“No se rindan. No dejen a otros salirse con la suya”

Entrevista a John Gummer, parlamentario británico que apoya la propuesta ecuatoriana Yasuní ITT

Por Fidel Narváez.- John Gummer ha sido parlamentario británico por más de 30 años. Es uno de los políticos más comprometidos con los temas ambientales en Gran Bretaña. En su carrera política ha sido presidente del partido conservador, así como también ministro de Medio Ambiente. Dejará el Parlamento en las próximas elecciones para dedicarse a tiempo completo a impulsar propuestas contra el cambio climático, después del fracaso de la cumbre de Copenhague. Es un admirador de la propuesta del Ecuador de dejar el crudo bajo tierra en el Parque Nacional Yasuní y la ha promocionado en su Parlamento. Cree que la iniciativa ecuatoriana tendrá éxito. En entrevista exclusiva nos cuenta el porqué de su apoyo a la misma.

¿Cómo llegó a interesarse en el proyecto Yasuní ITT?

A través de Yolanda Kakabadse a quien conozco bien. Hace algún tiempo me introdujo en el tema y como resultado de eso yo le ayudé a ella para que pueda hablar con gente del Gobierno británico.

¿Cuál es a su juicio el aspecto más interesante de la propuesta?

En mi opinión, si miramos a la revolución industrial, lo que la hizo posible no fueron las invenciones en sí, sino la manera en que los sistemas financieros fueron establecidos para que esas invenciones se usaran efectivamente. Fue el desarrollo financiero lo que realmente hizo la diferencia y las sociedades anónimas en particular. Es por eso que Inglaterra fue capaz de liderar la revolución industrial, no por lo excepcional de las invenciones, si bien es cierto que varias de ellas fueron muy importantes. Así que lo que me ha interesado de esto (de la propuesta Yasuni ITT) es que ofrece un mecanismo financiero para alcanzar sostenibilidad de la manera más efectiva.

Usted ha expresado que si se globalizan los negocios se deben globalizar también las responsabilidades. ¿Se refiere también a responsabilidades con el medio ambiente?

Creo que cada vez es más obvio que no se puede tener una globalización de la actividad económica sin reconocer que la cadena de producción y suministro trae consigo toda una serie de nuevas responsabilidades que antes no estaban consideradas. Debido a esto se torna crucial que todos los actores a lo largo de la cadena de suministro sientan que tienen responsabilidades, tanto hacia atrás como hacia delante. Si se quieren explotar recursos naturales en un país, para crear empleos en otro país, para a su vez realizar ventas en un tercer país, entonces cada uno de éstos contribuye en parte al impacto que se obtiene al otro extremo, por lo tanto cada uno debe tener responsabilidades (….). Como nunca antes las responsabilidades deben ser asumidas ya sea por aquéllos que han fabricado un producto o por aquéllos donde el producto está a la venta. Las responsabilidades están en cada etapa de la cadena (…)

¿Está de acuerdo entonces en que no es justo que los países ricos exijan a los países pobres preservar a cambio de nada?

Como parte de una actitud responsable, debemos reconocer que las responsabilidades se deben poner donde éstas se puedan asumir mejor y por aquéllos que mejor pueden hacerlo. Si los países pobres no pueden hacerlo, simplemente debemos reconocerlo y si ese es el caso entonces se debe encontrar la manera de que el país rico que se está beneficiando de un recurso (natural), o que pretende cambiar el mundo en aras de protegerlo, sea capaz de cargar con mayor parte de la cuenta. Otro argumento aquí es que los países ricos han prosperado gracias a la contaminación, por lo tanto tienen mayor responsabilidad para enfrentar el cambio climático. Y finalmente, hay una necesidad real de transferir recursos desde los países ricos hacia los pobres, puesto que si se quieren resolver problemas globales debemos hacerlo con respuestas globales, por tanto los países ricos deben ser asumir esas responsabilidades. Eso no es muy popular en los países ricos pero es la verdad.

Resulta un poco sorprendente escuchar esa posición en un político conservador. Responsabilizar a los ricos del “Norte” por el empobrecimiento del “Sur” y por las desigualdades del mundo ha sido más bien el discurso de la izquierda.

No estoy de acuerdo contigo. Creo que hay un malentendido sobre lo que el conservatismo es en realidad. Entiendo que la derecha en Sudamérica puede tener otro pensamiento, pero en lo que se refiere a la tradición británica hay algo muy importante en los principios conservadores que viene de una posición religiosa de ver el mundo, supongo que en Sudamérica se llamara algo así como “enseñanza social católica”, y que se encuentra más en los círculos conservadores antes que en la izquierda. Básicamente los conservadores pensamos que debemos pasar a las futuras generaciones algo mucho mejor de lo que hemos recibido nosotros mismos. De manera que no encuentro nada sorprendente en mis apreciaciones.

Usted se ha calificado la propuesta Yasuní ITT como una forma diferente de ver el mundo. ¿A qué se refiere?

Pienso que el cambio climático es un desafío para el mundo por ser un problema global que requiere respuestas globales. Hoy tenemos un mundo globalizado como nunca antes debido a las comunicaciones globales, los mecanismos globales de transferencia de dinero, las cadenas globales de suministro, todo lo cual hace que sea necesario que miremos al mundo de un manera diferente. No creo que sea posible seguir mirando el mundo de una manera imperialista, que es como los humanos siempre hemos visto al mundo, desde que una aldea atacaba a la aldea vecina. No es algo que tenga que ver con el Norte o el Sur, u Oriente y Occidente, ni nada de eso. Así es exactamente como siempre han pensado todas las naciones, como siempre han pensado todas las comunidades. Por primera vez entonces debemos mirar al mundo de una manera en la que reconocemos que solo sobreviviremos por cooperación y por consensos (…) Lo que ha pasado es que aquello que los cristianos siempre hemos pensado, sobre la “paternidad de Dios” lo que implica la “hermandad del hombre” y por tanto la responsabilidad moral que tenemos sobre la gente de todo tipo y siempre, lo cual ha sido una posición más bien teológica, paralelamente con una posición filosófica secular de que de alguna manera nos encontramos en un mundo humano universal, de repente han dejado de ser solo posiciones teológicas o filosóficas para pasar a ser una posición necesaria, es decir algo que se debe hacer, porque de otra manera el mundo no podrá funcionar. Pienso que esto es fascinante y que debe ser el cambio más grande en la historia humana desde el Renacimiento, puesto que estamos pensando sobre otra gente, pensando sobre el mundo y sobre nuestro lugar en el mundo de una manera muy diferente en la que lo hemos hecho por 500 años.

¿Qué se requiere para que una propuesta como ésta tenga respaldo?

Creo que ustedes las naciones en desarrollo deben reconocer es que algo que pueden, y que deben, asegurar es una apropiada “gobernaza”. La gobernanza es el gran problema dentro de lo que estoy hablando y la razón para que muchos países no reciban lo que les corresponde, poqrue no son capaces de manejarse adecuadamente.

¿Cree usted que Ecuador cumple con esa condición?

Pienso que Ecuador está en camino, habrá muchas cosas de las que uno se pueda quejar, pero está en camino. Entiendo que de lo que fue una dictadura militar ha pasado a un sistema mucho más democrático y si bien aún no ha llegado totalmente, puesto que de tiempo en tiempo creo que no tuvieron elecciones muy satisfactorias, definitivamente está en camino. Esto es crucial puesto que si no tuviera esa condición de ninguna manera se puede esperar que la gente transfiera fondos, pues si los fondos son transferidos y no se manejan con honestidad, o no hay seguridad y protección, simplemente no va ha pasar.

¿Cree que el gobierno británico apoyará la propuesta?

Estamos en un periodo preelectoral. Que ustedes ganen esa batalla antes de las elecciones lo dudo mucho, pero hay que seguir peleando.

¿Finalmente, cree que Ecuador tendrá éxito con esta iniciativa?

Sí, realmente ceo que sí lo tendrá. Pienso que será un éxito, pero debe persistir. Difícil sin duda, pero debe persistir.

¿Qué nos recomendaría?

No se rindan. Adelante. Sigan empujando todo el tiempo. Ni se rindan, ni dejen a otros salirse con la suya. (www.expreso.ec)

Rebelión