Hay reticencia a pagar el gas a valor plus

El Gas Plus es un programa del gobierno nacional concebido para posibilitar contratos a precio diferencial entre privados ante una oferta adicional de gas por mayor producción o por el desarrollo de yacimientos no convencionales.

El grupo energético Pampa Energía para su central térmica de generación eléctrica Loma de la Lata y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) fueron las únicas entidades que hasta el momento han cerrado negocios con las empresas productoras de hidrocarburos para adquirir gas bajo el programa “Gas Plus” y que cotiza a mayor valor que el del mercado doméstico.

“Proyectos de Gas Plus aprobados por la Secretaría de Energía hay muchos, unos 40, pero son muy pocos los agentes del mercado que están concretando negocios a esos precios” señaló a este diario una fuente de sector.

Cammesa adquiere el gas para abastecer a las centrales térmicas de generación y evitar que recurran, ante la escasez del fluido, a la utilización de gasoil o fueloil porque a la larga resulta más caro dado que contamina mucho más que el gas natural y además daña las máquinas.

Pampa Energía y Apache abrieron el juego entre privados cuando acordaron la compra de 1,5 millones de metros cúbicos de gas diarios a 5 dólares el millón de BTU.

Luego Cammesa firmó con Apache la entrega de 300.000 m3/día (producidos en Neuquén) a cambio de 4,10 dólares por millón de BTU, el doble de lo que reciben las productoras por el gas convencional (cerca de 2,5 dólares para centrales térmicas).

En marzo cerró con la petrolera Total la entrega de 600.000 m3/día, también producidos en Neuquén.

Si bien no se dio a conocer el precio de la transacción, el mismo se ubicaría en los u$s 4,30, muy por arriba de la media del sector.

La estrategia del gobierno contempla la compra de nuevos volúmenes de Gas Plus para incrementar el suministro del fluido frente a la llegada del invierno, lo que permitiría asegurar el abastecimiento al mercado residencial a través de la adquisición del fluido a Bolivia y a través de los buques metaneros (GLP).

Para tal fin, estaría negociando con YPF y OXY la firma de nuevos contratos. La petrolera subsidiaria de Repsol y que está bajo la dirección de la familia Eskenazi aportaría alrededor de 400.000 m3/día y la norteamericana cerca de 350.000 metros cúbicos/día.

YPF ya tiene para colocar en el mercado Gas Plus obtenido de su programa de Tight Gas Sand o gas de arenas compactas de sus yacimientos neuquinos en Sierra Barrosa y que solo necesita de un contrato en firme para su pleno desarrollo.

Diariamente Neuquén