Juez neoyorquino ordena a director "Crude" entregue material no usó en filme

Un juez de distrito de un tribunal de Nueva York ordenó a Joe Berlinger, director de la película “Crude”, que entregue todo el material no utilizado en la versión final de ese filme tal como la petrolera Chevron había requerido judicialmente.

“Chevron recibe con entusiasmo el poder avanzar en este tema. La versión de ‘Crude’ difundida documenta la conducta impropia de los abogados que están detrás de la demanda en Ecuador”, indicó a Efe el portavoz de la petrolera para América Latina, James Craig.

En abril pasado, los creadores del documental “Crude”, sobre el litigio entre Chevron y comunidades del Amazonas por un presunto daño ambiental y contra la salud pública, buscaron amparo judicial en Estados Unidos para evitar que la petrolera lograra imágenes inéditas del rodaje.

La empresa de hidrocarburos había requerido ver todo el material grabado y no emitido en “Crude” por considerar que el director de la producción omitió deliberadamente hechos que podrían ser determinantes para la resolución de un caso que se prolonga durante más de 15 años.

El juez Lewis Kaplan emitió hoy su decisión al respecto, en un documento de 31 páginas, y que en la práctica significa que los productores del filme tendrán que entregar a la petrolera más de 600 horas de rodaje.

La misma fuente indicó que a petición de los abogados de Berlinger “ese contenido se eliminó de la versión de ‘Crude’ en DVD”, que está ya a la venta.

Agregó que “es muy probable que ejemplos adicionales de mala conducta hayan sido capturados y cortados durante la edición. Este contenido podría ser muy relevante para revelar la verdad sobre el juicio en Ecuador”.

“Un proceso similar ya ha revelado que los abogados demandantes presentaron ante el tribunal informes falsificados de sus expertos y creemos que esto es sólo la punta del “iceberg” cuando se trata de su conducta impropia”, precisó el portavoz.

Berlinger y el productor de “Crude”, Michael Bonfiglio, presentaron ante un tribunal del distrito en Nueva York una petición para impedir que los jueces les obligaran a entregar parte de su grabación a Chevron alegando que les protege el derecho del periodista a no divulgar información de fuentes confidenciales.

En el documento judicial, los realizadores indicaban que Chevron no había demostrado que el material audiovisual en su poder no estuviera disponible a través de otros medios o en qué manera era relevante para el caso.

Para la compañía estadounidense existen diferencias entre la versión de “Crude” que llegó a los cines en 2009 y la distribuida posteriormente en DVD, donde algunas escenas fueron eliminadas, por lo que insiste en la importancia de contar con todo el material visual para su revisión.

Unos 3.000 indígenas y colonos de la Amazonía ecuatoriana demandaron hace más de 15 años a Texaco, adquirida por Chevron en 2000, por el supuesto daño ambiental causado en esa región durante el tiempo en que la petrolera extrajo crudo, entre 1972 y 1992, junto con la firma estatal Petroecuador.

Los demandantes, amparados en un análisis pericial que es rechazado por la petrolera, piden una indemnización de 27.000 millones de dólares para limpiar la contaminación en esa parte de la Amazonía y reparar el daño causado a la población.

Chevron argumentó que cualquier supuesto perjuicio generado por aquella explotación petrolera sería responsabilidad de Petroecuador.

En una entrevista concedida a Efe en 2009, Craig señaló que Petroecuador tiene un récord operativo y ambiental “deplorable” y que ese hecho es de conocimiento público.

“Entre 2000 y 2008, esa empresa registró más de 1.400 vertidos, cientos de éstos durante los años en los que Berlinger estaba filmando su película en la zona. Curiosamente, en la película esto no se menciona”, afirmó Craig. (EFE)

EPA