El Gobierno ofrece hasta $ 1.000 millones a industrias para que no consuman gas

De apuro, volverá aplicar subsidios para que el sector fabril compre combustibles alternativos al mismo precio que el gas. Los cortes totales durarán hasta el lunes

Dos días después de que la Unión Industrial Argentina (UIA) hiciera públicos sus reclamos al Gobierno por los cortes de gas que afectan la producción, la administración de Cristina Fernández sacó del cajón un viejo plan de subsidios para calmar los ánimos del sector productivo.

La orden la impartió el ministro de Planificación, Julio de Vido, desde Beijing, y su cartera emitió desde Buenos Aires un comunicado en el que confirmaba que “en esta época del año vuelve a aplicar el Plan Energía Total (PET) con plena efectividad”, como anticipó El Cronista. Se trata de un programa de subsidios creado por el gobierno de Néstor Kirchner al calor de la crisis energética de 2007.

Ante la falta de gas, el ex presidente decidió instrumentar un plan para que las grandes industrias consumieran en su reemplazo combustibles alternativos, como el gasoil y el fuel oil, pero pagaran al mismo precio.

La diferencia entre los valores del gas y sus alternativas será cubierta por fondos fiduciarios y el Tesoro. En Planificación aún no determinaron el monto final de subsidio –puede variar de acuerdo con las condiciones climáticas– pero diversas fuentes del mercado estimaron que rondará los $ 1.000 millones y se destinará a proveer productos de YPF, Esso y Petrobras. En el sector estiman, sin embargo, que la mayor parte se importará.

“Aunque preferimos el gas, esto es mejor que tener una planta parada. Ahora esperamos que haya una resolución para que el Programa se aplique”, explicaron en la central fabril.

Un millón de BTU –la unidad de medida– de gas cuesta para las grandes industrias unos u$s 3. El equivalente en fueloil ronda los u$s 7 y el gasoil llega hasta u$s 12; es decir, cuatro veces más. Con el PET, el Gobierno absorbe la diferencia.

La encargada de articular el PET será Enarsa. En la empresa no tenían ayer mayores precisiones sobre el proyecto, pero sabían que sería anunciado en los próximos días.

Entre las empresas que utilizan combustibles sustitutos del gas se encuentra el complejo oleaginoso, con estandartes como Molinos, AGD, Dreyfus, Cargill y Bunge, y las automotrices, como Volkswagen, Ford, Peugeot y General Motors, entre otras.

Técnicos de Planificación y de la Secretaría de Energía trabajaron en conjunto en el último mes para poner en marcha la iniciativa. Sin embargo, encontraron varios escollos. Entre ellos, que la producción de combustibles en el país está al límite, por lo debieron analizar alternativas logísticas para cubrir las necesidades del sector productivo.

Sin tiempo para anuncios

La intención oficial era hacer un anuncio formal, pero la ola polar que invadió al país desde principios de la semana disparó el consumo en hogares y obligó a llevar el suministro de gas a empresas al mínimo técnico en la mayoría de los casos y en otros, a cero.

Eso disparó la ira de las mayores empresas del país. Algunas compañías rechazaron aplicar cortes totales, como pedía el Gobierno. Y el martes la central fabril reclamó que las restricciones se extendieran a las estaciones de GNC para aliviar al sector productivo. Por su alto costo político, el inventor del Enargas, Antonio Pronsato, rechazó por orden de De Vido esa alternativa –se aplicó en 2007– en encuentros que tuvo esta semana con empresarios.

A cambio, el Gobierno aceptó reflotar el PET, otro de los reclamos de la UIA.

Los cortes a las industrias se mantendrán al menos hasta el lunes. Hoy y el sábado serán días críticos para el suministro debido a que se espera una baja aún mayor de la temperatura para el fin de semana.

Cronista Comercial

_____

Los cortes de gas paralizan ya la producción de grandes industrias

Son unas 300 grandes empresas, que tienen restricciones totales o fuertes en la provisión de combustible. La situación se extenderá al menos hasta el próximo sábado. Hay fábricas paradas y preocupación de los directivos del sector

La ola de frío y la falta de gas prolongaron por tercer día consecutivo los cortes de suministro a las grandes industrias que, en la mayoría de los casos, se encuentran ahora con sus actividades productivas paralizadas.

Alrededor de 300 grandes usuarios industriales de todo el país enfrentan desde el lunes cortes casi totales en el abastecimiento de gas que prometen extenderse, como mínimo, hasta el sábado.

Las restricciones que dispuso el Gobierno para atender el incremento de la demanda residencial afecta a unas 130 grandes industrias de la región metropolitana y a otras 170 que están radicadas en el interior del país.

La poda en el suministro se ubica entre el 70% y el 100% de los volúmenes de gas que consumen habitualmente los grandes usuarios. En la mayoría de los casos, los establecimientos industriales reciben sólo que se denomina “mínimo técnico” para no tener que pagar los hornos y las calderas.

En la lista de las principales afectadas por la falta de gas se encuentran la siderúrgica Acindar, la cementera Loma Negra, las compañías petroquímicas de Bahía Blanca, las aceiteras del Gran Rosario y las metalúrgicas de Córdoba.

El martes, en la Mesa de la UIA se oyeron duras quejas por la falta de energía , sobre todo de las filiales del interior . Se habló de la posibilidad de emitir un documento crítico sobre la situación, pero se frenó ante el temor de represalias oficiales. Según informes de las filiales, las provincias más afectadas por los cortes son Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, en ese orden.

La Unión Industrial de Córdoba advirtió ayer que existe una “gran preocupación” por los cortes que están impactando negativamente en la actividad del sector productivo. El secretario de la entidad, Fernando Sibila adelantó a Clarín que “vamos a solicitar con urgencia una reunión con las autoridades provinciales y nacionales para que los cortes no se prolonguen en lo que resta del invierno”.

En la región metropolitana, los cortes volvieron a afectar a unos 50 grandes usuarios asentados en la zona de concesión de Metrogas (Capital y sur del Conurbano) y unas 85 industrias localizadas en el área de atención de Gas Natural BAN (norte y oeste del Gran Buenos Aires).

En la provincia de Santa Fe y el noroeste de Buenos Aires unos 64 grandes usuarios de la empresa Litoral Gas continuaron con una restricción casi total de suministro.

En una alimenticia de primera línea indicaron que “si bien hasta ahora las restricciones no habían sido importantes, estamos preocupados por la provisión de gas para la usina eléctrica de la planta, que van a cortar de un momento a otro”.

Desde otro grupo alimenticio señalaron que los cortes varían de magnitud según las provincias. “ Nuestras plantas de Santa Fe están totalmente paralizadas y las que tenemos en otras provincias funcionan con diferentes limitaciones”.

En Bahía Blanca, Profertil se vio obligada a frenar la producción de urea granulada . Por su parte, la petroquímica Dow debió cesar la producción de etileno en sus dos plantas bahienses.

“Estamos haciendo gestiones para mantenerlas aunque sea en su mínimo técnico y no tener que paralizarlas totalmente”, explicó anoche a Clarín , Marcela Guerra, gerente de Relaciones Institucionales de Dow-PBB Polisur. En el caso de Profertil, la parada fue total, a diferencia de otros años, en los que hubo restricciones parciales a la producción por falta de gas. Loma Negra, por su parte, tiene sus ocho plantas sin suministro de gas: están funcionando en base a coque de petróleo, una fuente alternativa que instalaron a mediados de la década pasada.

En la industria automotriz, algunas terminales ya tenían anoche listas sus plantas compresoras para prevenir la caída del suministro de gas, que utilizan sobre todo en el proceso de secado en la planta de pintura, un paso clave en la fabricación de vehículos. “Todas están ya en condiciones de suplir una falta temporaria de gas”, aseguraron voceros del sector.

Clarín.com

_____

Las reservas no alcanzan y la apuesta del Gobierno, falló

Apuntaron a compensar la caída de producción local con importaciones desde Bolivia

Por Marcelo Canton

El año que viene será igual que este. Tal vez peor. Habrá más demanda de gas, y menos oferta”, pronostica el ex secretario de Energía Jorge Lapeña. La perspectiva es mala, pero a esto no se llegó en un día. Ni en un mes. Es un proceso de años. ¿Cuáles son los pasos que se dieron para llegar a esta situación?

1.

“El gas es el producto más importante de la ecuación energética del país -explica Lapeña-. Es el 50 por ciento de la energía que consumimos. El 40% es petróleo, y el 10% restante se lo reparten otras fuentes de energía. En algún momento la Argentina tuvo reservas de gas tan importantes que justificaron tomar esa decisión. Pero luego no hubo una política exploratoria para reponer las reservas que se consumían. Así, en los 90 había reservas para 30 años de consumo, y hoy alcanzan para 6 o 7 años. El punto de inflexión fue 2004, cuando la Argentina empezó a retroceder en disponibilidad de gas”.

2.

Con tarifas que no se ajustan a los costos, con subsidios, la demanda se hizo cada vez más fuerte, coinciden en el sector. La recesión del año pasado redujo el consumo de las industrias. Pero el crecimiento de este año lo disparó. Justo cuando la oferta se achica. “El lunes, los productores de gas inyectaron en los gasoductos 118 millones de metros cúbicos de gas -señala Lapeña-. Los ductos tienen capacidad para transportar 130 millones de metros. Y la demanda era por al menos 40 millones más. La producción ya no puede satisfacer el consumo. Recordemos que apenas 3 o 4 años atrás, el gas no alcanzaba porque los gasoductos no daban a basto para transportarlo”.

3.

¿Qué solución intentó implementar el gobierno de los Kirchner? “Apostaron a las importaciones, para reemplazar el gas que ya no se producía aquí. Y eso salió mal”, agregó el ex secretario de Energía. Concretamente, el Gobierno diseñó el plan de un ducto desde Bolivia, que traería al país el gas de sus gigantescas reservas. Pero el gobierno de Evo Morales no cumplió con los plazos prometidos, y no logró incrementar su producción en los niveles requeridos para la exportación necesaria. El gasoducto no se construyó, el gas boliviano no llegó. Y ahora las importaciones son en barco, más caras y con volúmenes acotados. “Y no se animan a importar gas de Chile, usando los gasoductos que antes usábamos para exportar: al Gobierno le da vergüenza plantearlo, pero sería una solución. Los chilenos hoy tienen gran disponibilidad de gas por las plantas de GLP que levantaron luego de que la Argentina les dejara de vender a partir el 2004”, señaló un técnico del sector.

4.

“El Gobierno tomó una decisión equivocada, y viendo la rueda de auxilio pinchada no fueron capaces de inventar otra solución”, concluye Lapeña. “Hoy -define-, al país le faltan 20 millones de metros cúbicos diarios de gas, en promedio, durante todo el año. Aunque eso queda más a la vista en los días de frío. Como ahora”.

Clarín.com

_____

Les cortan el gas a empresas de Uruguay

La Argentina tiene menos disponibilidad y decidió dejar de suministrarlo para servicios interrumpibles; no hubo quejas oficiales

Nelson Fernández
Corresponsal en Uruguay

Uruguay dejó todo pronto para comenzar hoy a exportar energía eléctrica a la Argentina, pese a que desde ayer está en el pico del año en consumo interno de electricidad.

La situación se produce justo cuando unas diez empresas locales dejaron de recibir gas de la Argentina porque tienen contratos de servicio interrumpible. En paralelo, ambos gobiernos aceleran los estudios para erigir una planta regasificadora en la bahía montevideana, en una obra binacional que permita producir gas para los dos países.

Uruguay precisa esa planta cuanto antes, pero quiere financiarla y construirla al menor costo posible y con garantías de elección de la mejor alternativa, lo que se cruza con el apuro argentino para que se concrete en un tiempo récord. Sobrevuela, aunque nadie se anima a reconocerlo frente a un micrófono, el fantasma de “tiempos electorales” para que la planta de gas esté operativa en el próximo invierno, en plena campaña proselitista argentina.

“Para llegar a esos tiempos, habría que dejar que el gobierno de Cristina se hiciera cargo del costo y Uruguay pague con un mecanismo acordado, hasta un tope de costo conveniente, porque el apuro puede llevar a un precio mayor al real para una obra así”, dijo a LA NACION un alto funcionario de gobierno. Pero ¿eso es posible? “El caso de la represa de Salto Grande se realizó con un mecanismo similar y Uruguay pagó con energía durante años”, dijo el informante, que pidió reserva.
Contratos interrumpibles

En tanto, varias empresas uruguayas recibieron esta semana la comunicación desde la Argentina sobre la imposibilidad de venderles gas a través de los distribuidores locales, Montevideo Gas para la capital y Conecta para el interior. En un primer momento hubo reducción de suministro y para hoy se anunció que no seguiría la venta.

El director nacional de Energía, Ramón Méndez, dijo a LA NACION que el gobierno uruguayo entiende que eso “no es un corte”, sino la aplicación de un contrato que establece que una parte compra cuando lo precisa y la otra, la Argentina en este caso, vende cuando tiene disponibilidad. “Lo importante acá es que pese a la situación de dificultades, la Argentina está honrando su contrato firme”, agregó el funcionario de la administración Mujica.

“Acá se está viendo que los muy buenos vínculos entre los dos países hacen que estemos muy satisfechos con la forma en que se está acordando sobre gas natural y Uruguay no está con queja alguna de la Argentina por esta situación”, declaró Méndez. Los dos gobiernos acaban de firmar un acuerdo para que Uruguay pueda importar gas boliviano a través de la Argentina sin costos adicionales, lo que no está en vigencia aún.

En Chile, tranquilos

En tanto, en Chile, uno de los países históricamente afectados por los cortes en los envíos de gas desde la Argentina, las autoridades energéticas descartaron problemas para este invierno. “No hay ningún riesgo de desabastecimiento de gas natural en la zona central de Chile producto de la crisis en la Argentina, porque ya está operando la nueva planta regasificadora de Quintero”, dijo el secretario ejecutivo de la Asociación de Empresas Distribuidoras de Gas Natural, Carlos Cortés, en referencia a la planta inaugurada a fines del año pasado en las cercanías de Valparaíso. Ayer, el presidente Sebastián Piñera inauguró una segunda planta regasificadora en Mejillones.

Según Cortés, en junio, las importaciones de gas desde la Argentina alcanzaron los 494.000 metros cúbicos diarios, una cantidad bastante marginal en el abastecimiento energético chileno. En el mismo período, la planta de GNL en Quintero regasificó 6,3 millones de metros cúbicos diarios.

Según el Enargas, entre el martes y miércoles de esta semana los envíos de gas a Chile se redujeron a cero. Las exportaciones a Uruguay, que en junio promediaron 220.000 m3 diarios, cayeron esta semana a unos 190.000 m3.

Con la colaboración de Carlos Vergara, corresponsal en Chile

La Nación

_____

Estaciones de GNC esperan que no les corten

Las estaciones de servicio que venden gas natural comprimido (GNC) dicen haber logrado la promesa del Enargas, el ente regulador del servicio, de que no habrá cortes en los surtidores . Así lo aseguró Enrique Fridman, titular de la Cámara de GNC, tras reunirse con funcionarios del organismo para interiorizarse sobre la situación de los surtidores ante la escasez del combustible

“Por supuesto, si hace falta gas en los domicilios, nos van a cortar a nosotros primero, pero por ahora el mercado está tranquilo, normal”, señaló Enrique Fridman, titular de la cámara que nuclea a las estaciones que despachan GNC.

La tranquilidad que pretendieron escuchar de fuentes oficiales los estacioneros se debe a la sugerencia hecha por la Uniön Industrial (UIA) hace un par de días. Entonces, los empresarios advirtieron al Gobierno que se estaba afectando la producción de numerosas empresas y pidieron a los funcionarios que evaluaran otras medidas para todo el peso de la escasez del fluido no recayera solo en la industria.

En particular, la entidad mencionó como posibilidad, la restricción en el consumo de gas natural comprimido en los vehículos .

Por esta razón y otras denuncias de cortes del servicio en empresas, el Enargas salió enseguida a aclarar que “está plenamente garantizado el abastecimiento”, según señaló el organismo en un comunicado. Según los estacionaros, los surtidores de GNC expenden apenas el 5,6% del total de gas que se inyecta a la red en todo el país : unos 125 millones de metros cúbicos. En cuanto a la influencia que puede tener la mayor demanda de gas por el aumento de las conversiones de autos nafteros a gas, que en mayo fue un 40% superior al mismo mes del año pasado, el sector desestimó que esto influyera negativamente en la situación.

Desde la Cámara de GNC, que nuclea a las empresas fabricantes de equipos, señalaron que “el aumento del parque automotor no crece proporcionalmente al consumo de gas, porque “los equipos son cada vez más modernos y eficientes y consumen menos”, argumentaron.

Clarín.com

_____

Neuquén: Buscan garantizar suministro de gas

Por la restricción de Nación, Hidenesa gestionó con petroleras la provisión de GLP para las localidades del interior. Pese a que el precio por tonelada es mayor, se aseguró que no habrá aumento de tarifa. El titular de la empresa estatal explicó que en el país existen inconvenientes para la compra de este producto y pidió a la población un uso racional

Ante la incertidumbre de algunas localidades del interior neuquino por la posible falta en el suministro de Gas Licuado de Petróleo (GLP) – producto de las restricciones implementadas por el gobierno nacional – el presidente de Hidrocarburos del Neuquén SA (Hidenesa), Sergio Schroh, informó ayer que se acordó con la empresa YPF el envío de camiones provenientes de el yacimiento El Portón, que se compró la cantidad equivalente a dos camiones de GLP a la productora Apache de Fernández Oro y otro a Capez en Senillosa y que existe un compromiso de la Compañía Mega para la adquisición de varias toneladas en Bahía Blanca.
El funcionario explicó que en el mercado nacional existen problemas para la adquisición de GLP y destacó que desde el gobierno provincial se están realizando “todos los esfuerzos durante las 24 horas del día” para que no se interrumpa el servicio en ninguna de las diez localidades (entre ellas Aluminé, Loncopué y Caviahue) que la empresa provincial abastece con este producto.
Schroh precisó que en el caso de los camiones que cargaron en El Portón “por la situación de los caminos” dos se mandaron por la Ruta 40 y otros dos por Rincón de los Sauces que servirán “para subsanar los tres o cuatro días siguientes”.
Respecto al cargamento que llegará de Bahía Blanca si bien recordó que significa un incremento en el precio de la tonelada transportada, ésta no se traducirá en un aumento en la tarifa porque “lo subsidia el gobierno provincial”.

El funcionario señaló que “todos los inviernos ocurren situaciones semejantes”. Aunque aseguró que por las restricciones que se imponen a las empresas en esta época del año para priorizar el consumo residencial, “muchas de ellas se han volcado a la compra de productos de GLP a granel para seguir con sus cadenas de producción”. Esta decisión de las empresas y la ola de frío que se vive en el país son factores que contribuyen a la falta del producto.

Mayor demanda
Schroh afirmó que la demanda de este año en el país es mayor a la de años anteriores y que en la provincia hay “un crecimiento entre 2008, 2009, 2010 y con una tendencia en 2011 de un 20 a 25 por ciento anual”.

Resaltó que Hidenesa hace “una previsión anual de la compra” y que el año calendario para la distribución de gas en el país -que lo establece la Secretaría de Energía de la Nación- es de mayo de 2010 a mayo de 2011. “Lo que ocurre habitualmente es que la secretaría convoca a los productores, todos aquellos que tienen cupos exportables y llegan a un acuerdo que se firma en el cual esos productores se comprometen a proveer a los subdistribuidores un cupo de toneladas de gas”, agregó.

Dijo que la empresa provincial envió en marzo las previsiones de lo que se necesita para el período mayo de 2010-mayo de 2011, pero no existe información del convenio entre Nación y las empresas. “Esto mantiene una cuota mayor de incertidumbre”, sostuvo y expresó que el acuerdo permitiría saber a qué productores se puede recurrir en cada mes. “Hoy no sabemos, estamos permanentemente buscando en el mercado con los cinco o seis productores con los que nos manejamos a ver quién tiene una disponibilidad de cupo, porque no está fijado ciertamente como otros años”, enfatizó.

Por los inconvenientes que tiene la firma provincial para la adquisición del GLP, el funcionario recomendó a la población hacer “un uso racional del gas”. “Es importante que el gas que vamos teniendo en cada localidad lo vayamos preservando lo mejor posible, porque no sabemos en qué momento puede haber un bache de un día en el cual no aparece el producto y no tenemos dónde ir a buscarlo”, añadió.

La Mañana Neuquén

_____

Una vez más Catriel estuvo casi un día entero sin GNC

Una vez más la falta de combustible en Catriel perjudicó a automovilistas de la ciudad y a los que pasan por la estación de servicio YPF, ubicada en el acceso sur de la ciudad

El desabastecimiento duró casi un día hasta que se normalizó, y nadie sabe cuándo se puede repetir. Estaría vinculado con la mayor demanda que se registra en Buenos Aires.

Si bien no estuvo afectado el expendio de gasoil o nafta, el sector de GNC de la estación de servicio YPF se paralizó desde las 20 del miércoles, hasta las 16:30 del jueves, hecho que generó inquietud en los usuarios del servicio de la ciudad.

El reclamo de los vecinos se vinculó además con la falta de explicaciones para el desabastecimiento, que se ha hecho habitual en Catriel.

En especial se tiene en cuenta que esta ciudad es productora de petróleo y gas y aquí está radicada una destilería.

Mayor demanda

Según manifestó Pedro Morales, gerente de Camuzzi en Catriel, en esta oportunidad la paralización del expendio de Gas Natural Comprimido se debió a que el consumo masivo en Buenos Aires demandó más cantidad de este recurso que lo habitual.

Debido a este motivo, la empresa Transportadora Gas del Sur redujo la provisión a Camuzzi, organismo encargado de abastecer a su vez la estación de servicio YPF de la ciudad.

Luis Rodríguez, encargado del distribuidor Diesel y de las dos estaciones de servicio YPF, relató que son bandera y representantes de YPF Central por lo que la provisión es automática y depende de los parámetros que esta tenga en cuenta para la distribución del combustible que proviene de Plaza Huincul.

Río Negro

_____

Consecuencias del frío: ya restringen el suministro de GNC en el sur

Por el aumento de consumo de gas en las residencias, debido a los intensos fríos que se están registrando en buena parte del país, San Rafael, General Alvear y Malargüe están sufriendo las primeras consecuencias de esta ola polar. Desde el jueves por la tarde, se suspendió la carga de GNC en las estaciones de servicio de los mencionados departamentos del sur. En tanto que analizan si aplicarán o no esta medida en el Gran Mendoza

A pesar de que el Enargas había asegurado que el suministro de Gas Natural Licuado (GNC) estaría garantizado, la realidad superó las predicciones y en el sur provincial ya se suspendió la venta del combustible.

Según confirmó a MDZ el vicepresidente de AMENA (Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines), Federico Ricci, desde Ecogas se les informó que se suspendería el suministro del fluido a las estaciones de servicio de GNC de San Rafael, Alvear y Malargüe por la escasa presión que se registra en el gasoducto, debido al mayor consumo por la ola de frío.

La situación sería normalizada en el transcurso del día, aunque todo depende de que se incremente la presión en las tuberías.

Ricci señaló que por el momento no hay información de que esta situación pueda replicarse en el Gran Mendoza.

MDZ Online