Catamarca: Virtual enfrentamiento en Andalgalá entre asambleístas y gendarmes

Los movilizados no aflojan y la gendarmería no se retira

Pasado el mediodía del lunes 15 de febrero, se agudiza la tensión que se está viviendo en la Asamblea El Algarrobo, asamblea permanente que se encuentra a la vera del camino comunero que une Chaquiago con El Potrero (Andalgalá, Catamarca), en un terreno privado con permiso de su propietario.

Los pobladores reclaman que se cumplan los derechos constitucionales a una vida digna y sana, a un ambiente libre de contaminación, diciéndole SI a la VIDA y NO a la explotación a cielo abierto del Nevado de Aconquija en manos de la empresa minera AGUA RICA:

Desde el día viernes 12 de febrero los asambleístas se encuentran rodeados por una guardia permanente de efectivos de Infantería, Grupo KUNTUR, y policías locales. En este instante, dos de la tarde, se está reforzando la presencia de estas fuerzas que además de bajar de sus vehículos con armas, cascos, escudos y demás elementos de represión,  suman perros policías. Hasta el momento no ha habido comunicación oficial que informe el porqué de tal cerco policial a los más de 200 andalgalenses que actualmente se encuentran presentes en la Asamblea El Algarrobo, entre los que se hallan mujeres, niños, jubilados, trabajadores independientes, docentes, profesionales, amas de casa, trabajadores municipales, hombres de todas las edades y sectores sociales.
Posiblemente tal cerco se deba a las inminentes órdenes de allanamiento y de desalojo que vienen anunciando el Intendente José Perea y la Fiscal Martha Nieva.

Los vecinos asambleístas quieren hacer explícito su miedo a que infiltrados en la Asamblea “planten” droga o armas en el rancho donde desarrollan sus actividades a la vera del camino (esto podría explicar la presencia de perros policías).

Cabe destacar que durante más de dos meses que la Asamblea El Algarrobo lleva a la vera del camino intentando hacerse oír, defendiendo sus derechos, no se ha dado  respuesta alguna por parte de las autoridades locales, provinciales ni nacionales.

NO AL SAQUEO, NO A LA CONTAMINACIÓN!! SI A LA VIDA!!

Asamblea Socioambiental Catamarca

Contactos:
0381-156450980
03833-15628835
03835-15690905

Renace

Momento crítico en Andalgalá

Siendo las 13:25 PM del lunes 15 de febrero, informamos la situación que se está viviendo en la Asamblea El Algarrobo, asamblea permanente que se encuentra a la vera del camino comunero que une Chaquiago con El Potrero (Andalgalá, Catamarca), en un terreno privado con permiso de su propietario, reclamando que se cumplan los derechos constitucionales a una vida digna y sana, a un ambiente libre de contaminación, diciéndole SI a la VIDA y NO a la explotación a cielo abierto del Nevado de Aconquija en manos de la empresa minera AGUA RICA:

Desde el día viernes 12 de febrero los asambleístas se encuentran rodeados por una guardia permanente de efectivos de Infantería, Grupo KUNTUR y Policía local. En este preciso momento, se está reforzando la presencia de estas fuerzas que además de bajar de sus vehículos con armas, cascos, escudos y demás elementos de represión, ahora se suman perros policías. Hasta el momento no ha habido comunicación oficial que informe el porqué de tal cerco policial a los más de 200 andalgalenses que actualmente se encuentran presentes en la Asamblea El Algarrobo, entre los que se cuentan mujeres, niños, jubilados, trabajadores independientes, docentes, profesionales, amas de casa, trabajadores municipales, hombres de todas las edades y sectores sociales.

Posiblemente tal cerco se deba a las inminentes órdenes de allanamiento y de desalojo que vienen anunciando el Intendente José Perea y la Fiscal Martha Nieva.

Los vecinos asambleístas quieren hacer explícito su miedo a que infiltrados en la Asamblea “planten” droga o armas en el rancho donde desarrollan sus actividades a la vera del camino (esto podría explicar la presencia de perros policías).

Cabe destacar que en los más de dos meses que la Asamblea El Algarrobo lleva a la vera del camino intentando hacerse oír, defendiendo sus derechos, no se ha dado NINGUNA respuesta por parte de las autoridades locales, provinciales ni nacionales.

NECESITAMOS DIFUSIÓN PARA QUE ESTE ATROPELLO NO SIGA SIENDO COTIDIANO EN ANDALGALÁ NI EN NINGÚN OTRO LUGAR DONDE LOS VECINOS QUIERAN PARTICIPAR EN LAS DECISIONES POLITICAS QUE LOS INVOLUCREN.

NO AL SAQUEO, NO A LA CONTAMINACIÓN!! SI A LA VIDA!!

Asamblea Socioambiental Catamarca

Contactos: 03833-15628835
03835-15690905

Redaj

Andalgalá Resiste: El tiro por la culata…

Por Horacio Machado Araoz (Integrante de BePe)

Las actitudes prepotentes del poder minero, acostumbradas a usar el lenguaje de la violencia, ya la del dinero, ya la de la represión, lejos de amedrentar y lograr los objetivos de debilitar y suprimir la resistencia popular a su avanzada, parecen estar provocando los efectos contrarios…

No contentos con sacrificar las propias nacientes de agua que dan vida a todo el valle (Agua Rica), la incontenible avaricia expresada en el otorgamiento de una concesión minera en el subsuelo mismo del casco urbano de la ciudad de Andalgalá (‘Pilciao 16’), desencadenó el resurgimiento y masificación del estado de movilización de los vecinos en rechazo al proyecto minero neocolonial… Una población que para algunos parecía resignada, tomó las calles y llenó el espacio simbólico de la provincia con sus gritos rebeldes: ¡NO!, ¡BASTA!, ¡FUERA AGUA RICA!, ¡NO A FILO COLORADO!, ¡JAMÁS PILCIAO 16!…

Pensando que sólo se trataba de una reacción pasajera, los mercenarios del poder minero activaron sus resortes en el colonizado aparato del estado  y en las ‘empresas’ gráficas y radiales dedicadas al tráfico de (des-)información y de propaganda del sentido común dominante… Sin mucha imaginación (no es su fuerte) armaron una ‘marcha’; marcha literalmente armada, sustituyendo con dinero lo que no pueden movilizar con convicciones… Una marcha por el ‘Sí a la minería’ (‘Minería’ así, a secas, sin adjetivos ni explicitaciones; para qué vamos a entrar en los detalles de su carácter transnacional, de las voladuras, de su pornográfico consumo hídrico y energético, del descomunal desbalance en el reparto de ganancias y de costos… En fin, para qué hablar de lo que esta minería ‘se lleva’ y de lo que ‘nos deja’ )… Una marcha que se pretendió masiva y aplastadora. Marcha silenciante y paralizante, que pretendía acallar y escarmentar las voces disidentes, no diciendo ‘somos más’, sino ‘somos más-poderosos’….

Pero esa marcha armada tampoco logró sus objetivos… A falta de dinero, la indignación provocada aportó el combustible suficiente para activar una verdadera pueblada, de esas que sólo se ven en épocas revolucionarias, de tiempos en los que los pueblos se deciden a tomar el lápiz con sus propias manos y escribir sus páginas en la historia… Caminata -así llamada para decir que ésta no era una ‘marcha’ como aquella- que conjugó todos los sexos y las generaciones, que se nutrió de todos los oficios y ocupaciones, que aunó por un tiempo biografías tan intensas como diversas… Caminata que se nutrió plena de emociones y sentimientos compartidos; cuando la bronca, el dolor, la indignación, la rabia y más dolor todavía, dejaron de ser ‘dientes apretados’ y ‘cabeza agachada’ y se hicieron gritos y cantos de gargantas desatadas, abrazos y saltos de cuerpos recuperados… Cuando las lágrimas compartidas dejaron de ser de bronca y de dolor, y pasaron a conjugar los verbos de la alegría y la esperanza, esos cuerpos se sientieron Uno, sintieron la potencia que nace de la unión… Se supieron fuertes y capaces de hacer su propia historia, no la de emular los dictados de Otros…

Del otro lado, los emisarios del poder minero neocolonial, un tanto desconcertados y con la inercia de las mañas aprendidas, recurrió a sus ‘ultimos recursos’: la fuerza ‘legal’-represiva, encanada, como siempre, en tristes personajes: Rodolfo Cecenarro (como ‘juez’), Marta Nieva (en su papel de ‘fiscal’) José Perea (‘intendente’), José Luis Molina (‘director de mineria’), pergeñaron el acto intimidatorio de la ‘avanzada judicial’… Criminalizando primero a los compañeros más firmes en el corte y llevando luego a la fuerza policial para ‘abrir paso’ a la minera, cueste lo que cueste… Así, tras una histórica manifestación de rechazo popular a la actividad minera a gran escala, la fiscal Nieva se fue con poco tino e inventiva a tratar de ‘cumplir su deber’ con los recursos de siempre: la guardia de infantería, el grupo especial ‘Kuntur’ para operativos de máximo riesgo (represivo), con sus pertrechos de guerra de baja intensidad, sus camionetas y en buen número, pretendieron desalojar por la fuerza el piquete selectivo instalado en El Algarrobo…

Una vez más, el tiro por la culata… Al poco tiempo, los cuatro compañeros que cumplían su turno custodiando el Nevado del Aconquija de la garra minera, se multiplicó por decenas… A pesar de los retenes policiales instalados en el camino, en poco tiempo más de un centenar de personas estaban otra vez re-unidas en resistencia… Las fuerzas de los cuerpos aunados en rebeldía fue más que todo el poder de fuego del aparato represivo… La fiscal, en otro ‘acto reflejo’ de los emisarios del poder, huyó y dejó apostada a la policía… De las 8 de la mañana a las 10 de la noche, jóvenes catamarqueñ@s al fin y al cabo, mujeres y varones reclutados por la falta de alternativas, oficiaron de ´fuerza policial’ ante el sol abrazante del día… Aguantando turnos de cuatro horas de pie bajo el sol, sus mandantes ni siquiera tomaron recaudos para asistirlos con agua y alimentos. Fueron en cambio los vecinos, esos ‘delincuentes’ y ‘terroristas’ que elos iban a reprimir, los que les acercaron lo único que bebieron y comieron en la jornada… Extraña paradoja, la de la solidaridad que perfora los muros represivos del sistema…
En el medio de la jornada también, dos concejales, quizás ocasionalmente embargados por la inquietante pregunta respecto a quiénes y a qué ‘representan’, se acercaron al lugar de los acontecimientos… Su mediación sirvió apenas para que la locura represiva no desbordara… Flaco papel si se quiere, pero ayudaron, al fin ,a que no se reeditaran los modos de violencia extremo que ya conocemos…

En frente, el grupo de vecinos siguió y sigue apostado bajo el Algarrobo, alimentando con esta victoria parcial la firme decisión de resistir… Las noticias que van y que vienen de los múltiples grupos en resistencia alimentan también esa convicción: la serenidad de Marcela Crabbe, que el día de la marcha les estuvo diciendo, ‘yo también estoy procesada por esto, pero sigo aquí…’; las noticias de la caminata simultánea que irrumpió en la peatonal de la Ciudad Capital, con un grupo diverso de organizaciones dando su apoyo a la lucha andalgalense… La manifestación que se repitió en la noche del sábado en Santa María… Los mensajes de texto y los mails que de distintas latitudes de nuestra gran cordillera y de todo el país vienen no cesan de llegar, nutren también la firmeza de la resistencia…

En fin… El tiro por la culata. La prepotencia del poder minero ha dejado clavada un hito más en la larga y dura resistencia popular… Con qué cinismo desvergonzado podrán ahora afirmar que ‘Agua Rica’ cuenta con ‘licencia social’… Qué artilugios discursivos recubrirán la falaz imposición de la ‘minería como política de estado’ y de ‘Catamarca como pueblo minero’?? Por cierto, persistirán en sus patrañas… La codicia es insaciable… La torpeza del poder, interminable…  La resistencia, igual, ha cobrado en estos días, energías y esperanzas incalculables. Las resonancias de ‘NO A AGUA RICA’ late fuerte en la sintonía de los corazones… Y cuando eso pasa, los pueblos suelen escribir su historia…

UAC – Unión de Asambleas Ciudadanas