Con GNL se cubre lo que adeuda Bolivia

En septiembre, el gobierno de Evo Morales envió menos gas que lo pactado por ambas naciones. La demanda se terminó de cubrir con Gas Natural Licuado.

Según datos de YPFB Transporte S.A y del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) en septiembre pasado Bolivia envió en promedio 4,8 millones de metros cúbicos diarios a la Argentina, incumpliendo así con la última addenda firmada por ambos gobiernos.

La demanda local fue así cubierta con importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) a través de la planta regasificadora instalada en Bahía Blanca.

Con los buques metaneros se importó unos 5,3 millones de metros cúbicos diarios de gas con picos de 10,04 millones de metros cúbicos registrados el 15 y 16 de septiembre.

De esta forma, el promedio diario de importación de gas de la Argentina, tanto a través de Bolivia como del GNL alcanzó durante el mes pasado los 10,37 millones de metros cúbicos.

Por su parte Bolivia se ve en problemas para poder cumplir con sus obligaciones contractuales.

En septiembre envió a Brasil en promedio unos 29,62 millones de metros cúbicos diarios mientras que su mercado interno demandó por día 7,5 millones de metros cúbicos.

La demanda del energético durante septiembre para Bolivia alcanzó los 41,81 millones de metros cúbicos diarios, ligeramente inferior a los 41,97 millones consumidos y exportados en agosto de este año.

Bolivia exportó así en promedio al mercado argentino 0,20 millones de metros cúbicos por debajo del valor establecido en la Adenda recientemente firmada por YPFB y ENARSA de 5,0 millones de metros cúbicos y muy lejos de los 7,7 millones de metros cúbicos que se habían negociado inicialmente.

Falta determinar si esto se debe a un faltante de recepción por parte de Enarsa o a una faltante de suministro por parte de YPFB.

El poder calórico también podría ser un factor a considerarse para equilibrar los envíos.

Diariamente Neuquén