Río Negro: Lof Loncón del paraje Tres Cerros en conflicto con un juez de Cámara de Roca

CORRE RIESGO LA VIDA DE UN LOF MAPUCHE POR UN PUESTERO ARMADO Y PROTEGIDO POR LA POLICIA DE RIO NEGRO

Desde hace más de dos años el puestero contratado por un juez de Cámara de General Roca, Río Negro, pone en riesgo constante la vida del lof mapuche Loncón del paraje Tres Cerros, ubicado a unos 100 km al oeste de Bariloche.

Rodolfo Sonhutter es el puestero contratado inicialmente por Osvaldo Larroulet, juez de Cámara en lo laboral de Roca y apropiador de una fracción del territorio en conflicto con los Loncón. Ahora prestaría servicios para una sociedad anónima del empresario de Roca Roberto Chechile, quien tiene campos y cabañas en Villa La Angostura, Neuquén, entre otras inversiones.

Desde octubre de 2008 están denunciados algunos de los innumerables hechos de violencia física y con armas cometidos contra miembros de esta familia mapuche, algunos cometidos con la intervención de un grupo de hombres armados oriundos de General Roca y en presencia de sus hijos menores de edad.

El sábado último cometió el último de los innumerables atropellos físicos contra el lof Loncón, el que fue presenciado por dos efectivos de la policía de Río Negro que se encuentran en el campo desde el 28 de diciembre, custodia dispuesta por el juez  Ricardo Calcagno con misiones y funciones inciertas ya que en la práctica en nada impiden los ataques de Sonhoutter. El lof Loncón radicó ayer una denuncia penal contra Sonhoutter en la comisaría Nº 74 de Comallo, donde reclamaron por el papel de espectadores de la custodia policial en el campo, a lo que el oficial de servicios argumentó que “no podemos andar detrás de él”.

Florentino Huircapán, presidente del Consejo de Desarrollo de Comunidades (Codeci), órgano de aplicación de la ley integral del indígenas, y Edgardo Curaqueo presenciaron buena parte del ataque emprendido por Sonhoutter en su jeep matrícula CW864, a campo traviesa, contra un grupo que arreaba vacas y otra gente mapuche que recorría el lugar.

En diciembre del año pasado el lof Loncón reingresó a una fracción del territorio ancestral del que había sido desalojado ilegal e ilegítimamente un año antes, en un procedimiento viciado del que participó Sonhoutter activamente como un policía más. Esa fracción del territorio la reclaman como supuesta propiedad privada primero el camarista Osvaldo Larroulet y ahora el empresario Roberto Chechile. Larroulet y Chechile instalaron como puestero a Sonhuotter y su familia, a quienes responsabilizamos total y plenamente por el accionar violento de su empleado que constantemente pone en riesgo constante a todos y cada uno de los miembros de este lof, incluyendo un menor de 11 años y una anciana.

En octubre de 2008, Sonhoutter junto a 15 (quince) hombres más atacaron a un miembro del lof Loncón cuando el peñi se ocupaba de los animales. Con el peñi tirado en el suelo –totalmente a merced de la banda armada-, el puestero de Larroulet y Chechile le pasó un cuchillo por todo el cuerpo. Esa amenaza de muerte fue denunciada ante la justicia ordinaria, como tantos hechos, sin que el sistema institucional funcione en absoluto para garantizar la vida e integridad de este lof.

Ante la falta de respuestas institucional de parte de la justicia ordinaria y de los distintos estamentos del estado de Río Negro, reclamamos públicamente al camarista Larroulet y al empresario Chechile que respondan por la presencia amenazante de su puestero instalado en el territorio del lof Loncón, paraje Tres Cerros, Comallo, Río Negro.

CAI
Puelmapu, 21 de febrero de 2011.