Se acordó importar gas más caro que el neuquino

Enarsa anunció que este año comprará fluido de 14 buques a un costo de 330 millones de dólares. El ministerio de Defensa planifica construir un puerto de regasificación en la zona de Puerto Rosales.

El gobierno nacional a través de Energía Argentina Sociedad Anónima, Enarsa, acordó la importación de gas que provendrá de 14 buques a un costo total que superará los 330 millones de dólares. En tanto, el Ministerio de Defensa de la Nación ya reservó lotes en el puerto de Coronel Rosales, Bahía Blanca, para construir una planta de regasificación como la que tiene Chile en Quintero.

El gobierno neuquino es el más insistente en cuanto a la actualización tarifaria para el consumo doméstico, uno de los tres destinos que tiene el gas. El gas de consumo doméstico, en Loma La Lata, se paga en promedio dos dólares, contra los 7 que se pagó el de Bolivia, o los 16 dólares que se pagó el gas de los buques metaneros, según fuentes de la subsecretaría de Hidrocarburos. Este año, sin embargo, por la mayor oferta de buques metaneros el precio del millón de BTU promedia los 9 dólares.

El diario El Cronista publicó que para asegurar suministro este invierno, el Gobierno cerró un acuerdo para la importación de 14 barcos de Gas Natural Licuado. El costo de la operación será de poco más de u$s330 millones.

La importación llegará en barco hasta el puerto de Bahía Blanca y luego se trasladará a gasoductos. No es la primera vez que el Gobierno recurre a esta práctica. Las operaciones de importación de gas surgieron en 2008 para evitar las restricciones en la oferta que se habían registrado en 2007 cuando se inició una crisis energética, según el matutino económico porteño.

No obstante, los niveles de importación crecen año a año. En 2008 fueron ocho los buques que arribaron al país. Este año, 14. Pero los precios de los commodities están lejos del récord de 2008. El Estado pagó el año pasado u$s 530 millones en gas.

El GNL llega congelado en los buques y se requiere una planta de regasificación y la de Argentina se instalaría en Punta Ancla, según indicó el diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca.

“Es una posibilidad para iniciar el desarrollo de Coronel Rosales, en el frente marítimo”, dijo el director de Desarrollo, Carlos Aramayo. El funcionario municipal manifestó que se construirían muelles para permitir la llegada de los buques metaneros. La inversión sería millonaria y posibilitaría la llegada de otras industrias.

Se construirá en Punta Ancla, en el Puerto Nuevo, la planta para la regasificación de gas natural licuado, publicación mediante en la página que posee el Ministerio de Defensa de la Nación. “Una parte del convenio entre la Armada y la compañía argentina Enarsa se habla de que las obras se tendrán que ejecutar en un plazo aproximado de dos años”, expuso.

Los buques arribarán (desde Venezuela) con un gas congelado a 160 grados bajo cero, en forma líquida, para que ocupe menos volumen en las bodegas. Luego se pasará a la planta, adonde tomará su estado normal, por temperatura, y luego se inyectará a la red de gas de nuestro país.

La Mañana Neuquén