Pampa Energía ya tiene su petrolera

4aecbec54abc15_234x164
La Mañana Neuquén

Creó una empresa que está habilitada para la “exploración, explotación, cateo, detección, sondeo y perforación de yacimientos de hidrocarburos”. La subsidiaria le permitirá ingresar a Mindlin de lleno en el sector petrolero, para lo cual ya estrechó vínculos con YPF.

Neuquén > El Grupo Pampa Energía, que conduce el empresario Marcelo Mindlin, y que es propietario entre otras firmas energéticas de la central térmica Loma de la Lata, ya tiene su propia empresa petrolera para la “exploración, explotación, cateo, detección, sondeo y perforación de yacimientos de hidrocarburos”.

El 27 de enero de este año creó la subsidiaria “Central Hidroeléctrica Lago Escondido” cuyo principal objetivo es instalar una central hidroeléctrica de 14 MW en el río Escondido en cercanías de El Foyel y que estará localizada en la propiedad del empresario Joseph Lewis.

El proyecto de Lago Escondido plantea derivar un caudal de hasta 8,50 metros cúbicos por segundo desde dos puntos de toma en el río Escondido, que nace aproximadamente a 100 metros de la mansión de Lewis, para abastecer dos centrales hidroeléctricas que generarán electricidad para uso público y privado.

Las instalaciones se harán en el predio de Hidden Lake Sociedad Anónima y los caudales derivados de hasta 7 metros cúbicos por segundo y 1,5 metro cúbico por segundo, respectivamente, se restituirán al río Escondido aguas debajo de las casas de máquinas.

Pero conjuntamente con el proyecto hidroeléctrico, la subsidiaria le permitirá ingresar a Mindlin de lleno en el sector de los hidrocarburos, para lo cual ya estrechó vínculos con Sebastián Eskenazi, CEO de la petrolera YPF.

Según se describió en la visita que hizo Mindlin esta semana a la central térmica Loma de la Lata, el objetivo es asociarse con YPF conformando una UTE  para la explotación del yacimiento Rincón del Mangrullo. Pampa Energía pondría el capital para desarrollar el yacimiento y como contrapartida se aseguraría una cuota de la producción de gas para ser destinada a su central térmica Loma de la Lata. Esos proyectos se encuadrarían dentro de las reglas del programa Gas Plus.

Pero las negociaciones para desarrollar yacimientos de gas no se circunscriben a YPF. También hay negociaciones avanzadas con las petroleras Apache, Pan American Energy, Wintershall y Total.

-Ampliación de Loma de la Lata

Hoy en día Pampa Energía avanza con las obras de ampliación de Loma de la Lata para agregar 178MW de capacidad a la usina mediante la instalación de tres calderas de recuperación de calor y una turbina de vapor. Se trata de una inversión de unos 250 millones de dólares.

Cuando los 178 MW se agreguen a la capacidad actual de 369MW, Loma de la Lata representará el 2% de la potencia eléctrica de todo el país y el 2,5% de la generación.

La usina consume 2,5 millones de metros cúbicos por día de gas, (el 2% de lo que se produce en la Argentina) valor que se mantendrá cuando se cierre el ciclo combinado, ya que la nueva energía será generada por el aprovechamiento del calor que emiten las tres turbinas que funcionan actualmente.

Esos gases a grandes temperaturas serán recuperados por las calderas que servirán para calentar agua y convertirla en vapor que a su vez se inyectará a la nueva turbina que generará más electricidad.

Por eso, el ciclo combinado, que se espera que esté terminado en julio del año próximo, permitirá que la central consuma el mismo gas de manera mucho más limpia porque se recuperan los gases que hoy emiten las tres turbinas.

De esa manera, Pampa obtendrá los beneficios de los bonos verdes establecidos por el Protocolo de Kyoto para los emprendimientos que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono y permitirá a la empresa recuperar parte de la inversión.

El 80% por ciento de la nueva energía producida en Loma de la Lata va a ser vendido por el grupo a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista S.A. (Cammesa) y el otro 20% se pondrá en el mercado como Energía Plus.

Según Mindlin, en el futuro, todo el hidrocarburo que consumirá Loma de la Lata será Gas Plus. De hecho semanas atrás Pampa Energía cerró un contrato con Apache la compra de 1,5 millones de metros cúbicos al día de fluido a partir del año próximo a un precio récord: 5 dólares el millón de BTU. Se espera que ese contrato marque el precio techo para el Gas Plus en el país. Mientras que el otro millón de m3 diarios que necesita la central para generar, piensa aprovisionárselo cuando se asocie en la producción con las petroleras.

Los tres segmentos eléctricos

El gupo que lidera Marcelo Mindlin tiene negocios en generación, distribución y transmisión de electricidad.

Neuquén > Pampa Energía, controlada por el Grupo Dolphin, tiene activos en los sectores de generación, transmisión y distribución de energía, lo que la convierte en uno de los principales actores del sector en el país.

Entre las empresas del grupo Pampa Energía están la distribuidora Edenor, la empresa de transmisión de electricidad de alta tensión Transener y centrales de generación térmica e hidroeléctrica.

En el segmento de generación tiene una capacidad instalada de aproximadamente 2.000 MW, lo que equivale a cerca del 8% de la capacidad instalada en Argentina. Además, trabaja en la ampliación de su capacidad instalada en 400MW destinados al plan de Energía Plus. Dentro de esa parte del negocio se encuentran las centrales hidroeléctricas de Nihuiles (265MW) y Diamante (388MW), en Mendoza; las usinas térmicas Güemes (361MW) en Salta, Loma de La Lata (369MW) en Neuquén, y Piedra Buena (620MW) en Buenos Aires.

En el segmento de transmisión, mediante Transener, co-controla la operación y mantenimiento de la red de transmisión en alta tensión de Argentina que abarca más de 10,2 mil kilómetros de líneas propias, así como 6,1 mil km de líneas de alta tensión de Transba.

La Mañana Neuquén