Obama: “Haremos que BP pague por el daño que causó”

El presidente de EE.UU señaló que la empresa petrolera “debe compensar a los trabajadores y dueños de los negocios” que se vieron afectados y adelantó que habrá una nueva ley de energía que incentive la inversión en fuentes alternativas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló hoy en cadena sobre el desastre ecológico que dejó con “una nube negra” al Golfo de México por el derrame de petróleo que ocasionó la compañía British Petroleum.

“Vamos a luchar contra este derrame con todo lo que tenemos durante todo el tiempo que sea necesario. Haremos que BP pague por el daño que su compañía ha causado”, dijo Obama en un discurso televisado.

Afirmó que en las próximas semanas se podrá recuperar “el 90 por ciento”, dijo que BP “debe compensar a los trabajadores y dueños de los negocios” afectados y reclamó una nueva ley de energía que incentive la inversión en fuentes alternativas.

Señaló que en su país “nunca hubo un derrame de esta magnitud y profundidad” y comparó sus consecuencias con “una epidemia”.

Cronista Comercial

_____

Obama advierte que la lucha contra el vertido de petróleo “durará meses e incluso años”

Barack Obama pronunció un duro discurso donde destacó que hoy pedirá a la petrolera indemnizar a todos los sectores que se hayan vistos dañados por la fuga de crudo. Defendió el accionar del gobierno y anticipó que buscará una reforma energética

“Nuestra nación enfrenta un serie de retos”, explicó Barack Obama en el inicio de su discurso televisado al pueblo norteamericano.

“Esta noche regrese de un viaje al Golfo (de México) para contarles de un derrame petrolero que esta asaltando nuestras costas ”, indicó el mandatario, quien destacó: “Debido a que nunca hubo un derrame de esta magnitud, fuimos puestos a prueba”.

“Apenas se inició el derrame, reuní un grupo de expertos para enfrentar este reto ”, aseguró Obama, en defensa del accionar de su gobierno que se vio acorralado por las críticas desde distintos sectores por la actitud del Ejecutivo frente a la fuga de crudo.

De acuerdo la mandatario, “este es el peor desastre ambiental que ha enfrentado al país” pero que “a diferencia de otras catástrofes como los huracanes o las tormentas, los millones de galones de petróleo en el golfo son como una epidemia que vamos a combatir durante meses o quizás años”. “Pero pelearemos el tiempo que sea necesario ”, agregó.

“Desde el comienzo de la crisis, hemos estado a cargo del mayor esfuerzo en la historia del país. Tenemos miles de efectivos trabajando. Miles de embarcaciones están trabajando en el Golfo ”, destacó.

Obama también dedicó parte de su discurso a la situación de los habitantes de las costas del Golfo. “Hay miles de personas cuya vida se ve en peligro, que viven del negocio de las costas . Desde dueños de negocios, restaurantes hasta pesqueros”, afirmó por lo que anticipó que pedirá al presidente de BP que “se haga cargo de todos los costos provocados a los trabajadores y sus familias, cuya será administrada por una tercera entidad independiente”.

Además, Obama anunció que se realizarán cambio en el organismo que regula la actividad de las perforaciones petroleras. “Este organismo –explicó- veía todas las regulaciones con hostilidad. Inclusive, había gente de las mismas empresas trabajando ahí ”.

En ese marco, Obama señaló que su gobierno combatió “la corrupción en este organismo, pero la reforma no fue suficiente”. “Hemos llevado a un nuevo líder a ese organismo (que) deberá construir una entidad vigilante de la actividad petrolera y no dedicarse a ser sus socios”, concluyó.

Reforma energética
“Algo que dejo este derrame, es que necesitamos mejores regulaciones ”, indicó Obama, al tiempo que cuestionó que “las empresas petroleras están perforando a una milla de profundidad porque se están acabando las reservas (petroleras )”.

“Los días del petróleo barato estaban contados. Durante décadas no actuamos como debíamos. El camino no fue solo detenido por las petroleras, sino por fata de valor político ”, destacó.

Por ese motivo, el presidente norteamericano manifestó que el derrame es “el recordatorio de que este es el momento de buscar la producción de energía limpia”. “La transición va a tomar tiempo, pero hemos tomado medidas para agilizar la producción de energía limpia”, concluyó.

Infobae

_____

Los nuevos asesores que necesita British Petroleum

La imagen pública de BP está casi tan debajo del agua como el pozo que sigue perdiendo petróleo en el Golfo de México. Pero desde la explosión en la plataforma y el subsiguiente derrumbe en el precio de las acciones, la empresa le ha recordado continuamente al mercado que es fuerte financieramente. Sin embargo, los informes según los cuales BP habría contratado a Credit Suisse y a Blackstone, cuyo nuevo negocio de consultoría es reconocido principalmente por su trabajo de reestructuración, alimentan rumores que dicen que el directorio de BP está asustado y contempla todas las contingencias posibles.

Más allá de tener en cuenta una teórica situación de insolvencia, los ejecutivos de banca de inversión podrían trabajar en varios planes. Primero, en una defensa en caso de intento de takeover. Las probabilidades de que ese intento se produzca son escasas. Nadie va a querer asumir la responsabilidad por el actual desastre.

Segundo, los asesores podrían ser contratados para evaluar un ejercicio de recaudación de capital. Pero BP no necesita capital. Incluso si pone u$s 20.000 millones en un fondo destinado a cubrir los costos del accidente, Barclays Capital estima que su endeudamiento crecerá sólo a 27%. Esto está dentro de los límites que se fijó como meta y es improbable que requiera una sustancial inyección de capital.

Más probable es que a la gente de banca de inversión se le pida que prepare una estructura para vender, ofrecer en leasing o securitizar los activos de la compañía en caso de necesitar un flujo de caja puente a medida que comiencen a presentarse los pedidos de pago por el desastre. Pero aunque los altibajos en el precio de las acciones de BP indican que ni los inversores ni los directivos tienen idea de cuáles serán las dimensiones de la cuenta final a pagar, la empresa genera montañas de dinero al contado. Y si la calamidad del Exxon Valdez puede usarse como guía, BP tiene el tiempo de su parte. Los litigios relacionados con el derrame petrolero de 1989 se resolvieron recién el año pasado y Exxon pagó sólo una décima parte de los u$s 5.000 millones por daños y perjuicios que enfrentaba originalmente y hoy es la segunda compañía más grande del mundo. Tal vez BP necesitaría más abogados que asesores de banca de inversión.

Cronista Comercial