Malvinas: El Gobierno amenazó con sanciones a empresas de Dinamarca y Noruega

Es para desalentar las operaciones petroleras.

Por Natasha Niebieskikwiat.- Desalentar y encarecer las operaciones de las industria petrolera que busque desarrollarse en aguas en litigio. A eso apunta ahora el Gobierno con respecto a su disputa de soberanía por las Malvinas. En ese marco, las acciones diplomáticas se reforzarán con amenazas de sanciones y notas de desaliento a empresas y gobiernos que, al final, deberán elegir si operar o no en aguas de Malvinas. Los últimos escritos, pudo saber este diario, fueron enviados a Noruega y Dinamarca.

En los hechos, el recurso está vigente desde abril de 2008 cuando de manera unilateral el Reino Unido avaló la ronda de licencias petroleras lanzadas por los malvinenses que terminaron en las actividades de exploración que se iniciaron esta semana. El 2 de febrero pasado la Cancillería rechazó el inicio de la exploración petrolera en las islas. Y casi dos semanas después vendría otro punto de inflexión en el conflicto con el Reino Unido: el decreto presidencial 256 que impuso la obligación de requerir una autorización nacional a todo buque o artefacto naval que busque transitar entre puertos argentinos y los de Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

Pero para entonces ya se habían remitido notas de desaliento a las empresas involucradas en cualquier tipo de operación con la Desire Petróleum (una de las licenciatarias británicas en las islas), incluyendo a la noruega AGR Group, y a las dinamarquesas Thor Shipping A/S, Dania Marien y Moller Maersk Group. Esta última está involcurada en el traslado de la plataforma Ocean Guardian, que comenzó las perforaciones petrolíferas en aguas de Malvinas. Al mismo tiempo, según supo este diario, las embajadas argentinas en Noruega y Dinamarca transmitieron formalmente a los gobiernos de dichos países la “preocupación y rechazo” del Gobierno argentino por el hecho de que dichas empresas realizaran actividades que Argentina no reconoce ni concede por estar bajo disputa. Por su parte, el embajador argentino en Australia, Pedro Villagra señaló a la prensa de ese país, que también se había entregado una nota de protesta y desaliento al gigante minero BHP Billiton, que tuvo inversiones en Argentina y se encuentra asociado a una de las petrolíferas que operan hoy en Malvinas.

Todas las protestas fueron acompañadas por el texto de la resolución 31/49 de la Asamblea General de la ONU, que pidió al Reino Unido y Argentina abstenerse de hacer “modificación unilaterales” en la situación de las islas mientras estén atravesando el proceso recomendado en las resoluciones de la ONU, como aquella que insta a las parte a un diálogo pacífico sobre las mismas.

En la Cancillería celebraban ayer el respaldo de la región y las recientes palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien tras su encuentro con JorgeTaiana pidió “soluciones creativas” para salir del conflicto.

Clarín