Petrolera británica asumirá compromiso con afectados por desastre

La compañía British Petroleum (BP) anunció que asumirá compromisos con los afectados y contribuyentes estadounidenses por el derrame de petróleo en el Golfo de México.

La transnacional británica anunció que hizo hoy su primer aporte de tres mil millones de dólares a un fondo para compensar a las víctimas de la mayor tragedia ambiental en la historia estadounidense.

Un comunicado del presidente de BP, Robert Dudley, asegura que este depósito “demuestra el compromiso de actuar correctamente en las costas del Golfo”.

Mientras, el presidente estadounidense, Barack Obama, asegura que la lucha contra la fuga de petróleo que causó el desastre, está casi concluida tras el tapado con cemento del agujero que provocó la catástrofe.

El proceso emprendido para impedir que el petróleo siguiera derramándose parece haber tenido éxito, subrayó Obama en un acto en honor del equipo de fútbol americano de los Saints de Nueva Orleans (Luisiana, sur), ganadores del Superbowl o la final de 2010.

El mandatario considera que el expediente será cerrado este mes cuando terminen los pozos de alivio que pondrán fin al escape.

Al respecto, ingenieros y técnicos de BP continuaron este lunes la perforación del tramo final de un pozo de alivio que permitirá sellar permanentemente el ducto dañado por la explosión de la Deepwater Horizon en abril último.

Según los especialistas, cortar el pozo y bombear lodo, y cemento en él son la mejor solución para garantizar que no vuelva a derramar crudo al mar.

Ahora, plantean, solo faltan por perforar 30 metros para alcanzar el objetivo, lo que pudiera lograrse al final de esta semana.

Para el almirante retirado Thad Allen, encargado de supervisar las operaciones de limpieza y contención del vertido por el gobierno federal, no hay ninguna probabilidad de que el petróleo vuelva a derramarse, como ocurrió con más de 207 millones de galones que fueron a las aguas.

Llama la atención que ya nadie habla de los efectos a corto y largo plazo de la tragedia, y como advirtieron hace semanas organizaciones ecologistas, como Sierra Club, todo indica que el desastre desaparecerá de los principales medios estadounidenses, pasará sólo a ser parte de la historia.

Prensa Latina

Crecen millonarios gastos de plataforma petrolera BP

Los gastos de la plataforma de la petrolera británica BP que se hundió en el Golfo de México, ascienden a seis mil 100 millones de dólares y crecerán exponencialmente aún más, informó hoy la compañía.

Tal volumen de pérdidas incluye las incurridas en intentar frenar la marea negra que originó desde el pasado 20 de abril, cuando explotó la Deepwater Horizon, en un accidente que provocó 11 muertos, precisó BP.

Según un comunicado de la empresa, los gastos incluyen entre otros, además, la perforación de un segundo pozo, la inyección de cemento en el primero e indemnizar al gobierno federal y a los estados norteamericanos afectados.

La compañía también indicó que recibió una cifra superior a los 145 mil pedidos de indemnización, y que llevó a cabo mas de 103 mil 900 pagos, por un monto de 319 millones de dólares.

Para enfrentar la factura de la catástrofe, que por el monto se cree superará los 32 mil 200 millones de dólares, BP trata de vender activos por 30 mil millones en los veniderons 18 meses aproximadamente.

La magnitud del desastre en el plano ecológico y los ingentes costos para la ecología determinaron la salida del presidente de BP, Tony Hayward.

De acuerdo con fuentes oficiales, el accidente en el Golfo de México (ya controlado, según la BP), provocó el derrame de 4,9 millones de barriles de crudo.

La petrolera británica aseguró al respecto que había recuperado 800 mil barriles del combustible.

En virtud de legislaciones estadounidenses, BP podría pagar una multa de entre mil 100 dólares a cuatro mil 300 dólares por cada tonel vertido al mar y no recuperado.

La sanción por este concepto se estima que alcance 17 mil 600 millones de dólares, lo que se sumaría a un fondo exigido por el gobierno de ese país de 20 mil millones para indemnizar a los habitantes y empresas perjudicados por la marea negra.

Expertos coinciden en que el accidente deja entre las lecciones que la industria de la exploración petrolera deberá prepararse ahora para más altos estándares de seguridad.

Consideran que estos últimos probablemente incluirán sistemas más avanzados para cerrar un pozo en caso de emergencia, parecidos a los dispositivos de respaldo que se encuentran en cualquier planta de energía nuclear.

Pese a las polémicas desatadas sobre la exploración petrolera en aguas profundas, compañías del sector, incluida la BP, creen que ella proseguirá porque allí es donde está la mayoría de las nuevas fuentes.

Datos de publicaciones especializadas seálan que en 2002 sólo el tres por ciento de la producción mundial se originaba en las profundidades marinas.

Sin embargo, se estima que en varios años esa fracción subirá al 10 por ciento.

Prensa Latina