Urgencias e internas en la cumbre de la OFEPHi

El tibio documento emitido al final del encuentro de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos refleja las necesidades de caja de algunos y las aspiraciones políticas de otros.

La interna del PJ con miras al 2011 y la necesidad de recibir fondos del gobierno nacional por parte de los gobernadores fueron condimentos que se metieron de lleno en la cumbre de mandatarios provinciales integrantes de la OFEPHI que sesionó este jueves en San Carlos de Bariloche.

El tibio documento emitido al final del encuentro de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos refleja las necesidades de caja de algunos y las aspiraciones políticas de otros.

La posición asumida por el chubutense Mario Das Neves, metido de lleno en su campaña electoral para ser presidenciable por el justicialismo en el 2011 contrastó con las asumidas por otros mandatarios como Jorge Sapag y Miguel Saiz que buscan no romper lanzas en su alianza estratégica con la administración de Cristina Fernández.

Das Neves sabe además que su provincia viene ganando posiciones a la hora de medir el peso de su producción de gas y petróleo mientras que otros estados provinciales –como el neuquino- ven decrecer su producción en forma alarmante. Por tal motivo, su equipo de trabajo se concentró en dejar asentado sus aspiraciones de mejorar el precio del petróleo sobre el que se liquida las regalías a través de una disminución de las retenciones a las exportaciones de crudo.

Por su parte, Saiz, más conciliador, y aliado al gobierno K aventajó al resto a través de su secretaria de Minería e Hidrocarburos de Río Negro, Tamara Pérez Balda, quien convocó a todas las empresas operadoras a una reunión cumbre para este viernes en Bariloche –una suerte de cumbre paralela- para analizar la problemática que afecta en común a todo el sector. En la agenda de trabajo figuran las inversiones, posiciones ante los cortes de accesos a los yacimientos, problemas con los desocupados y pasivos ambientales.

Esta reunión paralela, no fue del agrado de Guillermo Coco, secretario de recursos naturales de Neuquén y designado como coordinador de los encuentros técnicos interprovinciales que deberán acercarle el próximo martes una propuesta al gobierno nacional.

En este juego de estrategias, cobró relevancia el Sindicato de Petroleros Privados, la Guardia Pretoriana de Sapag, quien tiene a Guillermo Pereyra, titular del gremio, como aliado en esta discusión de precios, pero concentrado en el tema gasífero.

Pereyra ya tiene a sus afiliados en estado de alerta y el próximo lunes, seguramente en el camping que posee el gremio en la ciudad de Neuquén, definirá en plenario de delegados, medidas de fuerza sin afectar la producción a la espera de lo que se defina el martes en el encuentro entre los gobernadores con el ministro de Planificación de Nación, Julio De Vido.

Del resultado de ese encuentro, depende la posición que asumirá el Sindicato, dado que, de no revertirse la actual situación, la frágil paz social existente en la provincia será sepultada por la llegada de cientos de telegramas de despido que están a la espera de ser oficializados.

Diariamente Neuquén