Las empresas que buscarán petróleo en Malvinas ya tienen negocios en el país

Son accionistas de Minera Alumbrera, que extrae cobre y oro en Catamarca. El negocio contradice la presión del Ejecutivo contra los intereses británicos. En medio de la tensión bilateral, el Reino Unido le restó trascendencia.

Por R. González Arzac. La plataforma británica Ocean Guardian llegará el próximo viernes a las aguas que rodean a las islas Malvinas envuelta en un remolino de cruces diplomáticos y advertencias judiciales. Pocos días después, empezará las perforaciones en busca de crudo, contratada por tres empresas: Falkland Oil & Gas, Desire Petroleum y Rockhopper. Una cuarta compañía también tiene concesionada otra área para explorar en la zona, pero aún no definió cuándo lo hará: se trata de Borders & Southern Petroleum. A través de un repaso por la composición accionaria de las cuatro firmas, Crítica de la Argentina descubrió que las compañías tienen fuertes intereses en la Argentina. Ayer, una fuente del Gobierno admitió que podría usarse esa información para aplicar sanciones económicas.

Dos de las cuatro firmas –Desire Petroleum y Borders & Southern Petroleum– tienen como accionista al banco Barclays, designado por Amado Boudou para la reapertura del canje de la deuda, que, a su vez, forma parte de una de las principales empresas que operan en el país, Minera Alumbrera. Se trata de la décima empresa en el ranking de exportadores de 2009 y su principal yacimiento se encuentra en Catamarca.

Otra –Falkland Oil & Gas– tiene atrás a la mayor minera del mundo, la australiana BHP Billiton, que a su vez busca desde 2008 cobre y oro en 40 mil hectáreas en Salta. La restante –Rockhopper Exploration, de capitales alemanes– es asesorada por un banco de fuerte presencia en nuestro país, como el HSBC.

Se sospecha, además, que es probable que alguna de ellas pueda tener otros inversores no visibles. La página web de Desire Petroleum, por ejemplo, aclara que la compañía tiene apenas seis empleados. “La escasa cantidad de recursos técnicos hace suponer que puedan estar detrás de estas empresas Shell o British Petroleum, que ya hicieron sus investigaciones en ese mismo mar en 1998”, apunta Mario Cafiero. El ex diputado de la Nación denunció penalmente, pocos días atrás, al ministro de Economía por haber designado al banco inglés Barclays Bank PLC como coordinador global para la reapertura de la deuda. La entidad financiera es el principal accionista de Desire Petroleum y tiene un porcentaje de BlackRock, el segundo capital de Xstrata –que explota Minera Alumbrera en Catamarca– y una de las compañías controlantes de Borders & Southerns, otras de las concesionarias que obtuvieron un permiso del gobierno de los kelpers.

El gobierno argentino hace más de dos años que intenta interferir y desalentar en la exploración de petróleo en las islas. En 2007, por medio de una resolución, dio por terminada la declaración conjunta argentino-británica de 1995 y, de esa forma, quedó abierta la puerta para castigar con multas a las empresas que busquen oro negro en las islas y, a su vez, actúen en el país. Un funcionario le aseguró a este diario que se está estudiando el marco de jurisprudencia para avanzar en esta idea. Ayer, por lo pronto, se avanzó en la articulación de un sostén legal a esos fines. Pudo haber sido el primer paso. Aníbal Fernández informó que se decretó que todo buque o artefacto naval que quiera transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y otros de las islas Malvinas y Sandwich del Sur, o atravesar aguas argentinas hacia ese destino o cargar mercadería entre estos puertos, deberá solicitar una autorización previa al Gobierno.

En la Casa Rosada saben que es difícil que la confrontación con el Reino Unido por el tema de las islas Malvinas genere críticas en la oposición (y en caso de que surjan, saben que no serán bien recibidas por la opinión pública). También, que no se pueden quedar quietos y permitir que otras fuerzas políticas hagan de este tema una bandera propia (por eso se ensayan, desde hace algunas semanas, posiciones enérgicas). Necesitan sostener el enfrentamiento para argumentar su reclamo de soberanía en los foros internacionales. Y, por fin, no tienen duda –por más que sea inconfesable– de que si aparece petróleo es virtualmente imposible que algún día las islas dejen de llamarse en los mapas del resto del mundo Falklands. Los más optimistas creen que en las profundidades del mar que rodea a las islas se pueden esconder 60 mil millones de barriles de petróleo de alta calidad. Es mucho: las reservas probadas de la Argentina son de unos 2.600 millones de barriles. Las primeras exploraciones en la zona norte de ese mar fueron en 1998. Estuvieron a cargo de un grupo de grandes petroleras –entre ellas, Shell–, que hicieron seis perforaciones. Por esos días, la inversión les resultó inviable. Desde el año 2000, cuatro compañías esperan el momento indicado para hacer un segundo intento.

Infoglaciar

Tierra del Fuego: Denuncian a empresas y a funcionarios por operaciones de buque inglés

Veteranos de Guerra de Ushuaia denunciaron a la empresa Techint, la Desire Petroleum, y a los responsables del buque de bandera inglesa con registro en Isla de Mann, Thor Leader, “y los funcionarios involucrados en permitir la zarpada de estas 3500 toneladas de caños están tipificando los delitos del Título 9 del Código Penal, en su capítulo 1 Traición y en el capítulo 2: Delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación”.

Denuncian a empresas y a funcionarios por operaciones de buque inglés

Operaciones petroleras inglesas en el Atlántico Sur: fueron denunciadas las empresas y funcionarios argentinos por operaciones de buque inglés.

Ushuaia.- El veterano de guerra Carlos Alberto Bonetti ushuaiense informó que denunció ante la Fiscalía a las empresas petroleras y a los funcionarios involucrados que permitieron la zarpada de un buque de bandera inglesa que previamente había descargado insumos para la industria petrolera a Malvinas.

“El día 04 de febrero, arribó al puerto de Campana, el buque de matrícula británica Thor Leader. Este buque procedía de Puerto Argentino, adónde descargó materiales procedentes de Gran Bretaña, para la exploración petrolera en el Mar Argentino, a 100 millas al norte de Puerto Argentino. El Thor Leader es uno de los dos buques que la compañía Desire Petroleum utiliza para abastecer a la plataforma Ocean Guardian, que de mantenerse las condiciones meteorológicas, estaría arribando a aguas territoriales en el día de la fecha. (artículo del diario Ambito Financiero)

Esta decisión unilateral de Inglaterra de saquear nuestra reserva petrolera ha sido declarada beligerante a nivel nacional e internacional. (Diario La Nación y prensa extranjera)

El día 11 de febrero, fue informado que la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, dependiente del Ministerio de Planificación, oficializó la prohibición de operar a este buque, dado que procedente de un puerto argentino (Puerto Argentino) carecía de los despachos pertinentes. (artículo del diario Página 12)

Ese mismo día, la Cancillería aseguró que “existen evidencias que indican que dicho buque habría sido utilizado para el abastecimiento de insumos vinculados a las actividades de la industria petrolera promovidas ilegítimamente por el Reino Unido en las islas Malvinas”.

La Resolución Nº 407/2007 de la Secretaría de Energía, establece que las petroleras con contratos de exploración en Malvinas bajo la ley británica, no pueden tener operaciones en el país.

Durante la noche del sábado 13, este barco completó sus trámites de zarpada, según informes de la Prefectura Naval Argentina, delegación Campana. Según el diario La Auténtica Defensa de campana zarpó sólo con víveres y agua potable.

El reporte de la Agencia Marítima NABSA no detalla puerto de destino ni hora de arribo (ETA). Pero da el día 14 de febrero como fecha de zarpada, cargando 3.500 toneladas de steel pipes (caños de acero).

La página www.digital-seas.com informa que este navío se encontraba el domingo 15 en Puerto Sauce (República Oriental del Uruguay).

El Puerto Sauce, en la República Oriental del Uruguay, distante escasas 60 Ms de Buenos Aires es el más próximo puerto extranjero con capacidad para recibir un buque de 97 metros de eslora. Es un puerto del interior, con dársena deportiva. No es un puerto de buques de ultramar. Pero sería el lugar ideal para abastecerse de víveres y agua.

Esta maniobra de huir a medianoche:

Tendrá que ver con una falta administrativa de despacho portuario que se pudo resolver con extraña celeridad en horas inhábiles sin tiempo real ni para pagar una multa?

O con una falta de cumplimiento de la resolución 407/2007 de la Secretaría de Energía? A pesar de lo cual el barco al servicio de la petrolera inglesa zarpó con 3.500 toneladas de tubos de acero!?

O estamos ante el flagrante delito de explotación del petróleo que guarda nuestra plataforma submarina, amparados en la usurpación de las islas Malvinas y Georgias del Sud, ocupación militar realizada a costa de crímenes de guerra como el hundimiento del Crucero General Belgrano y que ocasionó la muerte de 649 de los defensores argentinos?

En este caso, la empresa Techint, la Desire Petroleum, y el buque de bandera inglesa con registro en Isla de Mann Thor Leader, y los funcionarios involucrados en permitir la zarpada de estas 3500 toneladas de caños están tipificando los delitos del Título 9 del Código Penal, en su capítulo 1 Traición y en el capítulo 2: Delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación”.

Provincia 23