"No me extrañaría ver el petróleo en $200 en 5 años"

Méjico, uno de los mayores productores del mundo, va a la quiebra

“Lo que necesitamos, de una manera u otra, es la colaboración de otras empresas a nivel internacional, con el fin de recuperar nuestros niveles de producción”. Esta es una cita de Georgina Kessel, ministra de energía de México en una reciente conferencia internacional.

México, según la EIA, fue el séptimo productor de petróleo en 2008, y el segundo exportador a EEUU detrás de Canadá. EEUU importa más petróleo de México que de Arabia Saudita, Irak, Kuwait u otros países de oriente medio.

Lo que Georgina Kessel quiere decir es que se está acabando el “petróleo fácil”. El petróleo fácil es el obtenido del subsuelo sometido a altas presiones mediante una tubería. El “petróleo difícil” es como el obtenido de las arenas bituminosas, o el de aguas profundas, que requieren muchas más inversiones.

En el mundo se han descubierto últimamente grandes reservas de “petróleo difícil”, como el de los campos supergigantes de Brasil, en Canadá, Venezuela, pero no sucede lo mismo con el “petróleo fácil”.

El legendario campo petrolífero mexicano de Cantarell, alcanzó un pico de producción en 2004 con 2,1 millones de barriles día, que representaba el 64% de la producción total de la compañía estatal Pemex. En 2009 la producción bajó a menos de 780.000 barriles día. La producción de Pemex bajó desde 3,3 millones de barriles día en 2004 hasta 2,6 millones de barriles hoy en día.

Pemex no puede encontrar más petróleo. En 2007 reemplazó solo el 50% de su producción. En 2008 la tasa subió al 70%, pero aún era insuficiente. México podría ser un importador neto de petróleo en una década. Esto sería un desastre para la economía mexicana, donde el petróleo supone sobre un 40% de sus ingresos.

Fuente: Bolsamanía