Argentina extenderá su exploración offshore

Actualmente, la empresa estatal Enarsa, encargada de licitar los bloques petroleros costas afuera, está avanzando en la evaluación de unos 300.000 km2 de áreas ubicadas en la zona de la plataforma continental, fuera de la zona de exclusión de Malvinas, entre las costas de Buenos Aires y la entrada al Estrecho de Magallanes. El objetivo sería buscar áreas potencialmente aptas para, luego, ofrecerlas a interesados de todo el mundo, con la esperanza puesta en el sostenimiento de la curva creciente de los precios de barril de crudo.

“La consigna es incrementar la presencia en la zona de Malvinas, como un modo de hacer valer el derecho soberano, paralelamente al reclamo diplomático”, explicó Carlos Davidson, vocero de Enarsa.

Una vez terminados los trabajos de análisis y organizados los pliegos de la licitación, la compañía tiene programados para agosto una serie de rueda negocios para presentar las áreas a licitar en los centros más importantes del mundo, ante posibles interesados.

El periplo se iniciará con una serie de visitas a inversores en Calgary (Canadá) y -la más relevante- a Houston, la meca de la actividad petrolera mundial, sede de la mayor cantidad de compañías del rubro con experiencia internacional.

Desde el Ministerio de Planificación, existe la posibilidad de que haya un acercamiento a posibles interesados en los países árabes y no se descartan una serie de reuniones, previas a la exposición en el exterior, con compañías como YPF, Petrobrás, Total y Pan American Energy (PAE), que ya trabajan en la zona y conocen las potencialidades.

El Patagónico