EEUU demandó a la petrolera BP por derrame en el Golfo de México

El gobierno estadounidense presentó una demanda contra la británica BP y otras ocho empresas para obtener indemnizaciones financieras por el derrame de petróleo en el golfo de México, el peor en la historia de Estados Unidos

La querella fue interpuesta ante la corte federal de Nueva Orleans, donde miles de particulares y pequeños empresarios presentaron ya demandas contra el grupo petrolero, y evoca “más de 75 millones de dólares” de perjuicios ligados a la marea negra.

En el recurso se pide a los tribunales no poner límite financiero en particular para el pago de los daños y las operaciones de recuperación del ambiente.

A término la suma podría alcanzar varios miles de millones de dólares. Desde Londres, la compañía petrolera se declaró dispuesta a cooperar con Estados Unidos.

“BP responderá en su momento a las acusaciones del gobierno y proseguirá con su cooperación en todas las investigaciones llevadas a cabo por el gobierno y con sus peticiones de información”, declaró el grupo en un comunicado.

El gobierno estadounidense busca que se determine la responsabilidad civil por la catástrofe de nueve sociedades y reclama compensación en base a la ley contra la contaminación petrolera y a la ley de aguas limpias “por las pérdidas del gobierno en limpieza, las pérdidas económicas y los daños medioambientales”.

“Estados Unidos estima que hubo violación de las reglas de seguridad, especialmente porque no se tomaron las precauciones necesarias para asegurar el pozo antes de la explosión”, explicó durante una conferencia de prensa el secretario de Justicia estadounidense Eric Holder.

El ministro también citó faltas en “el seguimiento de la vigilancia y mantenimiento del pozo” así como “la ausencia de mantenimiento de los equipos y herramientas más adecuados disponibles e indispensables para proteger al personal, la plataforma, los recursos naturales y el medioambiente”.

La demanda del Estado federal se añade a las decenas de pleitos presentados desde la catástrofe por particulares, pequeños comerciantes y empresas que explotan las riquezas medioambientales del golfo de México, cuyo frágil ecosistema es único en el mundo.

Todas esas demandas fueron reagrupadas en una sola en el verano boreal y encomendadas al juez federal Carl Barbier, de Nueva Orleans, que debería hacerse cargo en paralelo de la demanda del gobierno, según el ministerio de Justicia.

La marea negra fue provocada por la explosión el 20 de abril y posterior hundimiento de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, explotada por BP, con un saldo de once muertos.

Ámbito.com