Repsol incorporará un nuevo socio en YPF este año

Sus voceros afirmaron que no tenía por qué ser el Estado argentino; las ganancias subieron 30,1%

La petrolera española Repsol buscará incorporar, este año, un socio para su filial argentina. Así lo afirmaron ayer a LA NACION voceros de la empresa en esta ciudad, que agregaron que tal socio no tenía por qué ser, como se llegó a especular en el mercado, el Estado argentino.

Las revelaciones se produjeron durante la presentación del plan Horizonte 2014, a cargo del presidente de la petrolera, Antonio Brufau. El catalán anunció ayer ganancias netas de 688 millones de euros (909,2 millones de dólares) para el primer trimestre del año en la compañía, lo que supone un alza del 30,1% en relación con el mismo mes de 2009, principalmente como consecuencia del aumento del precio del crudo y del gas en el mundo.

“Los resultados fueron muy positivos en todas las divisiones, y las perspectivas son prometedoras. Repsol se está recuperando, pero aún tiene trabajo que hacer”, dijo a la agencia Reuters Jason Kenney, analista de ING.

La sola enumeración de las causas de esos beneficios que hizo ayer Brufau bastó para entrever la estrategia que seguirá la petrolera con su filial argentina, la gran ausente en la descripción del alentador escenario. El ejecutivo dijo que la actividad de explotación y producción sería el motor del crecimiento de la empresa en los próximos años, para los que tiene previsto invertir 28.500 millones de euros entre 2010 y 2014.

Según el ejecutivo, la estrategia “se fundamenta en una mayor y más sólida cartera de proyectos de crecimiento en el upstream (exploración y producción), que incorpora el desarrollo de los campos Guará y Piracucá en Brasil, Kinteroni en Perú, Margarita-Huacaya en Bolivia y Cardón IV en Venezuela, y aquellos que ya se encuentran en curso: Reggane en Argelia, Carioca en Brasil y Perú LNG en Perú”.

Voceros de la compañía explicaron después, en una conversación con la prensa internacional, las intenciones de incorporar un socio en la Argentina y concretar la salida a la Bolsa este año. La cuestión cobra relevancia en momentos en que prolifera todo tipo de especulaciones al respecto. Hace un mes, Carlos Bulgheroni, accionista de Pan American Energy, que acababa de vender parte de su compañía Bridas a la petrolera China National Offshore Oil Corporation (Cnoop) en US$ 3200 millones, sorprendió a la industria petrolera con una frase que provocó revuelo: “Quiero comprarle a Repsol las acciones y ser presidente de YPF”. Las palabras desencadenaron un evidente malestar en la filial argentina, que emitió un comunicado que calificó los términos de Bulgheroni de “carentes de fundamento e inadecuados”.

Repsol tiene previsto invertir 8400 millones de euros hasta 2014 en la Argentina. En las oficinas de Buenos Aires volvieron a objetar las suposiciones de nuevos socios: afirmaron que la apertura del capital sería sólo a través de la Bolsa y que la empresa tenía previsto mantener el control. Según lo anunciado por Brufau, las previsiones de desinversión llegarán en todo el mundo a 4500 millones de euros hasta 2014.

Descubrimientos

El panorama parece bastante más auspicioso en otros destinos de América latina. La compañía prevé un crecimiento en los recursos y en el bombeo gracias a nuevos descubrimientos aguas afuera ( off shore , en la jerga) de la costa de Brasil y en el Golfo de México.

Repsol utilizará activos importantes, como el yacimiento brasileño Guará, para aumentar más reservas que las que emplea, y espera producir suficiente para incrementar su aporte anual en un 10%. Las operaciones de Brasil le aportarían más de 170 millones de barriles equivalentes de petróleo en reservas probadas en los próximos cinco años, como consecuencia de las nuevas inversiones.

Los desembolsos también serán significativos en la tierra de Hugo Chávez. “El importante descubrimiento realizado en el megacampo Perla de Venezuela, en el pozo Perla 2X, aumenta en al menos un 30% la previsión inicial de recursos de gas para este campo”, dijo ayer Repsol YPF en un comunicado. La petrolera había anunciado el 12 de este mes este descubrimiento en aguas del Golfo de Venezuela. “El campo podría albergar entre 1600 y 1850 millones de barriles equivalentes de petróleo”, agregó. El volumen alcanza para satisfacer la demanda de gas en España durante siete años.

Informe de Adrián Sack, desde España

La Nación

El grupo Eskenazi compraría otro 10% de YPF antes de fin de año

Repsol reiteró su plan de vender otra porción de la filial local en la Bolsa.

Antes de que expire el año, el grupo Eskenazi prevé ampliar su apuesta en el negocio petrolero con la compra de una nueva porción accionaria que lo convertirá en el dueño del 25% de YPF.

El grupo local que controla actualmente el 14,9% del capital social del YPF resolvió que hará uso de la opción de compra por el 10,1% adicional que se había establecido en su ingreso a la petrolera a principios de 2008.

De acuerdo con los datos obtenidos por Clarín en fuentes del sector petrolero, la intención de Eskenazi sería ejercer la opción de compra adicional antes de fin de año, pese a que tiene plazo hasta principio de 2012.

La confirmación del avance de Eskenazi en YPF se conoció a pocas horas de que el titular del grupo Repsol, Antoni Brufau anticipara en Madrid la voluntad de vender parte de la petrolera local y otros activos no estratégicos en el plazo de un año.

Tras dar a conocer los resultados del primer trimestre del año de Repsol -que arrojaron una suba del 30% en la ganancia interanual- Brufau señaló que la incorporación de nuevos accionistas a YPF se dará con la entrada de socios privados y a través de la colocación de acciones en la Bolsa.

Tras casi un año de negociaciones, Eskenazi consiguió desembarcar en YPF en febrero de 2008. El acuerdo que se firmó en ese momento entre Repsol y Petersen Energía (la sociedad controlada por Eskenazi) había establecido un precio de venta por el 14,9% de las acciones de US$ 2.235 millones. Si se mantiene la valoración total de YPF de hace dos años de US$ 15.000 millones, el precio que ahora debería desembolsar Eskenazi por el 10,1% adicional se ubicaría en US$ 1.515 millones.

Además de venderle la porción pactada al grupo local, las autoridades de Repsol piensan colocar en la Bolsa otro 20% de las acciones de YPF. Si se concretan las dos operaciones, la nueva composición accionaria de YPF quedaría conformada de la siguiente manera: Repsol, con 55%; Eskenazi, con 25% e inversores bursátiles, con el 20% restante.

En tanto, los números que dio a conocer ayer Repsol mostraron una ganancia en el primer trimestre de US$ 910 millones, un 30% más que la obtenida en igual período de 2009. Según el informe oficial del grupo, US$ 542 millones del total de utilidades provinieron de YPF. Comparado con el período enero-marzo de 2009, la petrolera local aportó este año un 27,2% más de ganancias por los mayores ingresos que obtuvo de la comercialización de sus productos en el mercado doméstico y en el plano internacional.

Repsol anunció que focalizará su crecimiento hasta 2014 en el desarrollo de sus últimos hallazgos en Brasil y Latinoamérica y que sus inversiones hasta ese año alcanzarán a US$ 37.620 millones (US$ 11.000 para la Argentina).


Clarín