Rescatan pingüinos empetrolados en Punta del Este

Los ecologistas que los recuperan antes de regresarlos al mar dicen que otro centenar murió en las playas.

Al menos un centenar de pingüinos contaminados con hidrocarburos llegó en las últimas semanas a la costa oceánica de Uruguay, donde ONGs ecologistas intentan que se recuperen para que puedan regresar al mar y retomar su ciclo migratorio.

Según los especialistas, probablemente otro centenar o más murió en las playas antes que pudieran ser rescatados.

En un pequeño galpón de un parque cercano a Punta de Este  voluntarios de la ONG Sociedad para la Conservación de la Biodiversidad de Maldonado (Socobioma) alimentan a unos treinta pingüinos, muchos con manchas oscuras en su piel.

Algunos están delgados y débiles, mientras se mantienen casi inmóviles bajo una luz infrarroja para recibir calor. Otros, ya con sus plumas limpias, se mueven inquietos por el lugar, mientras esperan su ración de pescado.

Los pingüinos empetrolados comenzaron a llegar a las costas de Maldonado y Rocha (sureste) a mediados de junio. Las aves, de la especie Magallanes, proceden del sur de Argentina y cruzan frente a la costa uruguaya todos los inviernos australes, rumbo a la costa brasileña, un camino que luego recorren a la inversa a partir de setiembre, en la primavera austral.

“Empezaron a llegar a las playas a mediados de junio pero la cantidad aumentó en los primeros días de julio. Todos con más de 80% del cuerpo con petróleo”, dijo Lourdes Casas, veterinaria de Socobioma. “En total habrán ingresado unos 70 u 80, de los que quedan poco menos de 60, pero muchos son encontrados ya muertos”.

“Generalmente son pequeños vertidos que hacen los barcos, lavan los tanques y vierten fuel oil al mar”, opinó Richard Tesore,  que lleva 18 años trabajando en la zona con su ONG.

Las manchas de hidrocarburos afectan la temperatura corporal de estas aves, que se acercan a la playa en busca de calor y si no son rescatadas mueren por hipotermia. Cuando llegan a los refugios son desparasitadas e hidratadas y la prioridad es alimentarlas. (Agencia AFP)

Los Andes