se está subsidiando a casi el 90 por ciento de los consumidores residenciales, o sea ¿el 90 por ciento de los argentinos viven en una situación de pobreza? Yo hago la pregunta y la dejo para que los analistas la contesten”, añadió.

Sapag planteó que “en el Congreso se puede tratar una ley de emergencia hidrocarburífera pues el gas y el petróleo hacen a la soberanía nacional”.

Pero reiteró que “el tema de valores boca de pozo, cuadros tarifarios, Gas Plus, Energía Plus, todo se tiene que tratar a nivel Ejecutivo nacional y las provincias como dueñas del recurso tienen que tener muchas participación”.

La Mañana Neuquén